Cuatro picoteos garbanceros para disfrutar de Eurovisión

Las recetas con garbanzos envasados permiten sentarse con los amigos frente a la tele para disfrutar a la par de unos platillos sanos y de los gorgoritos de siempre

13.05.2022 | 21:35
Un bote de garbanzos no debe faltar nunca en una despensa ya que su versatilidad puede solucionar cualquier compromiso.

Para muchos, el Festival de Eurovisión siempre ha estado ahí. Y los garbanzos también. Ambos pueden sonarnos a algo viejuno, clásico, de siempre. Pero cuando lo tenemos delante siempre se disfruta de ambos gracias a su sabrosura y a las conversaciones que surgen a su alrededor.

Por ello, ¿por qué no unir ambos en una fiesta con la familia o los amigos frente a la televisión para aplaudir, criticar y vaticinar quién vota a quien?

Un tazón de garbazos recién escurridos. Foto: Freepik

A la hora de hacer estos pica pica de sofá y mesa baja son muchos los que se esfuerzan en ir más allá de las palomitas, las patatas fritas, la pizza y otros snacks sabrosos pero un tanto comprometidos a la hora de vigilar la dieta. Por ello los garbanzos son una buena opción. Y más si son de bote.

Ya los tenemos cocidos y la posibilidad de improvisar una receta rápida con ellos es muy amplía.
Aquí planteamos cuatro que se pueden servir en pequeñas dosis mientras se aplaude entre canción y canción

1. Humus clásico

Esta crema con origen en Oriente Medio y que se ha hecho enormemente popular en los últimos años es una más que satisfactoria alternativa a las cremas de queso, guacamoles y salsas picantes de tomate habituales en las reuniones de dipear.

Untar el hummus es la mejor manera de disfrutar de un aperitivo sano. Foto: Freepik

A los garbanzos de bote bien escurridos se les añade una cucharada generosa de pasta de sésamo, un par de cucharadas de aceite de oliva, una cucharadita de comino molido, sal, zumo de limón, un par de ajos pelados. Se trituran juntos todos los ingredientes con una batidora y se deja lo más fino posible. A la hora de ponerlo en los vasos para que se unte se puede decorar con un poco de pimentón y unas semillas de sésamo. Para untar, unas tostadas de pan, unas tortillitas de maíz o unos palitos de zanahoria.

2. Minihamburguesas de garbanzos

Pueden ser una opción para quienes no sean unos entusiastas de la carne, pero tampoco es una recetas para veganos ya que entre los ingrediente hay huevo. Pero bien fritas y sobre pequeños panes crujientes hacen las delicias de más de uno y de dos. Por supuesto, también se pueden hacer del tamaño tradicional, pero se trata de picotear.

De entrada, en una sartén doramos una cebolla picada, apio cortado menudo, una manzana troceada y un puñado de almendras. Una vez cocinados, se tritura todo junto con los garbanzos hasta lograr una pasta consistente. Para elaborar las minihamburguesas, se hacen unas bolitas con la pasta, que se aplanan, se pasan por huevo batido y pan rallado antes de freírlas a fuego medio. Antes de ponerlas sobre el pan, escurrirlas en un papel absorbente.

3. Garbanzos tostados

Muchos son los que repudian los garbanzos tostados que aparecen en las bolsas de mix de frutos secos, pero no dejan de ser un aperitivo que ya se consumía en la Roma clásica. Además, si no quieres un aperitivo cargado de calorías, esta receta puede espantar tus prejuicios.

Sabrosos y crujientes, los garbanzos tostados se comen como si fueran pipas. Foto: Pixabay

Una vez puesto a precalentar el horno a 200º C y mientras alcanza la temperatura adecuada, se lavan y secan bien los garbanzos de bote. En un bol o en un recipiente amplio se pones los garbanzos y se les añade pimentón dulce, algo de pimienta recién molida, sal y una cucharada generosa de harina. Se mezcla todo bien removiendo los garbanzos hasta que estos quede bien impregnados. Estas especias son las más habituales, pero puedes poner las que más te gusten.

En una fuente de horno aceitada se colocan los garbanzos y se tuestan durante media hora. Si están muy amontonados conviene removerlos de vez en cuando para que se tuesten bien por todo. Durante los últimos cinco minutos se puede encender el gratinador. Y a comer como si fueran pipas

4. Tacos veganos

Ahora sí, tras el intento de antes, un bocado para visitantes veganos. Los multifuncionales y proteínicos garbanzos son una buena alternativa a la carne.

Sobre las tortillas de maíz debidamente templadas se extiende una cucharada generosa de guacamole, unas hojas de rúcula y una cucharada de garbanzos de bote bien escurridos. Se puede completar con un poco de tomate de ensalada picado y un chorrito de zumo de limón.

Bien acompañado de las bebidas preferidas, solo queda vitorear a tus canciones favorita y criticar todas las demás.

noticias de noticiasdealava