Diputación abre su convocatoria de ayudas al sector cultural

Hasta el 14 de septiembre, las entidades y personas interesadas pueden presentar sus solicitudes

15.08.2020 | 00:54
La diputada de Cultura, Ana del Val. Foto: Jorge Muñoz

Vitoria – Como anunció el departamento foral de Cultura a finales de julio, el Boletín Oficial del Territorio Histórico de Álava (BOTHA) publicó ayer las bases de la convocatoria de ayudas especial que la Diputación ha aprobado para poder acompañar al sector en estos tiempos marcados por la aparición del covid-19, un paquete de medidas que corresponden al PlanÁ de recuperación económica. A partir de este momento, las entidades y personas interesadas tienen hasta el próximo 14 de septiembre para presentar sus solicitudes.

Dejando a un lado los apoyos destinados al área deportiva, esta convocatoria es única pero consta de tres partes que buscan afrontar distintos problemas aparecidos en el sector cultural a raíz de la pandemia. Así, por un lado se establecen 334.800 euros para las ayudas para gasto corriente, 250.000 euros para el apartado de inversiones, y 50.000 euros para el apoyo al diseño y rediseño de actividades, programas y eventos culturales.

"Las consecuencias económicas de los efectos del covid-19 están siendo difíciles para todos los sectores, con especial incidencia en el sector cultural y creativo de Álava que ha paralizado su actividad. Cabe reseñar que este tejido empresarial está compuesto principalmente por profesionales autónomos y pymes, de pequeña estructura en la mayoría de los casos. Es voluntad de la Diputación dar una cobertura a esas situaciones, hayan o no suspendido su actividad durante el periodo de la pandemia, con ayudas para paliar la situación de pérdida económica directa o indirecta y contribuir al mantenimiento de la actividad de profesionales y empresas del sector cultural del Territorio Histórico de Álava y Enclave de Treviño", como se apunta en el BOTHA.

En cuanto a la primera línea de ayudas enmarcada dentro de la convocatoria general, se desarrollará con la idea de acompañar en el pago de los gastos corrientes. En concreto, los gastos subvencionables corresponderán a los gastos de alquiler del local donde se desarrolla la actividad, de arrendamiento de material técnico y de vehículos de transporte destinados a la actividad laboral, de las cuotas de los préstamos hipotecarios o personales destinados a cubrir la compra del local donde se desarrolla la actividad, de suministros (energéticos, agua, teléfono, Internet) de los locales de trabajo, de servicios de profesionales independientes (gestoría, asesoría, consultoría), de las cuotas de seguros vinculadas a la actividad ordinaria y de los gastos de afiliación a asociaciones profesionales del sector cultural.

Podrán recibir esta ayuda profesionales autónomos, pymes y asociaciones con categoría de microempresa del sector cultural y creativo que se encuadren en alguna de las tipologías siguientes: artes escénicas, diseño gráfico, edición, artes visuales, ilustración, fotografía, restauración de bienes culturales, arqueología, galerías de arte, gestión, mediación y asesoramiento cultural, fábricas de creación, biblioteconomía y archivística. Y otras empresas no específicas del sector cultural que presenten una declaración jurada de que un 60% de su actividad está destinada a actividades culturales y creativas o a proyectos de patrimonio cultural. El periodo subvencionable será desde el 1 de enero hasta el 30 de junio. Se subvencionará el 100% de los gastos presentados, pero cada solicitud tendrá un máximo de 6.000 euros.

La segunda línea tiene que ver con el apoyo a inversiones, reservando 250.000 euros. Los beneficiarios serán los mismos. En ese capítulo, la Diputación busca ayudar a la adquisición de bienes muebles inventariables necesarios para el habitual y correcto funcionamiento de la actividad de la entidad solicitante, de bienes inventariables no materiales, y de bienes muebles inventariables necesarios para la adaptación de la actividad propia de la empresa a las condiciones impuestas por el covid-19. Se consideran bienes muebles inventariables aquellos que reúnen las siguientes características: que no sean bienes fungibles, que su período de vida útil sea superior a un año, y que produzcan un incremento del patrimonio.

En este caso se considerarán inversiones subvencionables las realizadas entre el 1 de enero y el 14 de septiembre. Se subvencionará el 80% de los gastos, estableciéndose como cuantía máxima los 4.000 euros.

La tercera línea, que cuenta con 50.00 euros, tiene que ver con el apoyo al diseño o rediseño de actividades, programas y eventos culturales para cubrir gastos en materia de infraestructuras y equipamientos. En este caso los beneficiarios serán profesionales autónomos, pymes del sector cultural y creativo, pero también asociaciones y fundaciones del ámbito de la cultura en general, así como administraciones públicas que presenten un proyecto cultural rediseñado y adaptado a las nuevas necesidades a causa del covid.

Se apoyarán los gastos de alquiler de infraestructuras y equipamientos necesarios para la producción de actividades, programas y eventos culturales promovidos por las entidades indicadas, siempre y cuando tengan lugar en espacios abiertos. Los gastos deben corresponder al alquiler de vallas, jaimas, carpas, sillas, escenarios cubiertos o sin cubrir, moqueta, generadores eléctricos, faldones perimetrales de escenarios y dispensadores de gel. En este caso, el periodo subvencionable es desde el 22 de mayo hasta el 30 de diciembre. Se subvencionará el 75% de los gastos, y hasta un máximo de 4.000 euros.

"Es la mayor batería de ayudas que se han dado nunca en materia cultural, con el objetivo de cumplir con la máxima de no dejar a nadie atrás e incluso de que a la cultura salga de esta crisis renovada y más fuerte", apuntó en su momento la diputada de Cultura, Ana del Val, aunque su departamento está preparando para otoño otras medidas complementarias relacionadas con el micromecenazgo y con la habilitación de un programa de bonos cultura.