Análisis uno por uno

Ilimane se reencuentra

Por fin dio señales tras demasiado tiempo relegado al ostracismo. Intimidador bajo los aros con un elevado número de tapones. Incluso se permitió el lujo de lucir su muñeca en algún intervalo de la velada

30.01.2021 | 00:38
Ilimane Diop fue importante en la victoria con sus cuatro tapones y un gran trabajo de intimidación. Foto: Jorge Muñoz

Henry Desequilibrante tanto en el arranque como en el final del partido. En ambas fases fue un martillo pilón en ataque minando la moral del Zalgiris. Su palmeo y su posterior triple ahorraron la incertidumbre.

Tadas No miró en exceso el aro rival, pero fue importante en el trabajo de desgaste sobre los exteriores del Zalgiris. Metió buenas manos en defensa y se dejó sentir con su gran físico, especialmente hasta el descanso.

Giedraitis De los más flojos en el Baskonia. Sin excesiva mordiente ante el aro lituano y con deslices atrás ante Walkup que se tradujeron en canastas del Zalgiris. Otra sorprendente minutada entre pecho y espalda.

Fall Duró apenas un minuto y medio en pista antes de convertirse en un espectador de lujo. Difícil cometer más errores en menos tiempo. Falló dos canastas a un palmo del aro e Ivanovic le retiró la confianza.

Polonara También ha tenido mejores días que ayer en la actual temporada. Secundario en una victoria donde otros jugadores dieron un paso al frente. Una discreta tarjeta anotadora y más banquillo del habitual.

Jekiri Una de sus actuaciones más convincentes de los últimos tiempos. Aportó dureza al juego interior y efectuó un férreo marcaje a Lauvergne, la referencia interior del Zalgiris. También sumó en ataque.

Vildoza Sus aciertos pesaron más en la balanza que los errores, sobre todo en forma de pérdidas. Algún tramo de máxima inspiración ofensiva. Continúa renqueante de sus problemas físicos en la espalda.

Diop Por fin dio señales tras demasiado tiempo relegado al ostracismo. Intimidador bajo los aros con un elevado número de tapones. Incluso se permitió el lujo de lucir su muñeca en algún intervalo de la velada.

Peters Un encuentro muy completo a todos los niveles. Manchó todos los apartados estadísticos y también exhibió su buena lectura del juego regalando varias asistencias. El pobre acierto exterior, su único lunar.

Dragic Otro de los que sumó saliendo desde el banquillo. Como en él es habitual, se dejó sentir en el juego de transición finalizando un par de contragolpes. Le cuesta ser una sólida amenaza desde la línea del 6,75.