Sin un relevo de garantías

Joselu y Lucas Pérez, dueños de la delantera albiazul

Con Demirovic rumbo al Friburgo y Guidetti y Miérez a la espera de decidir su futuro, la dupla no cuenta con recambios fiables

29.07.2020 | 01:10
Con Demirovic en el Friburgo, todo apunta a que el Alavés fichará un suplente para Joselu y Lucas.

Vitoria – Desde que terminó la competición liguera, en el Alavés se está hablando más de despedidas que de bienvenidas, y es que sigue habiendo una vacante en el banquillo y aún no han llegado refuerzos. Ayer el club anunció oficialmente la venta de Ermedin Demirovic, que, como adelantó este periódico, recala en el Friburgo alemán. El club ingresará a cambio una cantidad cercana a los tres millones de euros, una buena operación teniendo en cuenta que al ariete bosnio solo le restaba un año de contrato en la capital alavesa.

Eso sí, el Alavés pierde una apuesta de futuro – cumplió 22 años en marzo – y una interesante opción como tercer delantero detrás de Lucas Pérez y Joselu. De hecho, durante su cesión en el St Gallen, Demirovic ha demostrado ser un atacante con gran olfato goleador. Sus 13 goles y 6 asistencias en 26 encuentros en la Super Liga suiza han despertado el interés de un equipo competitivo como el Friburgo, que ha terminado en un meritorio octavo lugar en la Bundesliga.

Con este movimiento, queda en el ambiente la sensación de que, si bien nunca llegó a convencer a los técnicos que tuvo en el Alavés, Demirovic se va sin realmente haber tenido la oportunidad de demostrar su valía. El bosnio llegó a la entidad en 2017, a los 19 años, y desde entonces solo ha tenido la ocasión de disputar tres partidos de Copa del Rey y tres en Primera División con la elástica albiazul, en los que anotó cuatro tantos.

LA pesadilla DE GUIDETTI Con la marcha de Demirovic, las dos opciones con las que cuenta el Alavés en estos momentos para rotar con Lucas Pérez y Joselu son John Guidetti y Ramón Miérez, cuyo rendimiento está a años luz del ofrecido por la dupla que tantas alegrías le ha dado al Glorioso esta temporada. Guidetti salió cedido al Hannover 96 en enero, donde ha vuelto a sentirse futbolista tras año y medio en el ostracismo en Vitoria. Ha cuajado actuaciones meritorias, pero tres goles en la segunda división alemana no son cifras acordes a su ficha en el Alavés. El sueco tiene contrato hasta 2022, una pesadilla con la que ha de lidiar el club si no le encuentra salida.

Miérez, por su parte, solo ha disputado 700 minutos en su cesión al Tenerife este curso y ha marcado un gol, por lo que tampoco parece preparado para dar el salto a la máxima categoría. El argentino llegó a la entidad el pasado verano y su temporada no deja muestras de que a sus 23 años vaya a ser una superestrella.

El futuro de Guidetti y Miérez dependerá también del técnico que contrate el Alavés, pero es evidente que el club ha perdido al cedido que ha realizado la temporada más prometedora. En el tramo final de la temporada ha sido Burke quien ha tenido que disputar minutos en la posición de delantero a falta de un recambio para Joselu y Lucas Pérez. Si el nuevo entrenador sigue apostando por un esquema con dos arietes, hará falta fichar un tercer punta o recuperar a Burke para dar descanso a los dos goleadores.