Un brindis al gol en Sevilla

Juanmi y Joselu, los máximos goleadores nacionales de Primera, se ven las caras en un duelo de vital trascendencia para un 'glorioso' que busca salir de la zona roja

16.01.2022 | 00:10
Juanmi y Joselu, los máximos goleadores nacionales de Primera, se ven las caras en un duelo de vital trascendencia para un 'glorioso' que busca salir de la zona roja

El Alavés de Mendilibar visitará el martes uno de los estadios más complicados de toda la Primera División. Encaramado al tercer puesto clasificatorio y codeándose con el Atlético y la Real Sociedad, es innegable que el Real Betis dispone de una de las plantillas más versátiles y completas de la Liga, especialmente en lo que a la zona de tres cuartos se refiere.

Y es que a pesar de que en el cuadro verdiblanco figuren nombres como los de Fekir y Joaquín, el hombre de moda en el Benito Villamarín no es otro que el de Juan Miguel, más conocido como Juanmi. De hecho, a sus 28 años, el ex de la Real Sociedad se encuentra en el mejor momento de su dilatada carrera futbolística. Con 13 dianas en este curso –11 de ellas en el campeonato doméstico–, Juanmi es el actual pichichi nacional de Primera, un tanto por encima de Raúl de Tomas, Iago Aspas y Joselu. No obstante, el camino del malagueño para consagrarse en la élite del fútbol no ha sido fácil.

Producto de la cantera del Málaga, Juanmi llegó a disputar un centenar de encuentros bajo la elástica blanquiazul. De hecho, allí anotó 21 goles y dio otras seis asistencias, unos datos que llamaron la atención de equipos europeos. Fue en la temporada 2015-16 cuando puso rumbo al Southampton a razón de siete millones de euros, pero en el sur de Inglaterra no brilló como así lo hiciera en el cuadro boquerón.

Tras esa fugaz experiencia en el extranjero, la Real Sociedad apareció como un chaleco salvavidas al que aferrarse para que pudiera recuperar su mejor versión. Y es que a pesar de que el conjunto donostiarra desembolsara otros cinco kilos por el malagueño, la inversión muy pronto se vio amortizada. Superó la centena de partidos con la zamarra txuri-urdin y anotó 31 goles. Además, en la Real Sociedad es donde Juanmi ha disputado más encuentros hasta la fecha, con un total de 114.

Sin embargo, cuando Juanmi apostó por cambiar de aires y recalar así en el Benito Villamarín, la realidad a la que se enfrentó fue muy complicada. En sus primeras cinco jornadas apenas disputó 75 minutos, y una lesión en el pie le mantuvo en el dique seco durante prácticamente toda la temporada 2019-20. Pudo llegar al final de dicho curso y curiosamente fue expulsado ante el Alavés, en aquel duelo en el que el Glorioso logró la permanencia bajo las órdenes de Muñiz.

No en vano, esa resiliencia y capacidad para reponerse de las adversidades ha sido lo que le ha permitido a Juanmi ser hoy uno de los delanteros más determinantes de Primera. Las cifras hablan por sí solas, pero más allá de las estadísticas y los datos, es evidente que el de Coín aporta versatilidad a Pellegrini. Y es que Juanmi es de esos jugadores que se manejan con maestría desde los extremos hasta la punta de ataque, lo que es oro para un equipo que cuenta con virtuosos de la talla de Fekir, Canales, Borja Iglesias y Joaquín.

DELANTEROS EN SU CUMBRE

Además de la fulgurante racha de Juanmi, que le ha sservido para ser galardonado como el mejor futbolista de La Liga en el pasado mes de diciembre, otro ariete que se encuentra en su mejor momento futbolístico es Joselu. El gallego, que ha gozado de más experiencias en el ámbito internacional que Juanmi, también recaló en Vitoria en un momento en el que necesitaba reencontrarse con su mejor fútbol para dejar atrás unas temporadas sin excesivo protagonismo. Su impacto en el Glorioso fue inmediato y el protagonismo en las filas babazorras es de tal magnitud que se ha erigido como el máximo goleador histórico del Alavés en Primera.

No en vano, el 62% de los tantos que el cuadro albiazul ha anotado en esta temporada llevan su firma, por lo que es evidente que Joselu es una pieza clave para Mendilibar. Todo un lujo para una escuadra que necesita como agua de mayo un ariete que garantice una media de 10-15 goles por temporada.

En definitiva, sabiendo que el duelo ante el Betis supone una prueba de la mayor exigencia para regresar a la senda de la victoria, el nivel de alerta de los babazorros ha de ser el máximo ante una de las mejores plantillas del campeonato. No obstante, los últimos precedentes ante el conjunto verdiblanco señalan que la igualdad entre ambos contendientes ha sido la máxima, por lo que frenar las individualidades de los andaluces se antoja trascendental.

noticias de noticiasdealava