El peor momento del curso

Punto de inflexión en Valencia

El rendimiento del Baskonia ha caído considerablemente desde su eliminación de la Euroliga y el equipo ya arrastraba malas sensaciones antes del brote de covid-19

26.05.2021 | 00:50
La eliminación de la Euroliga, la marcha de Vildoza, el brote de covid-19 y la lesión de Polonara han lastrado al cuadro vitoriano

El Baskonia llega al play off de la ACB, el momento culmen de la temporada para los gasteiztarras, con las peores sensaciones posibles, tanto en juego como en resultados. El rendimiento del cuadro de Dusko Ivanovic ha descendido en picado en el último mes y medio y así lo reflejan sus últimos ocho partidos de fase regular, en los que solo ha conseguido dos victorias, contra el Gipuzkoa Basket y el Movistar Estudiantes, ambos descendidos a LEB Oro. El brote de covid-19 sufrido dentro de la plantilla y la marcha de Luca Vildoza a los Knicks de la NBA tienen gran culpa de ello, pero el factor psicológico también ha jugado su papel.

El comienzo de la decadencia azulgrana tiene fecha, concretamente el pasado 8 de abril, en la última jornada de Euroliga contra el Valencia Basket, precisamente el que será su primer rival en el play off. Hasta ese momento, el Baskonia llevaba un ritmo trepidante y estaba realizando su mejor baloncesto de la temporada. De hecho, entre el 29 de enero, en el duelo contra el Zalgiris, y el 30 de marzo, contra el Panathinaikos, su balance fue de nueve victorias y una sola derrota en la Euroliga, mientras que en la ACB obtuvo cinco victorias en siete partidos.

Los azulgranas protagonizaron una heroica remontada en el torneo continental y llegaron a los dos últimos encuentros de la fase regular con opciones de alcanzar el Top 8. Sin embargo, una derrota en un partidazo contra el Efes por 101-111 y otra en la última jornada contra el Valencia por 86-81 terminaron con las opciones de los alaveses. En ese momento, Giedraitis estaba pasando por un momento dulce de anotación, Henry y Polonara estaban tirando del carro con su energía y sus jugadas de fantasía, mientras que la aportación de Peters, Dragic y Sedekerskis también estaba siendo destacable. Sin embargo, todo eso quedó en el olvido al quedarse fuera del play off de la Euroliga.

Peters se lanza al suelo a por un balón en pugna con Marinkovic en el partido que supuso la eliminación continental del Baskonia  
BAJÓN ANTES DEL BROTE La eliminación del torneo continental, sin llegar a ser un mazazo psicológico, sí que restó motivación a la plantilla, que llevaba toda la temporada exprimiéndose para ubicarse entre los ocho mejores de la competición. Con su presencia en el play off de la ACB encarrilada y rumores acerca de las salidas de Vildoza, Henry, Polonara y Giedraitis, se creó cierta sensación de haber terminado ya la campaña. Tras la tensión de haberse jugado el todo por el todo contra el Efes y el Valencia, el equipo soltó el pie del acelerador contra el UCAM Murcia, duelo que perdió por 92-87 a pesar de tener a toda la plantilla excepto a Jekiri disponible.

La asfixiante defensa de la que había hecho gala el Baskonia a lo largo de la temporada desapareció tras el compromiso contra el Valencia, al encajar 92 puntos en las dos siguientes jornadas, contra el UCAM y contra el Movistar Estudiantes. El duelo ante el segundo se saldó con victoria azulgrana por 96-92, pero las malas sensaciones se confirmaron en la siguiente jornada contra el Hereda San Pablo Burgos. Los de Joan Peñarroya pasaron por encima de los gasteiztarras en un fatídico tercer cuarto y se impusieron por 83-94, en el que fue el último partido oficial del Baskonia antes de que todo saltara por los aires con el brote de covid-19 y la marcha de Vildoza a la NBA.

VUELTA A EMPEZAR A los problemas que arrastraba el equipo desde la eliminación de la Euroliga se le sumaron hasta cinco contagios por covid-19 dentro de la plantilla, lo cual le obligó a suspender los entrenamientos y a aplazar sus compromisos. Desde entonces, al plantel y especialmente a los jugadores afectados por el virus les ha costado recuperar el tono físico. Este contratiempo, sumado a los fichajes de Colom y Massenat para cubrir la baja de Vildoza, ha provocado que el Baskonia tenga que volver a empezar prácticamente de cero. La adaptación de los nuevos y la falta de ritmo han perjudicado al equipo, que ha perdido contra el Joventut, el Unicaja, el Barça y el Manresa. Para mayor desgracia, Polonara, uno de los puntales de la plantilla, cayó lesionado contra el Unicaja.

La derrota en Manresa, consumada el pasado domingo, es quizá la más dolorosa, ya que en ese duelo el aspecto físico no tuvo tanta influencia como en los anteriores y, aún y todo, no fueron capaces de superar a un conjunto que no se jugaba nada. El Baskonia llegó vivo a los minutos finales, pero no estuvo acertado en el plano ofensivo, por lo que el problema va más allá de las consecuencias del brote. Ivanovic tiene una semana por delante para obrar el milagro y revertir la situación, que comenzó a torcerse en Valencia.

La cifra
2-6: El balance del Baskonia desde la eliminación en Euroliga contra el Valencia es de dos victorias en ocho partidos disputados en la ACB. Desde entonces, los gasteiztarras solo han logrado superar al Estudiantes y al Gipuzkoa Basket, ambos descendidos.

Resultados desde el 8 de abril

Valencia-Baskonia         86-81
UCAM-Baskonia          92-87
Baskonia-Estudiantes   96-92
Baskonia-Burgos         83-94
Baskonia-Joventut       71-79
GBC-Baskonia            63-81
Baskonia-Unicaja        70-79
Barça-Baskonia          87-74
Manresa-Baskonia     71-68

La eliminación de la Euroliga, la marcha de Vildoza, el brote de covid-19 y la lesión de Polonara han lastrado al cuadro vitoriano


Noticias relacionadas

noticias de noticiasdealava