Fotógrafa gasteiztarra

Sara Berasaluce accede al programa de becas LENS de Fotografía

La creadora consigue uno de los accésit gracias a su proyecto 'Fueron', expuesto en la sala Amárica en 2016

26.03.2020 | 01:56
Berasaluce, en la exposición de la sala Amárica en la que presentó 'Izan ziren. Fueron'. Foto: A.L.

Vitoria – Hace ya cuatro años presentó en la sala Amárica el inicio del proyecto Fueron/Izan ziren, una propuesta en la que la fotógrafa gasteiztarra Sara Berasaluce no ha parado de trabajar y que ahora da nuevos frutos. Dentro de su anual convocatoria de becas, la Escuela de Artes Visuales de Madrid LENS ha decidido este año conceder uno de sus accésit a la creadora alavesa gracias a esta misma serie, con lo que la autora va a contar con una ayuda del 50% para poder realizar en el centro su Máster en Creación Fotográfica. Ella ha sido elegida de entre los más de 200 proyectos presentados desde España, Argentina, Bélgica, Brasil, Chile, Colombia, Corea, Costa Rica, Cuba, Escocia, Ecuador, Francia, Honduras, Italia, México, Perú, Portugal, República Dominicana, Turquía y Venezuela.

Fueron/Izan ziren parte de siete imágenes tomadas en la capital alavesa a lo largo de los años 30 del siglo pasado por Ceferino Yanguas –que se conservan en el Archivo Municipal Pilar Aróstegui-, fotografías que sirven para conectar generaciones, autores, técnicas y formatos para proponer una reflexión sobre la atracción que genera la presencia de la cámara fotográfica y el papel de la fotografía en sí.

En la muestra realizada en su día en Vitoria, Berasaluce reunió un total de 140 instantáneas que la creadora realizó a partir de los originales de Yanguas, retratos obtenidos a partir de fotografías documentales y genéricas que se entrelazaban a lo largo de toda la instalación a través de finos pero enredados hilos rojos. Una manifestación por las calles de Gasteiz, una sesión en el Principal, un posado familiar... distintas escenas sirvieron como base. A partir de ahí, Berasaluce centró su mirada en aquellas personas que parecen querer escapar del trabajo del fotógrafo y su cámara, aunque no pueden evitar su presencia y acción. De esta forma se establecieron nuevos significados, partiendo del hecho de convertir a personas anónimas perdidas en muchos casos entre la multitud en protagonistas de un nuevo grupo social.