Los productos alaveses llegan a Santiago de Compostela

La promoción de Miguel García arrancó ayer el último tramo de una aventura que inició hace cuatro años

01.04.2021 | 23:46

Vitoria – Miguel García, el tío de la carretilla, arrancó ayer a las siete de la mañana el último tramo del Camino de Santiago, una aventura iniciada hace casi cuatro años, que le ha llevado a ir recorriendo la Ruta Jacobea llevando los productos alaveses por bandera. O más bien como transportador de esos productos con su popular carretilla con las banderas de Álava, del Alavés por su centenario y de los propios productos y colaboradores alaveses, entre ellos DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA. En Santiago sacará también la ikurriña como ha hecho en otros viajes al llegar a la localidad final.

En esta ocasión, el último tramo que hará es entre Sarria y Santiago de Compostela, unos 130 kilómetros, en donde espera llegar el lunes tras andar los tramos Sarria-Portomarin (22.4 kilómetros), Portomarin-Palas do Rei (25), Palas do Rei-Melide-Arzúa (28,8), Arzúa-O Pedrouzo (19,1) y O Pedrouzo-Santiago de Compostela (20 kilómetros).

Como en los tramos que ha recorrido hasta ahora, al igual que un tramo especial que hizo por tierras alavesas para visibilizar esa variante de la ruta, en la carretilla viajaran la Sal de Añana, el patxaran alavés, el txakoli, la sidra de Kuartango, el vino de Rioja Alavesa, el aceite de oliva virgen extra de Rioja Alavesa, el paté de trufa de Elciego, las patatas alavesas de Udapa, los embutidos, las legumbres de Garlan, el café La Brasileña, el azúcar de Azucarera y la carne de las terreñas alavesas, "porque ya no cabe más", para promocionar, como dice Miguel, "todo lo alavés".

En su recorrido diario tiene previsto parar a un lado del camino sobre las once de la mañana para dar a degustar los productos que lleva, aunque sin cocinarlos en esta ocasión, ya que otras veces se ha animado a preparar tortillas de patatas o embutidos a la brasa. Cuenta que con este viaje que está realizado "termino el proyecto en el que he invertido cuatro años llevando con orgullo los productos alaveses por toda la geografía".