Álava registra 43 contagios

"Tenemos capacidad para dar respuesta al aumento de ingresos"

Murga resalta que la edad de los hospitalizados es más baja que en la ola anterior

25.08.2020 | 01:03
Un hombre y una mujer, con mascarillas, ayer por las calles de la capital alavesa. Fotos: Alex Larretxi

vitoria –La segunda ola del covid-19 sigue avanzando en Álava y el resto de Euskadi "en contagios, ingresos y fallecidos", según apuntó ayer la consejera vasca de Salud, Nekane Murga. Pese a que los datos facilitados por Osakidetza muestran, en lo que al territorio alavés respecta, una sorprendente bajada del número de nuevos positivos (43) frente a los 128 de la jornada anterior, el origen de tan drástica reducción tiene más que ver con el conocido efecto de fin de semana, con 453 casos en Euskadi pero muchas menos pruebas PCR realizadas (4.711 frente a las 7.408 del día anterior), que con una contención real del virus en la provincia alavesa. En Bizkaia se detectaron 246, la mayoría en Bilbao (96), y en Gipuzkoa los nuevos contagiados fueron 140, 73 en Donostia. Además, Salud notificó ayer 24 casos positivos de personas con residencia fuera del País Vasco.

De los 43 positivos de Álava, 37 se registraron en Vitoria, junto a dos en Amurrio y uno en Aiara, Legutio, Oion y Zigoitia, y del total de casos en Euskadi el mayor número de nuevos infectados (111) tiene entre 20 y 29 años, seguido de quienes tienen entre 30 a 39 años (75 positivos), entre 50 y 59 años (67), y entre 40 y 49 (66). También se registraron 28 positivos entre niños de hasta 9 años y 43 más en el grupo de entre 10 y 19 años.

Con todo, la consejera de Salud confió en que "todavía estamos a tiempo de frenar esta segunda ola", y subrayó el hecho de que esta nueva oleada está avanzando a un ritmo "más lento" que la primera. "Debemos confiar en que las nuevas medidas de la semana pasada puedan tener su efecto y nos ayuden a frenar los positivos en los próximos días", adelantó Murga, que se mostró "preocupada" por el incremento de la presión hospitalaria en los últimos días, aunque el goteo paulatino de ingresos diarios, entre 20 y 35 personas, la edad de los nuevos hospitalizados (en general más jóvenes que en la primera oleada) y la mejora en los tratamientos contra el coronavirus permite a los hospitales vascos "tener una capacidad para dar respuesta sin problemas" al aumento de ingresos.

"Llevamos días estabilizados en torno a entre 20 y 35 ingresos diarios. Por el número de altas y los periodos de estancia media vemos que lo que se va sumando cada día son cifras bajas. Están reduciéndose los tiempos de estancia media en UCI y en la hospitalización, porque conocemos mejor cómo tratar la enfermedad y porque los ingresos son de personas más jóvenes", explicó Murga.

Según los datos aportados en el informe del departamento vasco de Salud, en los hospitales de Euskadi ingresaron el domingo 26 nuevos pacientes con covid-19, con lo que el total de hospitalizaciones llega a 238 actualmente, de los que 211 están en planta y 27 en las unidades de cuidados intensivos. A principios de agosto apenas había ocho pacientes hospitalizados en Euskadi, dos de ellos en las UCI. Además, este fin de semana fallecieron seis personas con covid-19 en Euskadi, cuatro el sábado y dos el domingo.

Murga reclamó de nuevo a la ciudadanía que "asuma las nuevas costumbres como parte de nuestra vida cotidiana, con unas relaciones sociales más reducidas o controladas" y los hábitos higiénicos y de seguridad como eje principal del día a día. "Un aumento en el número de casos tiene consecuencias en unos días en la red asistencial", admitió. Por eso, la consejera reclamó, a todas aquellas personas que creen que han podido estar en situaciones de riesgo durante los últimos días, que restrinjan su movilidad y sus relaciones sociales.

En cuanto a los principales focos que se mantienen activos actualmente en Euskadi –ninguno de ellos en Álava, pues cuestionada al respecto no se mostró especialmente preocupada por la situación de Oion, donde ayer sólo se informó de un nuevo positivo–, Murga aseguró que el Gobierno Vasco no contempla someter a un confinamiento a los vecinos de Gernika, donde suman 50 positivos en los tres últimos días, sobre todo personas jóvenes con síntomas leves que habían coincidido en algunas calles y bares de la localidad vizcaína durante las "no fiestas". "Creemos que pudo haber una transmisión comunitaria", aseguró Murga.

En cuanto a otros focos activos, en Donostia arrancaron ayer por la tarde los test para las personas que entre los días 14 y 16 de agosto estuvieron en la discoteca Komplot o la discoteca Tropical Disco. En Azpeitia se han contabilizado 110 positivos en el cribado realizado a raíz de un brote surgido, mientras en Eibar se han alcanzado 610 y en Ordizia los casos directamente relacionados con el rebrote han sido 78. En Bizkaia, la consejera indicó que en Erandio, en un brote vinculado al batzoki, han localizado 23 positivos y hay 91 personas en seguimiento, y en las discotecas bilbaínas La Fuga, Fever y Back&Stage se han contabilizado 70, 86 y 58 contagiados.

Noticias relacionadas