11 de abril de 1928

Telegrama de protesta del Deportivo Alavés a la Federación Nacional

11.04.2021 | 01:31
La viuda de Amadeo García de Salazar y Jacinto Quincoces, ante el busto del 'alma mater' del Deportivo Alavés en junio de 1971. Foto: Archivo municipal de Vitoria: Arqué.

brillante está siendo la incursión, por primera vez en su historia, del Deportivo Alavés en el Campeonato de España. En el de su bautismo, torneo de 1928, los albiazules han superado, con sobresaliente, la fase de grupos, en la que solamente han cosechado una derrota en diez partidos. Frente al Real Madrid (0-1) en Mendizorroza. Blancos y albiazules, campeones y subcampeones del Grupo II, se clasifican para la siguiente ronda. El sorteo realizado de antemano, campeón del Grupo IV frente al subcampeón del Grupo II, depara un cruce contra el Real Murcia, primero en La Condomina y luego en Mendizorroza. Y aquí viene la rocambolesca historia de hoy. A la vez que se dejan cerrados los cruces de Cuartos también se sortean las Semifinales, que quedan de la siguiente manera: vencedor Barcelona-Oviedo contra vencedor Real Sociedad-Celta (los cuatro equipos clasificados en los Grupos I y III) y vencedor Real Madrid-Valencia contra vencedor Real Murcia-Deportivo Alavés (Grupos II y IV).

El conjunto de Mendizorroza dejará fuera de las Semifinales al equipo murciano, 1-2 en La Condomina y 3-1 en Vitoria, en una eliminatoria dura y tensa, con el añadido del arbitraje de Pedro Escartín en el encuentro de ida, que tiene que huir del campo murciano en el coche particular de un compañero del gremio arbitral. Alcanzará de esta manera el Deportivo Alavés las Semifinales del Campeonato de España y en las mismas su rival no será el Valencia, que eliminará al Real Madrid, su rival será el potentísimo, temido por el resto de equipos y futuro campeón del campeonato, FC Barcelona que despedirá del torneo al Real Oviedo (9-5, global) en Cuartos de Final.

¿Cómo se ha llegado a esta situación? Nada más conocerse los cruces de las eliminatorias de Cuartos de Final y de Semifinales, ¡todos los equipos querían evitar al FC Barcelona!, la Federación Guipuzcoana, su equipo representativo es la Real Sociedad, solicita a la Nacional que en la eliminatoria anterior a la Final (Semifinal) no se enfrenten conjuntos que hayan competido en la fase de grupos. Tras los partidos de Cuartos de Final, y la eliminación del Real Madrid y Murcia, el único cruce en el que se dará esta posibilidad es el Barcelona-Real Sociedad. La Federación Catalana también apoya la propuesta. La Nacional consulta a todas las Federaciones regionales esta proposición y se encuentra con la disconformidad y fuerte negativa de la Federación Vizcaína, a la que está afiliado el Deportivo Alavés, que ve ilógico y fuera de lugar modificar el sorteo. El resto de Federaciones implicadas callan o asienten de manera velada.

El miércoles 11 de abril el Alavés, sin jugarse aún la eliminatoria frente al Murcia, y cansados sus directivos de tanto amiguismo encubierto y de saltarse las normas aprobadas anteriormente, manda un telegrama a la Federación Nacional. El club albiazul, en el mismo, protesta por "las modificaciones introducidas en lo que resta de campeonato, siguiendo las indicaciones de la Federación Guipuzcoana", y reafirmándose en su disconformidad con lo enmendado, al igual que lo hace la Federación Vizcaína. El contencioso se va alargando durante el mes de abril y el día 25 la Federación Vizcaína en reunión extraordinaria y por unanimidad, acuerda ratificar y hacer oficial la protesta del Deportivo Alavés ante la Federación Nacional, al no estar de acuerdo en modificar la fórmula establecida, en su día, para la disputa de las Semifinales. El día de San Prudencio de 1928 el Comité dicta su veredicto, ratificándose en las modificaciones realizadas para las Semifinales. García de Salazar, 'factótum albiazul', junto al presidente de la Vizcaína, José María Acha, viajan a la sede federativa, pero nada cambiará. ¡Cautivo y desarmado, el Deportivo Alavés se enfrentará al Barcelona en mayo de 1928!.

datos

retirada

García de Salazar, en su visita a Madrid, amenaza al presidente federativo, Marqués de Someruelos, con retirar el equipo. Ante este aviso se vuelve a reunir el Comité de Competición, pero no cambia de opinión. Amadeo, presionado, decide jugar las Semifinales.

 

Comunicado albiazul: "Al salir para jugar una eliminatoria que no nos correspondía por acuerdo de la Asamblea, nuevamente protestamos ante la afición deportiva del acuerdo modificando el calendario con perjuicio para este club. No vamos a luchar ni desanimados ni temerosos. Nuestro lema es luchar deportivamente".

También podía haber escrito sobre...

11 abril de 1945.

Un vendaval destroza Mendizorroza. La Obra Sindical, propietaria, prohibirá ocupar la Tribuna Central.

11 abril de 1965.

Empate en Peralta frente al colista Azkoyen (2-2). Goles de los vitorianos Tella y Legorburu.

11 abril de 1982.

Se desconvoca la tercera huelga de futbolistas cuatro horas antes del

Deportivo Alavés-Málaga (2-0).

noticias de noticiasdealava