Vivienda

Comienza el derribo de las viviendas de Olarizu

En noviembre serán historia estas conocidas viviendas de Gasteiz

17.06.2021 | 09:12
Empieza la demolición de las viviendas de Olarizu.

Las viviendas de la Avenida de Olarizu empiezan a desaparecer de la fisonomía de Gasteiz con las tareas de derribo que han comenzado esta misma mañana. Nueve días después de lograr culminar el complejo proceso de la recuperación de oficio y desalojar a los últimos okupas de los inmuebles, las excavadoras, mazas y camiones de carga se han adueñado de los portales de estas 124 viviendas.


Una gran tijera inicia los trabajos

En medio de una inusitada expetación y con numerosa presencia de medios de comunicación con puntualidad han empezado las máquinas su ardua tarea de demolición. Lo ha hecho una gran tijera en la zona de uno de los patios con los primeros golpes sobre la fachada de ladrillo, a la altura del quinto piso, y la caída de los primeros cascotes en una zona completamente vallada y acordonada.

Entre los presentes en este especial inicio del derribo se encontraba también Serafín Lahidalga, actual presidente del Consejo de Olarizu, y que ha visto también cómo desaparece un trozo de su historia en la zona. Lahidalga fue uno de los residentes en las viviendas ahora empezadas a derribar hace varias décadas y que ahora asiste al proceso de ver cómo en unos meses toda esa zona se convertirá en un solar vacío.


Un recuerdo para noviembre


Empiezan unos trabajos que tienen fijado un plazo máximo de cinco meses para su ejecución. De no mediar ningún contratiempo en esta demolición, para el mes de noviembre los bloques de ladrillo rojo de cinco alturas pasarán a ser historia y dejarán vía libre a la regeneración urbanística de la zona.

Este inicio de obra era uno de los objetivos marcados por el gabinete Urtaran para terminar con el fenómeno de la okupación en diferentes zonas de la ciudad. La tarea ha sido larga y se ha extendido durante siete años, desde que comenzaron las primeras ocupaciones ilegales de los pisos hasta que el pasado martes 8 de junio se vaciaron los últimos tres inmuebles okupados.



Labores previas a la demolición

Durante estas jornadas hasta que ha empezado la demolición los operaciones de la empresa encargada del derribo han vaciado de enseres los pisos de los bloques, han derribado tabiques interiores y han detectado la posible presencia de amianto. En caso de encontrar puntos con este nocivo elemento las tareas se pueden retrasar y demorar por las especificidades que conlleva.

795.000 euros por la demoliciónLas obras para derribar los bloques de viviendas en la avenida de Olarizu tendrán un coste de 795.757,80 euros. Según adelantó DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA el máximo órgano de contratación municipal acordó la propuesta de adjudicación del contrato para la demolición de los inmuebles. La empresa elegida es la unión temporal (UTE) formada por Campezo Obras y Servicios junto a Excavaciones Ipar Lur.

La propuesta vencedora ha planteado una rebaja del 40,08% respecto al precio inicial de licitación, 1,32 millones de euros IVA incluido, en el que se tasaron los trabajos. Las dos compañías han rebajado esa cantidad hasta los 795.757,80 euros, IVA incluido, lo que les ha llevado a ser la oferta que, con la unanimidad de la Mesa de Contratación y una valoración final de 81,50 puntos, se ha llevado un competido concurso.

Una vez que pasen a ser historia los bloques de Olarizu, el Ayuntamiento prepara una regeneración de la zona con la construcción de 356 viviendas libres y de precio tasado. No se contempla edificar pisos de alquiler social. 

noticias de noticiasdealava