Hasta 6.000 euros

Álava aprueba los rescates de los planes de pensiones sin penalización fiscal

La Hacienda alavesa ha aumentado "de seis a siete años" el plazo de utilización de una cuenta vivienda para la desgravación

27.05.2020 | 11:27
Fachada / exterior del edificio de Hacienda

Vitoria, 27 may (EFE).- Las Juntas Generales de Álava han flexibilizado la posibilidad de sacar "hasta 6.000 euros" de los planes de pensiones sin penalización fiscal para los trabajadores afectados por ERTE o ERE, así como para los autónomos que hayan cesado su actividad por el estado de alarma.

Esta es una de las iniciativas recogidas en el nuevo decreto normativo de urgencia fiscal 6/2020 que actualiza medidas tributarias para hacer frente a la crisis provocada por la COVID-19 y que ha sido aprobado este miércoles en el pleno de las Juntas Generales de Álava con el voto a favor de PNV, PSE-EE, PP y Elkarrekin Araba y la abstención de EH Bildu.

La diputada de Hacienda, Finanzas y Presupuestos, Itziar Gonzalo, ha sido la encargada de explicar este nuevo paquete de medidas tributarias que busca "flexibilizar" y "ampliar los plazos" para la obtención de beneficios fiscales que "mejoren" la liquidez familiar y empresarial ante la pandemia.

La Hacienda alavesa ha aumentado "de seis a siete años" el plazo de utilización de una cuenta vivienda para que el contribuyente pueda tener acceso a la desgravación por la adquisición de un inmueble que se vaya a convertir en su hogar habitual, así como deducciones por reinversión tras la venta de la vivienda habitual.

El tejido económico contará también con nuevas medidas como "la flexibilización de los fondos europeos" de inversión para la innovación y la financiación económica, además de ampliarse los plazos en el Impuesto sobre Sociedades para la reinversión y materialización de inversiones.

El plazo de presentación y pago de las autoliquidaciones del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentales, así como el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones empieza a contar a partir de junio, tras su suspensión durante el estado de alarma.

También se inician en junio los plazos para interponer recurso de reposición o reclamación económico-administrativa en los casos afectados por el inicio de la declaración del estado de alarma y la suspensión de determinados procedimientos administrativos y se traslada a septiembre la notificación electrónica obligatoria.

La secretaria primera de la Mesa de las Juntas Generales de Álava, la socialista Eva Jiménez, ha secundado estas medidas que "tratan de mitigar" el impacto económico negativo creado por la pandemia con plazos "más razonables" para los contribuyentes, además de "deducciones" y "beneficios fiscales".

El juntero del PP Aitor Uribesalgo ha apoyado también la aprobación del decreto de urgencia fiscal, aunque ha expresado que las medidas "no suponen un alivio de la carga fiscal" para los contribuyentes más afectados por la pandemia.

El juntero de Elkarrekin Araba Damián García ha valorado el decreto ya que da liquidez a las empresas y a los alaveses a través de aplazamientos de pago y disposición para acceder a las pensiones, entre otras cuestiones.

El principal grupo de la oposición, EH Bildu, ha sido el único partido que se ha abstenido en la votación y su juntero Iñaki Ullibarri ha trasladado su malestar por la falta de medidas en torno al mercado del alquiler que sigue "sin ningún tipo de control" cuando, a su juicio, la gente que vive de alquiler es la que "más problemas va a tener" ante la actual coyuntura económica.