El Consejo Social pide a Urtaran que no vuelva a cobrar a la vez los principales tributos

El Ayuntamiento giró en septiembre IBI, basuras e impuesto de vehículos

14.10.2020 | 01:07
El alcalde Gorka Urtaran, durante una reunión del Consejo Social de Vitoria.

Vitoria – El Consejo Social de Vitoria valora la propuesta de ordenanzas fiscales del gabinete Urtaran para 2021 en tanto en cuanto contempla congelar las tasas y precios públicos. Sobre las subidas de al menos el 2% para 2022 y 2023, este comité de sabios de la ciudad considera que, aún pudiendo estar justificadas, el Ayuntamiento debería basarse en la renta de los contribuyentes frente a bonificaciones universales, como tramos de edad, ya que "es preciso poner a las personas en el centro de las políticas públicas", señala.

Gusta también al Consejo Social la posibilidad de fraccionar los pagos de los tributos municipales, la denominada tarifa plana. Y es que, una de sus principales reivindicaciones es, precisamente, que no suceda más lo del pasado mes de septiembre cuando el Ayuntamiento giró a la vez a las familias el impuesto de bienes inmuebles (IBI), el de mayor desembolso, el de vehículos y la tasa de basuras. "Solicitamos que no vuelvan a enviarse en la misma fecha los recibos de todos los impuestos y tasas de carácter periódico, tal y como ha sucedido este año", ya que "esta coincidencia ha supuesto una desagradable sorpresa para muchas familias que no habían fraccionado los recibos, subrayan los representantes del Consejo Social en su informe preceptivo sobre ordenanzas fiscales que hoy se abordará en el Ayuntamiento y al que ha tenido acceso DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA.

Asimismo, considera que, además de facilitar el abono de los impuestos y tasas, el Ayuntamiento debería facilitar el pago de las deudas con la Hacienda municipal. "El año pasado ya se introdujo una notable mejora al posibilitar el fraccionamiento ordinario de las deudas a 24 meses de plazo, independientemente de su importe. A pesar de ello, en ocasiones, no es suficiente para ciudadanos en situación económica precaria", opina el órgano asesor. En este sentido, sugiere que posibilite fraccionamientos ordinarios a más largo plazo, a 60 o 72 meses, incluso, con el fin de que no sea necesario solicitar un fraccionamiento de carácter extraordinario.

Asimismo, recuerda el Consejo Social que el Ayuntamiento no ha hecho caso de las propuestas que este órgano le remitió el pasado año para que facilite a los ciudadanos información clara y sencilla sobre las ordenanzas fiscales, sobre el coste de los servicios municipales, las bonificaciones existentes y los requisitos para acceder a estas rebajas en tasas e impuestos. Por ello, reitera esta petición y solicita al ejecutivo Urtaran que comunique a los vitorianos los ingresos del erario público. En este sentido, propone que todos estos datos se den a conocer en los centros socioculturales para que, sobre todo, las personas mayores tengan elementos de juicio sobre los tributos que pagan.

tasa a compañías eléctricas El Consejo Social respalda también en su informe la intención del Ayuntamiento de cobrar una nueva tasa a las compañías eléctricas que comercializan la luz en el municipio. Este tributo grava la utilización del dominio público para el transporte de electricidad. No obstante, le preocupa que esta tasa nueva tasa repercuta al final en los gasteiztarras si las compañías incrementan el precio e la luz para financiar el nuevo gravamen. Por ello, pide a la administración que sea cauta para que esto no suceda.

la cifra

72

meses de plazo

El Consejo Social pide al Ayuntamiento de Vitoria que amplíe a 60 e incluso 72 meses el plazo para pagar las deudas con la Hacienda municipal. El año pasado ya se introdujo una "notable" mejora al posibilitar el fraccionamiento ordinario de las deudas a 24 meses de plazo, independientemente de su importe. A pesar de ello, en ocasiones, no es suficiente para ciudadanos en una situación económica precaria, considera el Consejo Social de Vitoria en su informe sobre ordenanzas fiscales.