Asuntos sociales

Críticas a la conversión de la residencia San Prudencio en viviendas comunitarias

Zazpigarren Alava no acepta el reparto competencial en servicios sociales

28.01.2021 | 11:53
Residencia San Prudencio.

La asociación Zazpigarren Alaba ha pedido comparecer nuevamente en la comisión de Políticas Sociales, Personas Mayores e Infancia que celebrará el Ayuntamiento el próximo lunes. La agrupación ha recordado que la comisión celebrada el pasado 21 de diciembre en el consistorio a petición suya y de la Asociación de Familiares de Residencias y Centros de Día Babestu Araba, "ha quedado en parte superada y condicionada por la decisión adoptada esos mismos días por la firma de un nuevo Acuerdo-Convenio Marco entre Diputación y Ayuntamiento de Vitoria".

En el escrito que han compartido este jueves, resaltan que no aceptan este acuerdo, porque en lo referente a la Residencia San Prudencio, "se pretende liquidar este recurso residencial público, que es tan escaso en Gasteiz habida cuenta del número importante de personas Dependientes de Grados 2 y 3 que están en listas de espera".

A esto añaden su rechazo al Acuerdo de Ayuntamiento y Diputación, que dice en su primera página: "En la actualidad, ambas instituciones, Diputación Foral de Álava y Ayuntamiento de Vitoria, han acordado caminar de forma progresiva hacia el cese del modelo residencial y de centro de día foral en el CIAM San Prudencio, estableciendo un período transitorio hasta 31 de diciembre de 2024".
 

Peticiones

Entre otras cuestiones, la asociación no acepta que la 3ª Planta del CIAM de San Prudencio se convierta en Vivienda Comunitaria Municipal para personas con dependencia de Grado 1, con 25 plazas, "reubicando a las personas que residen actualmente en esta planta en otras plazas disponibles en las plantas baja, primera y segunda".


Para esa tercera planta (en la que actualmente hay 18 usuarios y caben 7 más), propone que se mantenga y se aumenten esas 7 plazas de las más de 25 que han quedado vacantes, y que siga siendo asistida de Grados 2 y 3.

Asimismo, piden la construcción, "como lo han solicitado familiares de residentes, en las reuniones del 11-12-13 de enero", de una asamblea de familiares que nombrará su representación para poder negociar con la Dirección del Centro y el Ayuntamiento los cambios que se tengan que dar, decisión que no es municipal ni foral y que corresponde a las personas usuarias y a sus familiares.

"Las decisiones de la asamblea, deberán garantizar los derechos de todas las personas usuarias, sus familias y de las trabajadoras, y estas decisiones serán vinculantes para el Ayuntamiento de Vitoria", subrayan.

Asimismo, apoyan el mantenimiento de todos los puestos de trabajo del CIAM San Prudencio (los 99 funcionarios de carrera, los 123 funcionarios interinos y las 30 trabajadoras de Programa). "No aceptamos el traslado de los residentes de la 5ª Planta a la 3ª y 4ª", afirman finalmente.