Calma fresca para un otoño diferente en Álava

Álava despide al noviembre de la pandemia sin apenas precipitaciones, pese a ser habitualmente el mes más lluvioso

29.11.2020 | 00:24
La panorámica refleja el fenómeno meteorológico de 'el bollo' como se conoce en la zona de Ayala. Así se denominan las jornadas donde la niebla se deposita y mantiene varios días sobre las montañas, creando una estampa como la que se recoge en estas páginas.Foto: Araceli Oiarzabal

Vitoria – Después de un húmedo y frío octubre, el mes de noviembre que termina mañana ha dejado mucha luz y pocas precipitaciones, además de un frío moderado fruto de las cada vez más escasas horas en las que, a estas alturas del año, el sol se deja ver por estas latitudes. El mes ha dado la oportunidad a la ciudadanía de disfrutar de su ocio al aire libre en estos tiempos de restricciones y parece que, de momento, la situación va a seguir así.

Onintze Salazar, meteoróloga y presentadora del espacio Eguraldia de EITB, explica a DIARIO NOTICIAS DE ÁLAVA las claves de un otoño diferenciado hasta ahora en dos etapas muy claras, y la previsión que se atisba a medio plazo.

"Tiene que terminar una etapa para poder hacer una valoración, pero si analizamos por meses vemos que octubre ha sido muy húmedo, y el más frío desde el año 2000, ha sido mucho más riguroso que lo que llevamos de noviembre, un mes en el que realmente ha llovido muy poco", señala la experta, que aunque afirma que hay que esperar al 1 de diciembre para hacer una valoración certera, sí cree que este noviembre "puede quedar un poco por encima de la media" en cuanto a temperaturas.

Hace ya varias jornadas que en el territorio alavés el aire apenas se mueve, los cielos están despejados, las noches son largas y hace un frío moderado, fruto, explica Salazar, de esa estabilidad. "No entra aire frío procedente del norte de Europa, es un frío normal dentro de la situación de estabilidad en la que estamos, y aunque en Vitoria incluso ha habido un par de días en que no levantaba la niebla, en principio el mes se cerrará un poco por encima de la media en lo relativo a las temperaturas", insiste la experta en meteorología.

Si hace frío porque el cielo está despejado, es evidente que no llueve, y así ha ocurrido durante un mes de noviembre, que "estadísticamente es el mes más lluvioso del año", en el que la estación de Abetxuko, referencia que toma Euskalmet para medir la precipitación en Gasteiz, apenas ha recogido 36 litros por metro cuadrado en tres días de lluvia. "La media suele ser 90", explica Salazar, quien añade que la situación es muy similar en el resto de territorios, con sus particularidades. Así, en Bilbao, durante noviembre han recogido apenas 40 litros por metro cuadrado cuando lo habitual en noviembre es llegar a una cantidad de 140 litros.

Y para los próximas días, en principio, más de lo mismo. "Al cierre del mes se ve que no va a haber muchos cambios, no parece que vaya a haber días especialmente fríos o lluviosos, nos mantendríamos en una situación parecida, más bien estable, con frío porque la noche va alargando, pero en cuanto a precipitaciones a priori seguiríamos como hasta ahora, con matices de nieblas o más nubosidad", apunta la televisiva meteoróloga consultada.

En ese sentido, aunque en los últimos días ha entrado una borrasca en la Península Ibérica, incluso con nieve en las cotas más altas, lo ha hecho lo suficientemente al sur como para no afectar a los límites de Euskadi.

"Los datos de octubre le sitúan como muy húmedo y el más frío desde el año 2000"

"No parece que

vaya a haber días especialmente fríos

o lluviosos en breve"

Onintze Salazar

Meteoróloga

Noticias relacionadas

noticias de noticiasdealava