Urkullu cree que el Gobierno central "ha roto la lealtad" y "todas las normas" en la gestión de la pandemia

Zupiria dice que "la desobediencia no es el estilo" de Urkullu pero la salud no puede ser excusa para dejar "la bilateralidad patas arriba"

04.06.2021 | 12:44
Urkullu cree que el Gobierno central "ha roto la lealtad" y "todas las normas" en la gestión de la pandemia

El portavoz y consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, ha asegurado que "la desobediencia no es el estilo" ni del Ejecutivo ni del lehendakari, Iñigo Urkullu, pero que, tras las últimas decisiones adoptadas en torno a la gestión de la pandemia en el seno del Consejo Interterritorial de Sanidad, el lehendakari considera que el Gobierno central "ha roto la lealtad" en esta cuestión y por eso se ha negado a aplicarlas.

Zupiria se ha referido de esta manera, en una entrevista concedida a ETB1, recogida por Europa Press, a las declaraciones de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que ha defendido que los acuerdos aprobados en el Consejo Interterritorial son de "obligado cumplimiento".

"El lehendakari siempre ha dicho lo que piensa, pero siempre ha actuado con lealtad, y cree que, en estos momentos, el Gobierno del Estado ha roto esa lealtad y que no es una cuestión de desobediencia, sino que hay que decirle claramente que ha roto todas las normas", ha asegurado.

Invasión de competencias

En este sentido, el portavoz del Ejecutivo autónomo ha considerado que, por un lado, el Gobierno de Pedro Sánchez "ha entrado en competencias que son del Gobierno vasco sin ningún tipo de acuerdo", y que, por otro lado, "ha decidido romper por su cuenta" con el marco acordado entre ambos gobiernos al inicio de la pandemia, "y ante eso el lehendakari ha dicho no".

En su opinión, además de los objetivos vinculados a la evolución de la pandemia, el Gobierno vasco tiene "el objetivo político" de "proteger las capacidades, las facultades y las competencias" que tiene la Comunidad Autónoma Vasca y "mantener la relación basada en la bilateralidad que tenemos con el Estado".

"Hemos pasado años cultivando eso y trajando para lograr ese objetivo, y la salud no puede ser una excusa para que esa bilateralidad quede patas arriba porque una de las partes así lo ha decidido", ha destacado.

Por otro lado, Zupiria ha señalado que el Gobierno vasco sigue trabajando con el objetivo de que la tasa de incidencia acumulada de la covid-19, que en la última semana se ha estancado en torno a los 210 casos, sea menor de 50, por lo que ha considerado que "aún falta mucho camino".

Por ello, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía a "actuar con medida y con prudencia" y a continuar cumpliendo las medidas relativas a la distancia social, el uso de la mascarilla, la limpieza o evitar aglomeraciones de personas.

Asimismo, ha destacado que, en estos momentos, "tenemos un compañero de viaje que no teníamos el año pasado", en referencia a las vacunas, y se ha congratulado de que cada vez sean más personas las que están vacunadas en Euskadi.

"En ese equilibrio vamos a tener que vivir este verano y los próximos meses. Deberemos cumplir algunas medidas, y además, vamos a tener que vacunarnos. Lo estamos haciendo y creo que va a buen ritmo", ha manifestado.

En todo caso, el portavoz del Gobiernoi vasco ha insistido en que "esto no ha acabado y no sabemos lo que nos viene". "El estado de alarma acabó en el Estado, pero la enfermedad no se ha acabado -ha reiterado-. Ojalá la vacuna nos proteja a todos, pero debe proteger a todo el mundo, y mientras tanto, siempre estaremos en un punto de riesgo y deberemos seguir con mucha atención la situación".

MASCARILLA

Por otro lado, Bingen Zupiria ha considerado que el debate surgido en torno a la posibilidad de que en verano se pueda quitar el uso de la mascarilla en espacios exteriores es "un buen ejemplo" de que "los ciudadanos están cansados de los políticos, porque a veces, muchas cosas de las que decimos crean confusión en lugar de dar información".

Así, ha recordado que el uso obligatorio de la mascarilla está recogido en una ley que "está en vigor", y que, mientras esa ley siga en vigor, "será obligatorio usar la mascarilla".

"Ultimamente hay una crítica muy extendida de que los ciudadanos están cansados de la política. Yo diría que no de la política, sino que están cansados de los políticos, porque a veces, muchas cosas de las que decimos crean confusión en lugar de dar información. Me parece que el debate en torno a la mascarilla es un buen ejemplo de eso", ha asegurado.

noticias de noticiasdealava