Steven EnochJugador del bitci Baskonia

"Spahija cree en nosotros y eso es muy importante con cualquier técnico"

Steven Enoch es el jugador más en forma del Baskonia últimamente y, por tanto, una voz autorizada para expresar el sentir de la plantilla en estos complejos momentos

30.11.2021 | 00:17
Steven Enoch, jugador del Bitci Baskonia.

Uno de los nombres propios del Bitci Baskonia en las últimas semanas ha sido sin duda el de Steven Enoch. El pívot norteamericano, que apenas contó en el arranque de la temporada, se ha desatado desde el partido en el que partió como titular contra el Barcelona y desde entonces se ha convertido en una de las mayores amenazas ofensivas del conjunto gasteiztarra y un indiscutible para Spahija en el cinco. Con solo 24 años y unas condiciones físicas y técnicas envidiables, Enoch, que ya es un activo importante para el club, tiene un futuro prometedor. Tras un inicio de temporada con continuos altibajos, el de Connecticut responde a las cuestiones que le plantea DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA y repasa lo que le ha deparado su hasta el momento breve aventura como azulgrana.

No está siendo un arranque de curso fácil para usted ni para sus compañeros. ¿Cómo se encuentra?

–Cuando se trata de jugar a baloncesto en general, no se puede hablar de tiempos duros. El equipo ha tenido días difíciles como el cambio de entrenador y partidos en los que no han salido las cosas, pero todo ello es parte del proceso y son situaciones con las que tenemos que convivir quienes nos dedicamos a esto. Yo intento disfrutar, mantenerme positivo y aprender de todo lo que me va sucediendo.

¿Cómo va su proceso de adaptación a la ciudad y al Baskonia?

–Creo que estoy encajando realmente bien. Estoy intentando dar lo mejor de mí y perfeccionar mis habilidades con cada entrenamiento y cada partido, haciendo lo que me gusta. En verano me decanté por venir al Baskonia porque me daba la opción no solo de seguir en la ACB, también de ganar la experiencia de competir en la Euroliga y ponerme a las órdenes de un entrenador contrastado. Era una opción que no podía dejar escapar y de momento está resultando un acierto. No puedo pedir más.

Al principio apenas tuvo minutos, pero desde que fue titular contra el Barça su rendimiento ha mejorado notablemente. ¿Qué es lo que ha cambiado?

–Simplemente poder jugar con regularidad. Cuando te dan la oportunidad de mostrarte, se obtienen resultados, no importa si son positivos o negativos; cuando cometes errores se puede aprender de ellos, y eso no sucede cuando no juegas. Esa es la mentalidad con la que afronto cada partido, cada oportunidad que me dan.

¿Le ha ayudado la llegada de Neven Spahija a ganar confianza?

–Sí, él está intentando demostrarnos que podemos hacerlo mejor que hasta ahora y nos está incitando a probar cosas diferentes en la cancha. Tenemos que creer en él como técnico, porque él cree en nosotros como jugadores y eso es algo muy importante con cualquier entrenador.

¿Cómo está siendo el día a día con Neven?

–Estamos trabajando muy duro desde que llegó, eso se lo puedo asegurar. Acabamos todos los entrenamientos cansados, lo damos todo. La rutina no ha cambiado demasiado, pero él nos está enseñando su manera de ver el baloncesto y su filosofía. Creo que estamos progresando y dando pasos en la dirección correcta.

¿Por qué cree que las cosas no funcionaron con Ivanovic?

–No lo sé, la verdad, yo simplemente soy un jugador y salgo a la cancha a competir. Cada entrenador es distinto y no sabría decirle qué es lo que cambia de una filosofía o táctica a otra. Nosotros nos tenemos que centrar en salir al campo y jugar, es nuestro trabajo.

¿Cómo se encuentra el equipo en estos momentos? ¿Confían en darle la vuelta a la situación?

–Creo firmemente que con esfuerzo, no importa quién sea el entrenador, vamos a conseguir resultados. Si se sigue el plan del técnico, sea cual sea, y se trabaja duro, es cuando se mejora y llegan los triunfos.

¿Estima que la plantilla necesita algún refuerzo más?

–Más allá de los lesionados Alec Peters, Raieste y Costello, que se ha perdido algunos partidos, no echo en falta a nadie más. No importa cuáles hayan sido los resultados hasta ahora, creo que tenemos herramientas suficientes para sacar esto adelante.

Hablando de su juego, está demostrando tener muchos recursos en la 'pintura'. ¿Quién le enseñó esos movimientos?

–Mi padre fue el que me enseñó a jugar a baloncesto, así que supongo que habría que empezar por él (risas). Después a lo largo de mi carrera he visto muchísimos vídeos de jugadores que han destacado en mi posición, y lo sigo haciendo todavía, es muy enriquecedor. Me he fijado mucho, por ejemplo, en los fundamentos y el juego de pies de Tim Duncan, Hakeem Olajuwon y sobre todo Chris Bosh. Me encanta su juego y la carrera que tuvo, he visto bastantes partidos suyos.

El aspecto defensivo le está costando más que el ofensivo. ¿Cree que es este uno de sus puntos a mejorar?

–Sí, desde luego. Tengo que mejorar en todos los aspectos de mi juego, pero la defensa es sin duda algo que debo perfeccionar para poder medirme a los profesionales que hay en la Euroliga. Trabajo en ello cada día y creo que estoy dando pasos para ser un defensor más sólido.

Hablaba de que su padre fue quien le enseñó a jugar a baloncesto. ¿Cuán importante ha sido para usted a lo largo de su carrera?

–Mi padre ha sido una gran inspiración para mí. En casa es difícil que puedan ver todos los partidos, pero intento mantenerle a él y a mi madre informados. Tengo unos padres fantásticos y son un gran apoyo para mí. Es genial tenerlos, porque conozco amigos y otros jugadores que no han tenido ese entorno tan favorable. Hacen que todo sea más fácil.

¿Siguen viviendo en Estados Unidos?

–Sí, todavía residen en Connecticut, mi ciudad natal.

¿Planea seguir en el Baskonia muchos años o su objetivo es llegar a la NBA y volver a casa?

–Yo voy a donde me lleva el baloncesto. Obviamente, el sueño de todo americano es poder jugar en Estados Unidos, delante de los amigos y la familia, pero yo me centro en los objetivos más inmediatos y en hacerlo lo mejor posible donde juego, no suelo pensar en el futuro.

Su compatriota Mike James dijo que Vitoria es una ciudad aburrida para alguien que llega joven de Estados Unidos. ¿Coincide?

–No he tenido la oportunidad de vivir en ciudades como Barcelona o Madrid, así que no puedo comparar. La única experiencia que he tenido viviendo en España ha sido esta y el año que estuve en el Obradoiro. En Santiago es difícil valorar, porque con el covid-19 no pude hacer muchas cosas, pero Vitoria hasta ahora me ha parecido una ciudad agradable. Es pequeña, pero viva, con mucha gente en las calles.

"Solo cuando juegas regularmente tienes la oportunidad de aprender de los errores y mejorar"

"La defensa es sin duda algo que debo perfeccionar para competir en la Euroliga, trabajo en ello cada día"

"Creo firmemente que con trabajo, no importa quién sea el entrenador, podemos dar la vuelta a la situación"


noticias de noticiasdealava