Carlos García Hirschfeld: “La televisión siempre ha sido difícil, pero ahora mucho más”

19.02.2020 | 10:06
Carlos García Hirschfeld lleva quince años trabajando como productor independiente.

Carlos García Hirschfeld es un rostros muy conocido por los espectadores, ya que durante quince años fue una de las más caras visibles de Antena 3. Se estrenó en televisión en 1989, con la llegada de esta cadena privada, y acabó haciendo un poco de todo. Hoy ejerce de productor independiente. 

Al programa Seguridad vital La 1 de TVE le ha puesto un horario para madrugadores dominicales: las 09.00 horas. 

Sí, y hay gente que me dice que es demasiado pronto y que por qué no lo ponen en otro horario. Realmente es muy difícil saber cuál es un buen horario para un programa de este tipo. No vamos a entrar en el prime time, por la tarde hay unas programaciones fijas en las que es imposible colarse y no sé si en fin de semana hay algún horario mejor. Es difícil adivinar cuál es el adecuado para un espacio como este.

Es un programa de servicio, luego quizá sería mejor una hora a la que acuda un número mayor de espectadores, ¿no?

No lo sé. Creo que lo más importante ha sido regresar y que Televisión Española haya apostado de nuevo por un programa como el nuestro. Me parece muy interesante que TVE apueste por un formato de divulgación.

¿Cómo surgió el espacio?

Los productores independientes como yo tenemos que ir moviéndonos y ofreciendo nuestros formatos a las televisiones. En una reunión con TVE les pregunté a ver si se planteaban recuperar Seguridad vital, me dijeron que presentara una propuesta, lo hice y la aceptaron. De momento nos han encargado trece programas y confiamos que ocurra como en la etapa anterior, cuando nos encargaron los mismos, trece, y acabamos haciendo 133.

Un número, el trece, que no es precisamente el de la suerte.

Ja, ja, ja... Pues ya ves, en la etapa anterior sí que nos dio suerte. Espero que esta vez funcione igual.

¿Cómo se siente más cómodo, delante como presentador o detrás como productor?

Me gustan las dos facetas. Tengo dos vocaciones muy claras, la de periodista y la de empresario. Presentar el programa me quita ese mono que surge cuando no ejerces de periodista. También me gusta la otra parte, la de crear un formato, ponerlo en pie, gestionar una empresa y contratar a gente para poder llevarlo a cabo. A todo esto es a lo que me dedico desde hace quince años.

La televisión se ha vuelto difícil de manejar, ¿no?

Nunca ha sido un medio fácil, pero ahora mismo es heroico hacerla. El panorama es muy complicado. Colocar un programa ahora es muy difícil y hay mucha diversidad de canales. Desde hace años han empezado a entrar canales que trabajan online y han venido como un tsunami. En la última feria a la que fui en Cannes los grandes cartelones no eran de productoras o televisiones tradicionales. Eran de HBO, Amazon, Netflix, etc. Hay un cambio de paradigma bestial que ha llevado a que todo sea muy diferente.

Parece que hay que coger el tren casi en marcha para tener oportunidades, o al menos eso dicen los profesionales de su gremio.

Más o menos. Si te pasa por delante una oportunidad, hay que intentar agarrarla, no importa la velocidad, hay que coger esa oportunidad y aferrarte a ella como sea. Así está el negocio. La cuestión es que ningún tren te espera, y a veces ni siquiera para.

Y a pesar de todo, le gusta.

Disfruto mucho. No me ha ido mal y es algo que he elegido personalmente, pero ya nadie te propone cosas. Tienes que peleártelo todo el rato, y si no, lo más probable es que te quedes en la estación y no tengas destinos disponibles.

Lleva usted más de tres décadas en la televisión.

Sí, en noviembre de 1989 firmé mi primer contrato con Antena 3 y el 25 de enero de 1990 la cadena estrenó su programación. Yo estuve ahí, en la llegada de las televisiones privadas, y fue una de las etapas más bonitas de mi vida. Pasaban mil cosas a toda prisa, todo el rato haciendo cosas nuevas, había mil y pico personas haciendo series, programas, informativos? Qué te voy a decir, aquello forma parte de la historia de la televisión española. Antena 3 fue la primera privada en llegar y el mundo cambió a través de la pantalla. Fue una cosa que no va a volver, es difícil que haya otro escenario como aquel.

Todo ha cambiado mucho.

Y muy deprisa. La televisión que viví en el arranque de Antena 3, la que viví cuando me fui de la cadena hace quince años, y la que vivimos ahora, son totalmente diferentes. Nada que ver, y no hay vuelta atrás. Doy gracias a Dios por haber sido capaz de haberme adaptado a todos los cambios que se han producido. Para mí ha sido muy importante haber conseguido sobrevivir y flotar en este mundo tan diferente a cuando empecé. Además, lo he hecho pasándomelo bien, y eso es esencial. Si algo te gusta mucho no hay dificultades que te paren.

¿Qué temas son los más importantes en Seguridad vital?

Todos. Hemos hablado del uso de móviles mientras conducimos, pero también halaremos de aparcamientos indebidos, algo que puede parecer que no es peligroso, pero lo es. Un tío aparcado en doble fila puede provocar un accidente o impedir que un peatón vea el coche que se acerca cuando está cruzando. Lo que queremos enseñar es que en ocasiones somos muy bestias conduciendo.

¿Alguna novedad respecto a la etapa anterior?

No es una novedad, pero en esta ocasión damos más importancia a la movilidad sostenible. Todos tenemos derecho a movernos, pero debemos hacerlo de una manera que sea menos agresiva con el planeta y con los que nos rodean.

¿Qué tal conductor es usted? ¿Es impaciente o prudente?

Francamente, si esta pregunta me la haces hace cinco años creo que te hubiera respondido: Soy un buen conductor. Me hubiera puesto una nota de un ocho, más o menos. Pero si comparas al conductor que soy ahora con el de hace cinco años, el de antes era mucho peor que el de hoy.

¿Por qué piensa que ha mejorado?

He tenido que hacer un programa de seguridad vial para darme cuenta de todo eso. Hay que ser conscientes del daño que podemos hacer con un coche en las manos. Antes, en mis viajes tenía una velocidad media 20 o 30 kilómetros por hora superior a la que tengo hoy. Iba más pegado a los coches de lo que voy ahora, y utilizaba el móvil conduciendo con una ligereza que hoy me enfada.

¿No usa ahora nunca el móvil cuando conduce?

No, y lo intento tener apartado de mi vista. Y en cuanto noto el primer signo de cansancio, paro y me voy a tomar un café. Hace unos años hacía viajes de cinco horas sin parar.

Vamos, que se ha convertido en un conductor modelo y sobresaliente.

Ja, ja, ja? No. Seguro que alguno me saca fallos. Hoy soy mejor conductor, pero si me analizo o me coge un experto, no pasaré de un siete. Es un notable, pero si me preguntas a bote pronto, yo diría que un nueve. La mayor parte de los famosos a los que entrevistamos se dan una media de un ocho. Es que nos falta autocrítica, pero también es cierto que tenemos mucho desconocimiento. 

¿Es más prudente porque sabe más o por edad?

Es una mezcla de todo. La edad influye, claro. Hago mucho menos el animal que cuando tenía veinte años, porque a esa edad todo el mundo piensa que es indestructible. La edad influye, te relaja, pero el conocimiento es esencial, por eso insisto mucho en la necesidad del reciclaje.

¿Reciclaje?

Si actualizarse con clases.

Ya, pero eso tiene un precio.

Exacto, y creo que la gente que pueda permitírselo debería hacerlo.

Se sigue demonizando y penalizando a los conductores más jóvenes.

En líneas generales, sí. Ahora mismo, las muertes por accidente entre los jóvenes se han reducido en torno a 50%, y las de los mayores de 25 también se han reducido en 35%. Son mucho más prudentes de lo que era mi generación de joven. Aunque nos parezcan unos pedorros, no son así. Tienen otra educación y están mucho más preocupados de lo que lo estábamos nosotros por los temas medioambientales. 

PERSONAL

Edad: 55 años (7 de septiembre de 1964).

Lugar de nacimiento: Málaga.

Formación: Estudió Ciencias de la Información.

Trayectoria: Comenzó a trabajar en la radio. En noviembre de 1989 firmó un contrato para Antena 3, la primera cadena privada de la televisión española. Estuvo primero como editor y después fue uno de los jóvenes periodistas de El programa de Hermida. Durante quince años permaneció en la cadena y presentó todo tipo de programas. Lleva tres lustros trabajando como productor independiente y ahora conduce en La 1 Seguridad vital.