clínica-residencia IMQ Igurco Araba

El Gobierno Vasco habilitará la residencia privada Araba para atender a enfermos de covid-19

Los pacientes del centro gasteiztarra serán reubicados en otros centros privados del territorio.

26.03.2020 | 17:40
Los usuarios de la clínica-residencia IMQ Igurco Araba, ubicada en el barrio vitoriano de Mendizorroza, serán realojados en otros centros

Vitoria, 26 mar (EFE).- Los usuarios de la clínica-residencia IMQ Igurco Araba, ubicada en el barrio vitoriano de Mendizorroza, serán realojados en otros centros después de que el Departamento vasco de Salud haya solicitado el uso de estas instalaciones para acoger a pacientes infectados por coronavirus.

Fuentes del Departamento de Salud han explicado a Efe que esta clínica tiene un servicio de residencia para personas mayores y otro espacio habilitado para personas con enfermedades crónicas y en situación de recibir cuidados paliativos.

En el caso de estos últimos ingresados, el Departamento de Salud está realizando un análisis individualizado y se trasladarán a centros sanitarios acordes a su situación con el fin de darles "la mejor asistencia".

Respecto a las personas mayores que viven en la residencia, la Diputación de Álava está buscando alojamiento para ellas en otros centros privados.

El Departamento de Salud y la Diputación de Álava han señalado que "son conscientes" de que este tipo de medidas son extraordinarias, pero han recordado que la situación actual es excepcional y que su objetivo es buscar espacios para ofrecer la mejor atención a pacientes del COVID-19 y al mismo tiempo "seguir ofreciendo una atención de calidad a los usuarios de estos servicios.

"Nadie se va a quedar sin ser atendido", ha subrayado el Departamento de Salud.

Esta decisión ha sido criticada por el PP. En un comunicado, tanto la presidenta de los populares vascos, Amaya Fernández, como la portavoz en el Ayuntamiento de Vitoria, Leticia Comerón, han denunciado que "numerosos familiares de mayores" residentes en esta clínica han sido informados este jueves de que los usuarios de la clínica "deben abandonar en un plazo de 24 horas las instalaciones en vista de que el Departamento de Salud interviene las camas".

"No es de recibo que mientras el Gobierno Vasco desdeña y descarta por innecesaria la ayudas de unidades como la UME y del Ejército de Tierra para levantar hospitales de campaña, vacíe en busca de camas una residencia de mayores que estaban recibiendo cuidados y atenciones especiales", han manifestado.