Expediciones a pie por la geografía vasca

Euskarabentura trae consigo un mes de julio repleto de retos

Cuatro grupos alaveses se suman a esta iniciativa, cuyo plazo de inscripción sigue abierto

10.07.2020 | 00:45
El mural realizado por el grupo gasteiztarra Hilezkorrak, el segundo reto de Euskarabentura. Foto: Cedida

Vitoria – Euskarabentura llega este año en un formato diferente, convertido en 2.0 porque la pandemia también ha obligado a esta asociación a cambiar sus planes. Este proyecto vio la luz en julio de 2018 y consiste en realizar una expedición a pie. Ésta lleva a más de un centenar de chicos y chicas de entre 16 y 17 años provenientes de los siete territorios vascos y de la diáspora a recorrer la geografía vasca y a conocer su cultura e historia siguiendo distintas rutas del camino de Santiago en un recorrido Maule-Getxo.

A pesar de todo, sus coordinadores tienen el propósito de sacar a los más jóvenes a la calle a hacer retos que después publiquen a través de las redes sociales en un formato concurso que les podrá hacer ganar varios premios y participar en un sorteo que les lleve directos a la expedición que se celebrará en 2021. Una de las coordinadoras de esta iniciativa, Irune de la Maza, explica a DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA que hasta el momento han sido 24 los grupos que se han inscrito para completar los retos que cada semana ponen en marcha a los jóvenes de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, Iparralde y Nafarroa que se animan a participar, 4 de ellos alaveses.

Esta campaña, cuya inscripción sigue abierta, está dirigida a los jóvenes nacidos entre los años 2001 y 2005, que podrán participar en grupos de 2 a 5 personas. "En mayo vimos que teníamos que tomar una decisión y decidimos que para garantizar la seguridad no podíamos seguir adelante con la expedición, pero algo teníamos que hacer", asegura de la Maza.

Así lo han hecho, al fin y al cabo. A través de diferentes píldoras audiovisuales explican los retos que los más jóvenes deberán cumplir, y cada semana la fecha límite de entrega de las creaciones, a través de Instagram en @euskarabentura, es el jueves a las 00.00 horas. En otro de esos vídeos también resaltaron que la seguridad es y sigue siendo su máxima prioridad, y que por lo tanto a la hora de cumplir los retos los equipos deben tomar todas las medidas, desde los dos metros de distancia hasta el uso de la mascarilla en caso de que ésta no pueda garantizarse. "Todas las actividades son para hacer en la calle. Hasta ahora han hecho posturas de yoga, murales con tiza en el suelo y cuentos con letras de canciones", relata esta coordinadora, que recuerda que esta misma madrugada ha terminado el plazo para entregar esta primera tanda de retos. Además, no es necesario participar en todos ellos, pero para conseguir los premios de todo el mes sí es requisito que hayan cumplido todas las actividades propuestas por esta asociación.

Y es que a pesar de haber estado confinados, han planificado no una, sino dos iniciativas distintas. Por un lado, está ésta que se realiza en grupos de 2 a 5 personas y que consiste en cumplir las propuestas que hacen los coordinadores como las que ya han hecho esta semana y en las que han demostrado sus dotes artísticas, para la relajación e incluso han hecho de cuentacuentos al ritmo de canciones en euskera; y por el otro está una actividad de carácter colectivo. "En las últimas dos ediciones, han participado en la expedición jóvenes de la diáspora, y tenemos una relación virtual con ellos. Por eso, pensamos que sería bonito unir Maule –desde donde salimos normalmente en la expedición– con esos jóvenes", asegura.

Así, esperan que para final de mes hayan cumplido este reto, el de unir Maule con los pueblos de los jóvenes de la diáspora que han participado en Euskarabentura: Washington (EEUU), Estocolmo (Suecia) y Viedma (Argentina). La asociación anima por ello a los jóvenes a realizar excursiones a lo largo del mes, a grabarlas en la aplicación Relive y a enviarlas a través de Instagram. "Yo creo que lo conseguiremos", sonríe de la Maza. La asociación Euskarabentura ha demostrado de esta forma que, a pesar de la incertidumbre que han producido la covid-19 y el confinamiento, siguen adelante en su camino de promover el trabajo en equipo de los más jóvenes, de crear lazos y de dar pasos en favor del euskera, los mismos pasos que separan Maule de Getxo cada año. Por eso, para todos ellos éste es solo el comienzo, y a pesar de lo atípico que ha resultado este año, se las han ingeniado para sacar a la calle a los más jóvenes tras meses de encierro, y convertir el mes de julio en un mes lleno de retos por cumplir con amigos y haciendo uso únicamente de la amistad, la imaginación y las redes sociales a las que subir sus creaciones.

Retos. Una de las actividades la realizan jóvenes en grupos de 2 a 5 personas, y consiste en que cumplan los retos que se les proponen desde la organización. Esta semana, han demostrado sus dotes artísticas, para la relajación e incluso han hecho de cuentacuentos al ritmo de canciones en euskera.

Diáspora. La otra propuesta es colectiva, y consiste en hacer kilómetros para llegar a los jóvenes de la diáspora que en ediciones pasadas han participado en Euskarabentura.