Alerta sanitaria

Casi el 40% del personal de Osakidetza ha recibido ya la primera dosis de la vacuna

El antídoto llegará la próxima semana a los agentes de la Ertzaintza y los profesionales de centros de día

13.02.2021 | 00:37

donostia – Un 39,62% de la plantilla de Osakidetza ha recibido la primera dosis de la vacuna contra el covid-19, según informó ayer el Departamento de Salud del Gobierno Vasco, que precisó que el próximo miércoles comenzará la vacunación con agentes de la Ertzaintza.

Según los datos facilitados por Salud en una nota, continúa la campaña de vacunación contra el covid-19 en Euskadi y ya se han administrado 92.204 vacunas (54.875 primeras dosis y 37.329 segundas dosis).

Ayer mismo llegaron a Euskadi 10.500 vacunas de AstraZeneca, que se suman a las 9.100 llegadas el lunes, y el miércoles de la próxima semana comenzarán con ellas las vacunaciones de agentes de la Ertzaintza.

Por su parte, la vacunación de profesionales de centros de día se realizará la próxima semana, en función de la operativa y coordinación con las diputaciones forales, ya que será su personal quien la administre.

El Departamento de Salud indicó que seguirá manteniendo "un stock de seguridad" de vacunas para garantizar la administración de la segunda dosis "en tiempo y forma" al considerar que es una estrategia que ha resultado "acertada".

"De hecho –puso de manifiesto–, el propio Ministerio de Sanidad ha informado de una reducción de dosis de Moderna en las próximas entregas y ha recomendado a las comunidades autónomas mantener una reserva suficiente de vacunas para garantizar la segunda dosis".

El departamento también indicó que "la incertidumbre sobre las entregas y la disponibilidad de vacunas hacen que las planificaciones y citaciones para administrar las dosis estén en continua actualización y la reducción de las dosis de Moderna tendrán también su reflejo". Su previsión es continuar la semana que viene con la vacunación en residencias de mayores de Bizkaia, entre profesionales de Osakidetza y de clínicas privadas, en la Ertzaintza y entre trabajadores de centros de día.