El Bilbao Basket suma y sigue

Liga ACB. Se sitúa en la quinta plaza y avisa a sus rivales de cara a la Copa del Rey

09.02.2020 | 06:24
Schreiner, del Bilbao.

Bilbao Basket98

Unicaja95

RETABET BILBAO Schreiner (7), Rafa Martínez (7), Bouteille (16), Sulejmanovic (5) y Balvin (8) -cinco titular-; Rousselle (11), Rigo (6), Sergio Rodríguez (3), Kulboka (18), Lammers (17), Haws y Cruz.

UNICAJA MÁLAGA Adams (18), Fernández (20), Toupane, Thompson (13) y Gerun (9) -cinco inicial-; Díaz (3), Brizuela (21), Waczynksi (5), Suárez (3), Guerrero (3) y Elegar.

Parciales 22-18, 26-18, 20-35, 30-24.

Árbitros Miguel Ángel Pérez Pérez, Arnau Padrós y Esperanza Mendoza. Sin eliminados.

Pabellón Bilbao Arena de Miribilla ante 8.690 espectadores.

Bilbao - El Retabet Bilbao Basket mantuvo ayer su idilio con la Liga Endesa en el año de su regreso a la máxima categoría al conseguir el decimotercer triunfo en 21 jornadas ante otro grande, el Unicaja (98-95), en un igualado y emocionante encuentro que le aupa a la quinta plaza y avisa a sus rivales de cara a la Copa del Rey de la próxima semana precisamente en Málaga.

Lideraron la victoria de los hombres de negro Ben Txapel Lammers (17 puntos, media decena de 'alley oops', 5 rebotes, 2 tapones y 24 de valoración), clave en el último cuarto, y Arnoldas Kulboka (18, 5 y 22), muy bien al principio y al final.

Aunque el triunfo local fue de nuevo una labor coral con protagonismo de casi toda la plantilla que tiene a su disposición Alex Mumbrú y en la que también terminaron con números destacados los habituales Axel Bouteille (16 y 6) y Ondrej Balvin (8, 5 y 13).

El pívot checo fue, además, quien logró los dos tiros libres definitivos a 8.6 segundos del final antes de que el aro bilbaíno escupiese el triple casi sobre la bocina de Jaime Fernández.

El base escolta madrileño fue precisamente unos de los destacados de su equipo en sus mejores momentos del tercer cuarto cuando, triple a triple, remontaron un encuentro que perdían por 15 (53-38) hasta auparse 4 arriba (67-71) antes de comenzar el último parcial.

Entre Jaime (20, 4/7 T3, 7 asistencias y 23), Dario Brizuela (21, 3/7 T3 y 23) y Josh Adams (18 y 4/5 T3) no dejaron de acertar en la segunda mitad en el aro local, aunque el visitante más sólido fue Deon Thompson (13, 9 y 20), aunque bien parado al final por Lammers.

Ambos equipos llegaroncon gran igualdad al final. Pero siempre con el Bilbao Basket por delante y el Unicaja muy obligado. En esa dinámica fueron decisivos los dos tiros libres de Balvin y definitivo el error final de Jaime, muy apurado en su lanzamiento. - Efe

21ª jornada