900 20 30 50 ATENCIÓN SANITARIA

El lehendakari critica la "imposición" de Sánchez pero ofrece su colaboración

Urkullu considera "innecesario" el control de la Ertzaintza y Osakidetza por el Gobierno español y acuerda "fórmulas de coordinación" con Interior y Sanidad

16.03.2020 | 01:38
Sánchez en Moncloa despachando por videoconferencia. Foto: Efe

vitoria – El lehendakari no quiere hacer casus belli ante la invasión competencial que comporta el estado de alarma decretado por Pedro Sánchez para hacer frente al coronavirus y que pone bajo la bota de los ministerios españoles a la Ertzaintza y Osakidetza, así como la red de transporte vasca. Iñigo Urkullu ha optado por reconducir la situación a su estilo, con moderación y por la vía de los hechos tratar de llevar el ascua a su sardina. No quiere enredar con politiqueo en medio de una crisis sanitaria tan grave. No obstante, ayer mostró al presidente del Gobierno español su disconformidad con el procedimiento de aprobación del real decreto que establece el estado de alarma, así como con la asunción del control de la Policía vasca y la red de hospitales y servicios sanitarios de Euskadi.

Urkullu compareció de manera telemática tras participar en la videoconferencia que el presidente Sánchez mantuvo con los máximos responsables de los 17 gobiernos autonómicos del Estado español. Acompañado de la consejera de Salud, Nekane Murga, el lehendakari explicó que en la videoconferencia dedicó "diez segundos" a manifestar su desacuerdo con el procedimiento y advirtió de que "coordinación o colaboración no es imposición". Defendió que el hecho de que el Gobierno español asuma el mando de la Ertzaintza y del Servicio Vasco de Salud es una "medida innecesaria", además de "no ser entendible desde el punto de vista de la eficacia práctica y profesional", pero dejó claro que "cumplirá con responsabilidad" esta norma en su totalidad.

Con todo, el lehendakari dejó entrever en la rueda de prensa posterior a la videoconferencia que no cejará en el empeño de hacer valer el autogobierno en la gestión de la crisis sanitaria en el ámbito de Euskadi. Tras recordar que el lehendakari es el máximo representante del Estado en la CAV, subrayó que seguirá "desempeñando el liderazgo en las instituciones" vascas y aunque no aclaró que pasaría en un hipotético escenario de que la Ertzaintza recibiera órdenes de Madrid, sí indico que los ministros de Interior y de Sanidad, Fernando Grande-Marlaska y Salvador Illa, ya se han puesto en contacto con sus homólogas vascas, las consejeras Estefanía Beltrán de Heredia y Nekane Murga. Según desveló, ambas partes han apostado por "fórmulas de coordinación" para afrontar la crisis y así lo acordaron en la videoconferencia con Sánchez.

El presidente español fue interrogado por varios presidentes autonómicos sobre si son ellos o el delegado del Gobierno español el que ejerce el mando en cada comunidad, a lo que Sánchez respondió que son los presidentes de cada comunidad.

En el Gobierno Vasco no han sentado bien las formas empleadas por Sánchez para decretar el estado de alarma y el control de la Ertzaintza y Osakidetza. Ha sido una decisión unilateral, con el agravante de que el viernes, un día antes del Consejo de Ministros que aprobó el decreto, Urkullu habló con Sánchez y este no le comunicó sus intenciones ni le dio señales de lo que iba a aprobar el Gobierno español, tratándose de una cuestión tan sensible para el Ejecutivo vasco como es el autogobierno. En los últimos días, la curva de contagiados en el Estado español está creciendo a un ritmo sin parangón en el resto de Europa y ya ha superado con creces la de Italia, lo que le ha llevado a adoptar medidas muy severas.

Los partidos vascos también se pronunciaron ayer sobre las implicaciones que para el autogobierno de Euskadi podría tener un eventual control de la Ertzaintza y Osakidetza. El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, dijo que la lucha contra el Covid-19 exige la máxima unidad y esta "se consigue mejor por la cooperación que por la imposición".

En un mensaje en su cuenta personal de Twitter, el burukide jeltzale mostró su disconformidad "con la abusiva e injustificada invasión competencial" de la medida de Sánchez, a quien reclamó que "haga un uso proporcionado del decreto de estado de alarma, un uso respetuoso con las legítimas autoridades vascas y el autogobierno". Posteriormente el PNV hizo pública una declaración en la que pone en cuestión que la centralización en unas pocas personas del Gobierno español sea la mejor manera de enfrentarse a la pandemia. "Quien es el competente, quien conoce el terreno y quien hasta ahora ha gestionado satisfactoriamente la crisis debe seguir haciéndolo", señala.

Por su parte EH Bildu manifestó ayer su compromiso con la defensa del autogobierno y de las decisiones soberanas de las instituciones vascas", y lamentó que el Gobierno español haya planteado "una especie de artículo 155 camuflado, asumiendo de manera autoritaria el mando único en materia de Sanidad, Interior y Transporte e invadiendo así el ámbito competencial de los gobiernos" vasco y navarro.

La candidata de Elkarrekin Podemos a la Lehendakaritza, Miren Gorrotxategi, señaló que ante la pandemia provocada por el Covid-19 "no es momento de disputas competenciales, partidistas ni electoralistas". "Este es un desafío global que requiere una reacción global", remarcó.

"Asumir el mando de la Ertzaintza y Osakidetza no es entendible desde el prisma de la eficacia"

IÑIGO URKULLU

Lehendakari

"Quien es el competente, conoce el terreno y ha gestionado bien la crisis debe seguir haciéndolo"

pnv

Comunicado

"Sánchez ha planteado un 155 camuflado asumiendo el mando único en Salud e Interior"

eh bildu

Comunicado