Alerta mundial por el coronavirus

Vitoria, ante un escenario inédito

El lehendakari declara el estado de emergencia sanitaria por el coronavirus "Todavía no hemos pasado lo peor", advierte

14.03.2020 | 01:20
Vitoria, ante un escenario inédito

vitoria – Gasteiz y el resto de Euskadi se enfrentan desde hoy a un escenario incierto y sin precedentes en su historia reciente por la imparable expansión del coronavirus. La decisión tomada ayer por el lehendakari, Iñigo Urkullu, de decretar el estado de emergencia sanitaria en el País Vasco por el coronavirus, unida al estado de alarma impuesto por el presidente español, Pedro Sánchez, abre la puerta a adoptar medidas excepcionales si fuera necesario, como son el aislamiento de la población en sus domicilios y limitar el acceso y salida de localidades, provincias o incluso la comunidad autónoma entera. Una situación inédita e impredecible a la que la capital alavesa podría acabar enfrentada en caso de que el Gobierno Vasco decida tomar una decisión de estas características en los próximos días. Algo que, al menos hasta el cierre de esta edición, no se ha producido.

El decreto que hoy entra en vigor abre, de cualquier forma, todas las posibilidades en función del devenir de los acontecimientos, y el lehendakari ejercerá de mando único en Euskadi a la hora de decidir cómo se actúa en las próximas horas y días ante el estado de emergencia provocado por el Covid-19. El propio Urkullu detalló ayer en su comparencia que realizó por streaming, sin la presencia de los medios de comunicación cómo el artículo 8 de la declaración de estado de emergencia permite adoptar medidas como el confinamiento de personas en sus domicilios o en lugares seguros, restringir el acceso a zonas de peligro, como pueden ser los hospitales, limitar el uso de servicios públicos y privados, el consumo y abastecimiento de bienes o proceder a la evacuación y el alejamiento de la población de los lugares de peligro. En este sentido, Vitoria es uno de los principales focos de contagio a nivel nacional y ha sido declarada zona de alta transmisión comunitaria con medidas como la suspensión de clases en los centros escolares, en principio hasta el próximo día 23.

La batería de medidas a tomar, resaltó Urkullu, tendrán una vigencia limitada estrictamente al tiempo necesario para afrontar la emergencia y serán "proporcionadas", incidió, al riesgo que exista. A priori, no darán derecho a ninguna indemnización, según la normativa.

Ante esta situación, Urkullu pidió un esfuerzo especial a la población vasca. "Todavía no hemos pasado lo peor", advirtió el lehendakari en un escenario epidémico en el que, según los datos facilitados ayer por el departamento vasco de Salud, Álava ha sufrido tres nuevos fallecimientos y 51 positivos, lo que sitúa la cifra total en territorio alavés en 310 casos (con 131 hospitalizados) y 9 fallecidos. Además, el lehendakari informó de que nueve personas, cuatro de ellas en Álava y cinco en Bizkaia, se han curado ya por completo tras haber sufrido el virus. Urkullu aprovechó también la comparecencia para agradecer la labor de los profesionales sanitarios. Sobre un posible colapso de los centros sanitarios vascos, el lehendakari garantizó "la capacidad operativa" de los centros sanitarios, para lo que ya se han tomado medidas.

Urkullu reclamó también a todos los ciudadanos que respeten las medidas higiénicas apelando a la responsabilidad individual como arma contra la extensión de la pandemia. En cuanto a las medidas económicas, el Gobierno Vasco aprobará el martes un fondo dotado con 300 millones de euros para reforzar el sistema sanitario, el educativo y para apoyar a las empresas, las familias y el empleo. Igualmente, habrá una línea extraordinaria de financiación de circulante para pymes y autónomos con un importe inicial de 100 millones de euros y se ha activado un plan de seguimiento del abastecimiento alimentario y un protocolo para los sectores del turismo, hostelería y comercio.

diputación Tras la declaración del estado de emergencia por el ejecutivo autonómico, la Diputación Foral de Álava activó el plan de emergencias del territorio histórico de Álava (Petha), con el que hacer frente a las situaciones de grave riesgo y catástrofes, poniendo así los medios forales a disposición de las decisiones que tome el Gobierno Vasco. "He tomado esta determinación tras la decisión comunicada por el lehendakari y en coordinación con él, con el objetivo de ofrecer una respuesta coordinada y eficaz ante la situación en la que nos encontramos", afirmó el diputado general, Ramiro González.

La Diputación ha optado también por implantar nuevas medidas en las instalaciones de titularidad foral, suspendiendo la atención al público presencial en la mayoría de sus instalaciones. También cierra los centros de día para mayores dependientes así como otras instalaciones. Además, se cancelan todas las visitas a residencias de personas mayores discapacitadas y se suspenden todas las valoraciones de dependencia, discapacidad y atención tempranas, salvo casos urgentes.

En cuanto a otras dependencias forales, sólo se atenderá de forma presencial en Hacienda, las oficinas comarcales de Agricultura, la Casa del Vino de Laguardia y el registro general y transportes. En el resto sólo habrá atención telefónica. También queda cancelada la actividad de los centros de día de menores de Álava y en el centro especial de empleo Indesa se han arbitrado medidas de flexibilidad en la jornada laboral. Asimismo, se cierra el archivo provincial y los yacimiento de Iruña Veleia y La Hoya, y se aplazan los exámenes para obtener el certificado de aptitud profesional (Cap) previstos para el próximo día 27, además de decaer todas las jornadas organizadas en marzo.

ayuntamiento Por su parte, el Ayuntamiento de Vitoria, de forma paralela a la resolución adoptada por la Diputación, cancela de forma transitoria todas las visitas al centro integral de atención a mayores San Prudencio y a las viviendas comunitarias, y refuerza la comunicación telefónica de los usuarios con sus familiares. Además, a partir del lunes la atención de los servicios sociales de base va a ser prioritariamente por vía telefónica, manteniendo atención presencial con cita previa para aquellos casos que lo requieran.

Igualmente, el Consistorio gasteiztarra ha reorganizado la actividad del servicio de comedor de los centros de mayores, de forma que en los nueve centros que facilitan comidas en sus instalaciones se van a tomar las medidas necesarias para que pueda comer una persona por mesa, como máximo dos si es una pareja. En los comedores con mayor afluencia (Zaramaga, Coronación, Los Herrán y San Prudencio) se funcionará a dos turnos uno a las 13.00 y otro a las 14.00 horas, con medidas de limpieza entre uno y otro servicio.

En los centros de atención diurna municipales, en los que se atiende a personas mayores con grado de dependencia 1, se va a proceder a la suspensión de los servicios que se prestan a partir de hoy. En los casos en que sea necesario, se tomarán medidas adicionales para garantizar la cobertura de necesidades básicas de los usuarios.

los datos

Emergencia. El estado de emergencia sanitaria en Euskadi que entra hoy en vigor permite adoptar medidas excepcionales, como el aislamiento de la población en sus domicilios y limitar el acceso y salida de localidades, provincias o incluso la comunidad autónoma entera. También puede restringir el acceso a zonas de peligro, como son los hospitales, limitar el uso de servicios públicos y privados, el consumo y abastecimiento de bienes o proceder a la evacuación y el alejamiento de la población de los lugares de peligro.

Vigencia. Las medidas a implementar tendrían una vigencia limitada al tiempo necesario para afrontar la emergencia y serán "proporcionadas", incidió Urkullu, al riesgo existente. El lehendakari incidió en que la situación por la pandemia es "grave" a nivel global, en un momento en el que Vitoria es uno de los principales focos de España por número de contagios y está considerada una zona de alta transmisión comunitaria.

la frase

iñigo urkullu "el Servicio Vasco de Salud está preparado para afrontar esta situación con una capacidad operativa garantizada"

El lehendakari pidió un esfuerzo especial a la población vasca. "Todavía no hemos pasado lo peor", advirtió.

la cifra

9

En Euskadi son nueve las personas que se han curado ya de la enfermedad, cuatro en Álava.

noticias de noticiasdealava