Italia supera los 21.000 fallecidos y sigue reduciendo los hospitalizados

El Gobierno advierte a las regiones de que no tienen competencia para aligerar las medidas adoptadas

14.04.2020 | 22:28
Un empleado toma la temperatura a un cliente.

Italia ha sumado este martes otros 600 muertos más, en línea con las cifras de los últimos días, lo que eleva el total por encima de los 21.000 fallecidos, mientas que el número de casos confirmados hasta la fecha asciende ya a más de 162.000, según ha informado el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli.

En las últimas 24 horas, se han sumado otros 675 casos positivos, un dato significativamente inferior a los de días anteriores -la mitad con respecto a los 1.363 de la víspera- y el total de casos confirmados es de 162.488.

Respecto a la cifra de fallecidos, los 602 registrados en el último día suponen un ligero aumento con respecto a los 566 del lunes y sitúan el total en 21.065 víctimas mortales. Entre los fallecidos, según los últimos datos publicados este martes por la Federación de Órdenes de Médicos, figuran al menos 115 médicos.

Borrelli ha puesto el acento nuevamente en el hecho de que sigue disminuyendo la presión sobre los hospitales por la pandemia. Así, ha indicado que hay 74 personas menos ingresadas en la UCI con respecto a ayer -3.186-, mientras que los hospitalizados también han caído, con doce menos, hasta 28.011. El 70 por ciento de los casos positivos, ha agregado, más de 73.000 personas, están en sus casas asintomáticas o con síntomas leves.

Por otra parte, la cifra de personas que consiguen superar la enfermedad Covid-19 sigue en aumento. En el último día, otras 1.695 se han recuperado y son ya 37.130 los pacientes que se han curado.

En este sentido, Massimo Antonelli, miembro del comité técnico-científico que asesora al Gobierno, ha resaltado que la situación en las UCI "está mejorando". Así ha puesto como ejemplo el caso de Lombardía, la región más afectada, donde según ha destacado hay una "supervivencia del 65 por ciento" de los ingresados en cuidados intensivos, un dato que también coincide con lo registrado en Lazio, la región donde se encuentra Roma, pese a la diferencia en la cifra de internados en cuatro semanas -3.862 frente a 424-.

Lombardía se mantiene como la región más afectada, con 32.363 casos y 11.142 fallecidos, seguida por Emilia Romaña, con 13.778 casos y 2.705 fallecidos, Piamonte, con 13.055 casos y 1.927 fallecidos, y Véneto, con 10.736 casos y 906 víctimas mortales.

PULSO ENTRE GOBIERNO Y REGIONES

Por otra parte, el ministro de Asuntos Regionales, Francesco Boccia, ha lanzado un mensaje a los gobernadores regionales, en pleno debate sobre cuándo y cómo se producirá el relajamiento de las medidas restrictivas decretadas por el Gobierno italiano para combatir la pandemia.

Durante una comparecencia ante la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, Boccia ha sostenido que hasta ahora ha habido "máxima colaboración" entre el Gobierno y las regiones y estas "han actuado siempre" conforme a lo decretado a nivel gubernamental, si bien tenían la opción de "endurecer" aún más las medidas.

En cambio, ha prevenido, no tienen la capacidad de aligerarlas ya que iría en contra de las "normas ordinarias". "El gran esfuerzo que han hecho los italianos está asegurando al país, pero sin una vacuna, el esfuerzo podría ser en vano si se comete un error a cualquier nivel territorial", ha prevenido, según informa la cadena pública RAI.

Boccia ha sostenido que el paso a la llamada 'fase 2' será "muy difícil". "En la relación entre la dimensión social y la económica hace falta un acuerdo permanente entre las normas regionales y las nacionales", ha insistido el ministro.

En este sentido, el presidente de Véneto, Luca Zaia, ha defendido que las últimas medidas que anunció la víspera, cuando habló de un "confinamiento blando" en la región, una de las más golpeadas inicialmente por el coronavirus, no suponen "ninguna relajación". Es más, ha sostenido, la ordenanza que él firmó ayer es "más restrictiva" porque exige el uso de mascarilla y guantes a quienes salgan de casa.

Zaia ha subrayado que solo en Véneto se limitó a 200 metros "los paseos fuera de casa" por eso, como gesto de "confianza" en los ciudadanos, este lunes decidió suprimir dicha limitación, si bien ha recalcado que está decidido a reimplantarla si las salidas se hacen lejos del lugar de residencia.

Entretanto, hoy han reabierto sus puertas por autorización del Gobierno las librerías, las papelerías y las tiendas de ropa para niños, con la excepción de Lombardía y Véneto, que han rechazado la medida anunciada la semana pasada por el primer ministro, Giuseppe Conte. Además de este tipo de negocios, también se han retomado otras actividades como la silvicultura, la fabricación de ordenadores o de fertilizantes y herramientas para la agricultura, entre otros.