Consecuencias de la pandemia

Álava flexibiliza las visitas y las salidas en sus residencias

La pandemia continúa retrocediendo y coloca ya al territorio en zona amarilla

02.03.2021 | 01:09
La situación mejora lentamente en Gasteiz

Una de las noticias más esperadas. En el mismo día en el que se certificó que ninguna localidad de Álava permanece ya en zona roja, la Diputación foral del territorio anunció ayer la flexibilización de las visitas y estancias en las residencias de mayores. Una medida que llega acordada por el órgano de coordinación de la covid-19 en Euskadi, en el que se reúnen las tres diputaciones y el Departamento vasco de Salud y que permitirán, a partir de mañana mismo, cuatro salidas y dos visitas semanales.

Hasta el momento, sólo Bizkaia había relajado las medidas preventivas contra el virus, mientras que Gipuzkoa y Álava permanecían a expensas de la próxima reunión del comité asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI), previsto para el viernes. Sin embargo, tras reunirse ayer las instituciones concernidas, se ha fijado un protocolo compartido aplicable a los tres territorios, que será presentado al LABI el viernes para su ratificación.

Pero no habrá que esperar a que finalice la semana para disfrutar de las nuevas medidas ya que las residencias de Álava las aplicarán desde hoy mismo, según informó la institución foral. De esta manera, se ampliará de uno a dos el número de personas por visita a cada persona usuaria, y se mantiene la posibilidad de realizar, al menos, dos visitas por semana a cada persona residente. En cuanto a las salidas, se aumentará de dos a cuatro salidas semanales, como mínimo, por persona usuaria.

Se tratará, preferiblemente, de paseos terapéuticos en espacios abiertos del entorno de las residencias. Los centros podrán autorizar mayores frecuencias y diversidad de las visitas y salidas en función de las circunstancias personales de la persona residente y a las posibilidades organizativas de cada centro.

Una necesaria flexibilización de las medidas, señaló el ente foral, a fin de que las personas residentes puedan tener una mayor contacto con familiares y allegados, que mejore su calidad de vida y la gestión de su privacidad. El régimen de salidas y visitas tiene, además, un componente de salud mental muy importante para las personas mayores.

En zona amarilla Todo cuando la pandemia continúa retrocediendo en Álava, aunque a una velocidad cada vez más lenta. El territorio sumó este pasado domingo 41 nuevos casos de covid-19, ocho menos que en la jornada previa, y se asienta en zona amarilla con una incidencia acumulada de 252,57 positivos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas. La provincia contabilizó un total de 420 nuevos contagios durante la última semana de febrero, cinco más que en los siete días precedentes, por lo que se confirma esta situación de estabilidad de la crisis sanitaria, todavía a la baja en diferentes indicadores.

Según informó ayer el Departamento vasco de Salud, Gasteiz acumuló 35 de los nuevos positivos detectados el último día de la pasada semana y ha reduce su acumulado hasta los 274,50 positivos por cada 100.000 habitantes.

Fuera de la ciudad, una de las mejores noticias de la jornada fue que Valdegovía, el único municipio alavés que aún se mantenía en zona roja, ha abandonado este escenario de máximo riesgo tras encadenar seis jornadas consecutivas libre de covid-19. En consecuencia, tanto el deporte escolar como en grupo, suspendidos en este núcleo rural desde el pasado 22 de febrero, podrán volver a retomarse desde hoy.

noticias de noticiasdealava