Los puertos de Álava están abiertos, pero se pide circular con precaución en Herrera y Opakua

El temporal obliga a los bomberos a realizar diversas intervenciones en Euskadi debido a que las intensas lluvias de los últimos días han provocado balsas de agua en algunas carreteras vascas

06.12.2021 | 01:05
Herrera con nieve. Foto: I.F.

El agua, la nieve y el viento no han querido hacer puente. Euskadi está viviendo los primeros días de diciembre con fenómenos meteorológicos adversos que obligaron ayer a cerrar diversas carreteras por todo el territorio y a que los bomberos tuvieran que realizar diversas intervenciones.

De momento, todos los puertos de Álava están abiertos, tan solo se pide circular con precaución en los altos de Herrera y Opakua, tal y como informan desde Tráfico del Gobierno Vasco.

La lluvia de las últimas jornadas provocó balsas de agua en algunas carreteras vascas, como en el caso de la Bi-735, entre Erandio y Asua, a la altura del centro comercial Macro. Por ello, la circulación se cerró en ambos sentidos.

Los diversos daños provocados por el temporal de lluvia y viento obligaron bomberos de la Diputación foral de Bizkaia a intervenir para solucionar varias incidencias en los municipios de Erandio, Muxika, Gernika, Sopela, Abanto y Arrieta. Según informaron, tuvieron que retirar un árbol caído en la calzada en el barrio de Gorozika, en Muxika, al igual que varias ramas caídas a la carretera en Kukularrabidea, en Erandio.

Del mismo modo, tuvieron que proceder al saneado de construcciones, por el peligro de chapas sueltas, en el barrio de Axpe, en Erandio, y en la calle Iparragirre, en Gernika. Otra intervención se vio motivada por la caída de una farola en Lizarre, en el municipio de Sopela, y otras dos por árboles caídos en Santa Lucía, en Abanto, y en la zona de Lexarraga, en el pueblo de Arrieta.

posibles desbordamientos Las intensas lluvias provocaron también que subiera a nivel amarillo, por posibles desbordamientos, la estación de Etura, en la cuenca del Zadorra, según informó Euskalmet. A las cinco y cuarto de la tarde, en la cuenca del Oria, la estación de Alegia bajó a nivel verde, al igual que hizo en la cuenca del Ibaizabal, la estación de Galdakao. También bajaron a nivel verde las estaciones de San Prudentzio y de Aixola, ambas en la cuenca del río Deba.

Por riesgo marítimo costero también se mantuvo el aviso amarillo desde las 16.00 hasta las 19.00 horas. Estuvo también activa hasta las 15.00 horas la alerta naranja por riesgo para la navegación ante la previsión de olas que podían superar los 5 metros. La madrugada del domingo se registraron en el puerto de Pasaia olas de casi 2,4 metros de altura.

El viento fue también protagonista. La estación meteorológica de Cerroja, en Karrantza, registró durante el domingo rachas máximas de viento de 113 kilómetros por hora, mientras en Matxitxako (Bermeo) se apuntaron de 108 kilómetros por hora.

noticias de noticiasdealava