El 2021 arranca cubriendo Álava de nieve

Los diferentes municipios del territorio asisten a "una de las mayores nevadas de los últimos cinco años", mientras que la alerta amarilla se mantiene hasta mañana con cotas que rondarán los 300-400 metros

02.01.2021 | 09:22
Las previsiones se han cumplido y el arranque del 2021 ha traído la primera nevada al territorio alavés

E n boca de todos estaba ayer el tradicional refrán de "año de nieves, año de bienes" que, tras un año como el que ha quedado atrás, es más deseado que nunca. Y es que en este 2021 la nieve ha irrumpido con fuerza, dejando tras de sí una estela blanca que nadie en el territorio se quiso perder.

Ayer fue un día para sacar a pasear los trineos, e incluso los esquís, y para hacer con los más pequeños unos muñecos de nieve cuyo montaje quedará almacenado en la memoria de grandes y pequeños. Sin embargo, la nieve es una moneda de dos caras, y si bien para muchos es motivo de disfrute, para otros produce algún que otro quebradero de cabeza.

Y es que ese remanso de paz que brinda la nieve a toda la familia la oportunidad de salir a jugar, también invita a los conductores a transitar con más precaución o con cadenas, e incluso en algunos puntos impide circular. La nieve complicó ayer, en definitiva, el tráfico en las carreteras alavesas y vascas, y provocó el cierre de distintos puertos de la red viaria alavesa, mientras que era necesario el uso de cadenas en otros y circular con precaución en el resto de la red.

Desde la Diputación Foral de Álava informaron a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA de que desde la noche anterior estuvieron trabajando para revertir esta situación. Para ello, había 21 quitanieves y 51 tractores trabajando en el territorio, alrededor de 120 personas (entre quitanieves de las cuadrillas y gente que trabaja para la Diputación). "Ha sido una nevada muy general. Ha abarcado a toda la provincia", reconocían además.

Tanto Diputación como Gobierno Vasco estuvieron durante toda la jornada, y seguirán también en los próximos días, actualizando el estado de los puertos y carreteras cerrados, y de todas las incidencias provocadas por este temporal. En ese sentido, el ente foral recuerda que la situación es cambiante, por lo que si se coge el coche invitan a extremar las precauciones y a informarse del estado del tráfico antes de salir a la carretera.

EN VITORIA Cientos de vitorianos pasaron ayer la noche y buena parte del día pegados a la ventana, viendo cómo se desarrollaba la nevada que pronto cubrió la ciudad. Nadie quiso perderse este evento, y aprovecharon para inmortalizarlo. Ayer fueron muchas las personas que tomaron las calles para deslizarse por la nieve, tirarse bolas o hacer muñecos. Eso sí, bien abrigados y preparados para el temporal, que trajo consigo temperaturas bastante bajas.

Y es que a nadie pilló por sorpresa la nieve, que venía anunciándose desde hacía ya varios días. Sin ir más lejos, el propio consistorio gasteiztarra activó ya el día de Nochevieja la fase 1 del Plan de Nevadas por los avisos amarillo y naranja decretados por la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno Vasco, ante el anuncio de precipitaciones en forma de nieve a lo largo de estos días.



Disfrutando de la nieve en el parque de Borinbizkarra. M.P.

Mendizabala, tomado por vitorianos deseosos de divertirse en la nieve. J.L.C.

EN ARAIA Tampoco en otros municipios se han librado de la nieve. En el caso de Araia, desde el restaurante Umandi, Aitor López de Munain reconocía que ha caído "una buena nevada. No veíamos una así desde hace ya varios años, cinco o así, cuando se fue la luz durante varias horas". Ayer no tuvieron que hacer frente a ese tipo de incidencias, y recordó que "contra el tiempo no se puede hacer nada".

Ya a lo largo de la mañana, la quitanieves pasó por el municipio, aunque reconoció que el de ayer iba a ser un día en el que se acercaran a comer "solo los de casa. Ha caído una buena capa, unos cincuenta centímetros. No sé si la carretera está para arriesgarse con el coche". También aseguró que en jornadas como esta priman "el caldito y el café", ya que hay que reponer fuerzas de cara al temporal con algo caliente en el cuerpo.

EN MAEZTU Otro punto del territorio en el que ayer recibieron la nieve con ilusión, y en el que se toman muy en serio el refrán de "año de nieves, año de bienes", fue en Arraia-Maeztu. Natxo Beltrán de Heredia, de Mendialdeko Ogia, explicó a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA que "ya nos hace falta un poco de ilusión y esperanza para animarnos".

Hacía años que ellos tampoco veían una nevada así, desde 2007 cuando estuvieron sin luz. En esta ocasión, sufrieron algunos pequeños cortes durante la noche, mientras hacían el pan, pero no les afectó. Los quitanieves llegaron durante la mañana a limpiar el pueblo y Natxo se ocupó de los accesos a la panadería, donde reconoció que la gente ya se estaba acercando a esas horas, porque "les gusta la aventura, y están preparados para esto con polainas y buenas botas. Hay que salir a disfrutarlo, que no pasa todos los días".



 

EN PEÑACERRADA Ander Catalán, por su parte, es taxista en Peñacerrada. Él, que viaja entre esta localidad y Ventas de Armentia, afirmaba ayer que la situación estaba "bastante mal", porque era complicado transitar, ya que la carretera "no estaba limpia del todo". En conversaciones con este diario, explicó que por la mañana tuvo que esperar a un autobús en Ventas de Armentia que iba con retraso y que en vez de por el puerto de Vitoria –cerrado a esas horas– tuvo que acceder por Lapuebla, porque "al parecer, no dejaban pasar al autobús". Él coincidió además al afirmar que hace cinco años que no caía una nevada similar. "Muy bien no está el tema, pero llevando bien las ruedas, el depósito lleno, cadenas y transitando con precaución, será mejor", resumió.

EN MURGIA También en Murgia, en la panadería Etxebarría, Jesús Etxebarría contaba cómo habían amanecido ayer. Reconoció que, como siempre que nieva, la situación es "complicada. Hay muchos coches atascados por ahí", afirmó.

Además, aseguró que había "mucha nieve" en la localidad. Y es que ha habido otras nevadas, pero "es cierto que esta vez ha echado mucha cantidad". Durante la mañana, la quitanieves pasó, "por lo menos un par de veces", por el pueblo. También aseguró haber visto "bastantes coches aparcados, de gente que viene a disfrutar de la nieve". Y es que, estos temporales muestran esas dos perspectivas, la de aquellos a los que "les pilla fatal, porque tienen que llegar a trabajar o lo que sea", y la de "quienes vienen a disfrutar", concluyó Etxebarría.

ALERTA AMARILLA Desde el departamento de Seguridad y desde la Diputación, invitan a tomar precauciones a la hora de circular por las carreteras, ya que Euskadi mantendrá hasta mañana el aviso amarillo por riesgo de nevadas que pueden producirse por debajo de los 500 metros.

Según informó el Departamento vasco de Seguridad, para hoy se mantiene el aviso amarillo para toda la jornada, aunque la cota de nieve se situará en este caso entre los 300 y 500 metros, mientras que el lunes descenderá entre los 200 y 400 metros.


Por eso, recuerdan que en condiciones extremas de mal tiempo lo más aconsejable es desistir del viaje, y que si es imprescindible viajar hay que poner a punto el vehículo previamente, así como llevar en el coche ropa de abrigo y el depósito lleno para estar protegidos en caso de quedar atrapados por la nieve.

En municipios como Artziniega, por su parte, invitan a través de sus redes sociales a ser "prudentes" a la hora de coger el coche, especialmente si se acude a zonas nevadas: "Visto que han sido numerosas las personas que han decidido subir en coche hasta Erretes Tudela para ir a pisar la nieve, se están generando problemas con los vehículos aparcados, problemas que están sufriendo las residentes en el propio pueblo, por lo que os pedimos que seáis conscientes con este problema que se genera", recordaba el consistorio al mediodía.

Los diferentes municipios del territorio asisten a "una de las mayores nevadas de los últimos cinco años", mientras que la alerta amarilla se mantiene hasta mañana con cotas que rondarán los 300-400 metros



72 equipos (21 quitanieves y 51 tractores) se encargaron de limpiar carreteras y pueblos a lo largo de toda la jornada

Fuentes de la Diputación informaron de que fue una nevada generalizada en el territorio y recomendaron transitar con precaución

"No veíamos una nevada así desde hacía ya varios años, alrededor de cinco"

AITOR LÓPEZ DE MUNAIN

Restaurante Umandi

"Ya nos hace falta un poco de ilusión y esperanza para animarnos"

NATXO BELTRÁN DE HEREDIA

Mendialdeko Ogia

"Ha habido otras nevadas, pero esta vez ha echado mucha cantidad"

JESÚS ETXEBARRÍA

Panadería Etxebarría

"Ayer era bastante complicado transitar porque la carretera no estaba del todo limpia"

ANDER CATALÁN

Taxista