4 derrotas, 3 empates y 2 victorias

Un inicio bastante escaso

El equipo vitoriano se sitúa decimoquinto, a solo tres puntos del descenso, tras completar el primer cuarto de la temporada con 4 derrotas, 3 empates y 2 victorias

14.11.2020 | 01:20
Luis Rioja felicita a Lucas Pérez por su gol ante el Levante. Foto: Efe

vitoria – Sensaciones y números, las dos variables que se tienen en cuenta al analizar la trayectoria de un equipo en los primeros compases de la una temporada. Después, la estadística se va tornando fría y relega a la subjetividad a la hora de describir realidades.

Por ahora, los integrantes del Alavés se refugian en esta dicotomía para sentirse satisfechos con lo realizado en la primera parte de la Liga. Y es cierto que existen algunos datos objetivos para dejar por el momento la estadística a un lado.

Para empezar, la notable renovación del proyecto con respecto a la pasada temporada requiere de un periodo de adaptación si cabe alargado aún más por la pandemia y la dificultad de construir plantillas.

La llegada de un nuevo entrenador, Pablo Machín, con un manual de estilo particular y distinto conlleva dificultades de asimilación tanto por parte del club a la hora de fichar como de los jugadores supervivientes de años anteriores.

Al técnico soriano le está costando probablemente más de lo que pensaba implantar el sistema de tres centrales y dos carrileros que asume como ideal para manejar los partidos. Quizá la plantilla que tenía a su disposición no era la más adecuada y los errores defensivos de las primeras jornadas han costado más puntos de los previstos.

1ª jornada

Alavés-Betis (0-1)

Derrota en el descuento

Parecía que el Alavés iba a sumar el primer punto de la temporada en un partido en el que se mostró bastante sólido atrás pero que estropeó en el minuto 95 con un grosero error defensivo que permitió a Tello resolver el partido. El conjunto albiazul apenas creo peligro en ataque.

2ª jornada

Granada-Alavés (2-1)

Más errores defensivos

El sistema no acaba de cuajar. Un error de Ely ante Soldado propició el 1-0 en los primeros compases del partido. Los fallos defensivos se sucedieron hasta el descanso aunque el Granada no consiguió aprovecharlos. El central fue sustituido en el intermedio por Ximo Navarro. Tras el empate de Joselu de falta directa, el Alavés volvió a malograr el partido con otra concesión en su área en el minuto 78 (gol de Machís).

3ª jornada

Alavés-Getafe (0-0)

Primer punto

De nuevo, Machín apostó por el sistema 4-4-2 que ya había utilizado en la segunda parte ante el Granada y su equipo respondió con un partido notable. Primer punto y primera vez con la portería a cero. Solamente faltó la guinda del gol para redondear una jornada de franca mejoría.

4ª jornada

Villarreal-Alavés (3-1)

Varapalo inapelable

El Alavés acudió a Villarreal con el optimismo despuésde la mejoría advertida ante el Getafe. Sin embargo, el nuevo y remozado Villarreal de Unai Emery le sacó los colores con un triunfo incontestable que bien pudo acabar en goleada sino llega a ser por la falta de puntería castellonense. La defensa adelantada y la presión alta diseñadas por Machín hizo aguas por todas partes.

5ª jornada

Alavés-Athletic (1-0)

Victoria balsámica

El derbi se presentaba como uno de los primeros ultimátum de la temporada. El balance de las cuatro primeras jornadas era de un punto sumado de doce posibles y las emociones subjetivas empezaban a dejarse tomar la delantera por los fríos números. Se trataba del segundo peor arranque de la historia alavesista en Primera y la continuidad de Machín comenzaba a ponerse en entredicho. Menos mal que el Athletic tampoco atravesaba un buen momento y resultó una buena víctima propiciatoria para los albiazules. El gol reivindicativo de Ely culminó el resurgimiento de Lucas Pérez, muy gris hasta ese partido.

6ª jornada

Alavés-Elche (0-2)

Un baño de realidad

El Alavés quizá cometió el error de pensar que ya había dado con el buen camino y que el triunfo ante el Athletic despejaría todas las dudas. Pero llegó a Mendizorroza el recién ascendido Elche para dar una nueva lección de realismo al combinado vitoriano. Otro fallido intento de adelantar la presión facilitó la labor ilicitana de encontrar espacios diáfanos hacia Pacheco. Machín alternó sistemas defensivos dentro del mismo partido, pero ni así logró corregir la endeblez de su equipo. Milla y Morente certificaron la derrota albiazul.

7ª jornada

Valladolid-Alavés (0-2)

El triunfo de la paciencia

El Alavés acudía a Valladolid de nuevo entre la espada y la pared para medirse a un rival que tampoco estaba cumpliendo con las expectativas.Para colmo de males, falló un penalti y le anularon un gol. Pero la expulsión de Nacho, que había cometido la pena máxima sobre Lucas Pérez, le había concedido una buena oportunidad. Lejos de desesperarse por los sinsabores, el Alavés insistió hasta vencer.

8ª jornada

Alavés-Barcelona (1-1)

Premio al sufrimiento

El Barcelona llegaba a Vitoria después de cuajar el mejor partido de la era Koeam, ante el Juventus, pero se topó con un Alavés ambicioso y en absoluto resignado. Un cambio de dibujo táctico para potenciar el centro del campo, el primer gol de Luis Rioja en Primera y la portentosa actuación de Pacheco para aguantar las embestidas culés tras la expulsión de Jota Peleteiro propiciaron un empate de esos que insuflan ánimo y confianza.

9ª jornada

Alavés-Levante (1-1)

En el buen camino

El Alavés ya se lo cree. Lucas Pérez lo puso de manifiesto nada más arrancar el partido ante el Levante. Pero luego llegó la absurda expulsión de Edgar y tocó sufrir hasta el final. De todos modos, un punto más.