Las lanzaderas de empleo alavesas, "ahora más necesarias que nunca"

La Diputada de Fomento del Empleo, Cristina González, subraya que la actual situación implica que "necesitamos acciones eficaces que ayuden a paliar los efectos que la pandemia está provocando en el mercado laboral"

08.02.2021 | 00:40
lanzaderas de empleo

Vitoria – Las lanzaderas de empleo siguen adelante en Araba, en un contexto difícil para el mercado laboral, marcado directamente por las consecuencias que está generando la crisis sanitaria en ámbitos como el social o el económico. Tampoco el desarrollo de estas lanzaderas, en su quinta edición, está siendo común. Las medidas sanitarias han obligado, en esta ocasión, a explorar más en profundidad que en años anteriores su formato online, aunque esto no ha impedido que un total de 49 personas se hayan sumado en el territorio a estas lanzaderas (20 en Llodio y 29 en Vitoria). Esta experiencia de inmersión en el ámbito digital les está proporcionando, además, un aprendizaje y una práctica "muy útil" para los futuros procesos de selección en los que participen y para sus futuros empleos, en lo que requerirán de estas herramientas.

Y es que, contra viento y marea, el departamento de Fomento de Empleo, Comercio y Turismo de la Diputación Foral de Álava continúa desarrollando, en colaboración directa con la Fundación Santa María la Real, esta quinta edición –informa el ente foral– con el objetivo de entrenar en la búsqueda de trabajo a personas desempleadas de distintas edades, niveles formativos y trayectorias profesionales. Fuentes de la Diputación recuerdan que el programa ha adaptado su metodología a la situación de pandemia y combina sesiones presenciales con sesiones online. La propia diputada de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo, Cristina González, incide en que "desarrollamos la quinta edición de este programa con el aval de los buenos resultados obtenidos en las primeras cuatro, con una tasa media de inserción laboral cercana al 60%. La situación económica y laboral es difícil debido a las consecuencias de la crisis sanitaria, y necesitamos más que nunca acciones eficaces que ayuden a paliar los efectos de la pandemia en el mercado de trabajo".

En Llodio En el caso de Llodio, hay una única lanzadera de empleo, en la que en estos momentos se encuentran participando 20 personas (16 mujeres y 4 hombres de entre 25 y 59 años). Bajo la coordinación de Iratxe Carrión, proceden de sectores tan dispares como la administración y finanzas, el tercer sector, el ámbito sociosanitario o la Ingeniería geológica, entre otros.

Carrión informa, en ese sentido, que los participantes han empezado esta nueva edición "con mucha fuerza, han ido cogiendo confianza en sí mismos y en el equipo y poco a poco cada vez son más participativos y comunicativos". Además, se han ido amoldando a las reuniones online "superando miedos y desarrollando la paciencia, que es muy necesaria en estos momentos".

Al fin y al cabo, se reúnen 2 días a la semana de manera presencial con la mitad del equipo cada día ( lunes y martes) y los miércoles realizan sesión online los 20. Del equipo, afirma que es "muy potente" en lo que a experiencia, conocimientos y competencias respecta, y con perfiles muy heterogéneos, en el que muchos dominan además varios idiomas. "Están enfrentándose a los nuevos retos del mercado laboral trabajando de manera colaborativa, entrenando y reforzando donde más necesidad tienen y aprendiendo a usar las herramientas digitales para poder participar en cualquier proceso de selección actual", explica.

Hasta ahora, han trabajado la construcción de equipos, competencias personales y digitales y autoconocimiento, y se han fijado su objetivo laboral para ponerse manos a la obra y "hacer un curriculum atractivo que diga quienes son según lo veas, que se basa en una marca personal trabajada y la experiencia y conocimientos que llevan a sus espaldas". Ahora, encaran febrero comenzando a trabajar por proyectos y "con la ilusión de empezar a construir en equipo".

En Vitoria I La lanzadera Vitoria I, por su parte, gestionada por Ana Belén Sánchez, la conforman un total de 15 personas (10 mujeres y 5 hombres de entre23 y 52 años). En su caso, vienen de sectores como la Biología, el administrativo, comercio, artes gráficas, recursos humanos, limpieza, aeronáutica, etc.

Su coordinadora reconoce que partieron de una base común de "cierto desánimo", no solo marcado por su situación personal sino también por las circunstancias derivadas de la pandemia. "Creo que han conseguido animarse en cierta manera, al ver cómo el resto de compañeros está como ellos", afirma ahora. Además, reconoce que a muchos les ha venido bien "parar un poco a recapacitar sobre cómo se sienten o en qué momento están, esa parte de autoconocimiento".

También en este caso ha sido "imprescindible" el trabajo online, ya que es gente "muy activa" que hace todo lo que está en su mano por buscar la oportunidad laboral y han creado un buen ambiente que hace que sean "mucho más cómodas las sesiones". En esta lanzadera, los lunes y martes celebran sesión presencial, y los miércoles, online. Además, algunos jueves realizan talleres de colaboradores. Hasta el momento, han trabajado el autoconocimiento, trabajo personal, objetivo profesional, comunicación, dinámicas grupales, curriculum, Linkedin, herramientas digitales, etc.

en vitoria II Por otra parte, en la segunda lanzadera de Vitoria, coordinada por Irene Rodríguez, hay 14 personas (9 mujeres y 5 hombres de edades comprendidas entre los 24 y los 52 años), y de sectores heterogéneos (trabajo social, logística, atención al cliente, administrativo, recursos humanos, etc.).

En su caso, reconoce que la evolución ha sido "buena, porque es un equipo muy participativo. Trabajan en equipo sin problemas y hay muy buen ambiente, además de varias incorporaciones precedidas por los buenos perfiles y el trabajo que están realizando". También ellos han tenido que adaptarse a las actuales medidas sanitarias marcadas por la pandemia, por lo que trabajan dos días de manera presencial en quipos subdivididos, para poder cumplir con las normativas de aforo en el aula y un día de manera telemática todas las personas juntas.

Hasta ahora, han profundizado en el autoconocimiento, las emociones, el CV, y para los próximos meses "quedarían como aspectos fundamentales trabajar la carta de presentación, las entrevistas, la comunicación, mapa de empleabilidad y prospección de ofertas". De esta forma, desde todas las lanzaderas encaran el futuro con optimismo, haciendo frente a las consecuencias que ha traído consigo la pandemia.

Cambios

Grupos. Hay dos factores que han cambiado durante la celebración de las presentes lanzaderas de empleo, organizadas por la Diputación Foral de Álava y la Fundación Santa María la Real. Una de ellas, es que los grupos se han reducido en esta quinta edición en las clases presenciales.

Presencialidad. Además, la propia presencialidad es otro factor que ha cambiado. Para poder adecuarse a las medidas sanitarias, esta vez han explorado más que nunca las opciones online, y parte de las lecciones las imparten de manera telemática para evitar riesgos.

En cifras

49

Un total de 49 personas se han sumado en el territorio a la quinta edición de las lanzaderas de empleo organizadas por la Diputación Foral de Álava y la Fundación Santa María la Real (20 en Llodio y 29 en Vitoria).

20

En el caso de Llodio, hay una única lanzadera de empleo, en la que en estos momentos se encuentran participando 20 personas (16 mujeres y 4 hombres de entre 25 y 59 años).

15

Una de las dos lanzaderas existentes en la capital, la conocida como Vitoria I, por su parte, está gestionada por Ana Belén Sánchez, y la conforman un total de 15 personas (10 mujeres y 5 hombres de entre 23 y 52 años).

14

Por último, en la segunda lanzadera de Vitoria, coordinada por Irene Rodríguez, hay 14 personas (9 mujeres y 5 hombres de edades comprendidas entre los 24 y los 52 años),