Los centros de salud viven una situación de sobrecarga

Lo médicos rechazan justificar las faltas de asistencia al colegio

Los profesionales alaveses recuerdan que solo pueden certificar el estado de salud del menor

10.09.2020 | 00:37
Centro de Salud de Olaguíbel en Vitoria

Vitoria – El Colegio de Médicos de Álava movió ayer ficha tras detectar con el inicio del nuevo curso "una creciente demanda en las consultas de Atención Primaria, en especial en Pediatría, para obtener informes o certificados médicos con la finalidad de justificar la ausencia de los escolares a las clases presenciales".

La representación de los facultativos recordó que los centros de salud ya viven una situación de sobrecarga de trabajo a causa de la pandemia, y por ello remitieron a sus asociados un documento en el que les recuerdan cuáles son sus funciones y límites a la hora de expedir certificados médicos.

Así, explicaron que "los profesionales no tienen responsabilidad u obligación de justificar faltas escolares" y que, "según la legislación vigente, la responsabilidad de comunicar y justificar las ausencias escolares de menores de edad es única y exclusivamente de sus padres y madres, representantes o tutores legales. La labor de prevención o control de absentismo escolar –prosigue el texto– no es competencia de los profesionales de la medicina".

Según explicaron, los médicos y médicas sólo están obligados a emitir informes o certificados relativos al estado de salud que figure en la historia clínica del paciente y bajo su exclusivo criterio clínico, "sin que puedan tener una finalidad determinada como la escolarización o la exención a la asistencia a clases presenciales en el centro educativo". No existe, por tanto, "obligación de emitir certificados médicos con una finalidad predeterminada, ya sea solicitada por el propio paciente, sus progenitores o su representante legal".

En el documento se precisa además que el certificado médico oficial es una declaración escrita de un profesional médico que "da fe del estado de salud de una persona en un determinado momento", y por ello debe limitarse al contenido de la historia clínica del paciente "sin realizar afirmación alguna que no pueda ser comprobada mediante el examen de la misma". Todo lo que supere estos límites "es un exceso en las funciones del médico que no tiene que llevar a cabo".

El Colegio de Médicos de Álava explicó ademas que "cuando los responsables del menor acuden con el mismo a una cita médica en horario escolar pueden solicitar en el centro sanitario, en el departamento administrativo, un justificante de asistencia a la consulta en cuestión". Eso sí, este documento no es "en ningún caso un justificante de ausencia escolar, ya que solo recoge la fecha y hora de la consulta sin revelar el tipo de asistencia médica precisada por el menor, ni su patología ni su tratamiento".

Por último, el colegio anunció que ha diseñado un cartel para su descarga por los colegiados y colegiadas que deseen colocarlo en su consulta y en el que se advierte de que no es su competencia firmar justificantes de este tipo, que tampoco tienen obligación de eximir por escrito del uso de la mascarilla, y que la exigencia de expedición de un certificado en contra de la voluntad del médico o médica pudiera ser constitutivo de un delito de coacciones.

Certificados médicos. El Colegio de Médicos de Álava recordó ayer que los certificados que están autorizados a expedir se limitan a constatar el estado de salud del paciente, y no pueden decretar la exención de asistir a la escuela.

Posibles delitos. Además, los representantes de estos profesionales advirtieron de que la exigencia de un certificado de este tipo puede constituir un delito de coacciones.