“La política puede ser un juego horrible y peligroso”

Robert Carlyle es el primer ministro británico en ‘Cobra’, un drama político que estrena hoy Sky

12.02.2020 | 06:24
Expertos en gestión de crisis y los políticos de más alto nivel ante una crisis insólita.

madrid - Robert Carlyle da vida al primer ministro británico Robert Sutherland en Cobra, serie que llega hoy a Sky. Este drama político traslada al espectador a un Londres postapocalíptico, después de que una tormenta solar inutilice el sistema eléctrico de la ciudad. La ficción acompaña a los miembros de un comité denominado Cobra, compuesto por expertos británicos en gestión de crisis y los políticos de más alto nivel, que tendrán que unir fuerzas para enfrentarse a la que podría ser la peor crisis de la historia del Reino Unido. Como asegura Carlyle, los protagonistas de Cobra no tardarán en descubrir que "la política puede ser un juego horrible y peligroso".

En una entrevista con Europa Press, el actor habló sobre la serie y lo que ha significado interpretar el papel del Primer Ministro y líder del partido conservador, del que afirma que "no es un primer ministro tory al uso" sino un hombre que "hace lo posible para mirar las cosas desde distintos ángulos". Todo lo contrario que el Secretario de Interior, encarnado por David Haig, un personaje "completamente anclado en el pasado" que aprovecha cualquier oportunidad para hacerse con el poder. Victoria Hamilton protagoniza también la serie como jefa de gabinete de Sutherland, junto a Richard Dormer, que da vida al responsable de la Secretaría de Contingencias Civiles. Rodada con un "estilo de documental", Cobra presenta de manera muy realista unos hechos que recuerdan "la fragilidad de nuestra especie y de nuestro mundo, que podría hacerse jirones en una noche". "Las tormentas solares son un fenómeno natural real", declara Carlyle y afirma que las consecuencias serían muy graves por nuestra enorme dependencia de la tecnología.

empatía con may Para Carlyle, la serie corrobora que la política es un "negocio turbio". Algo que le llevó a sentir, durante el rodaje, mucha empatía por la ex primera ministra Theresa May, que en aquel momento "estaba yendo y viniendo de Bruselas tratando de negociar". Cobra muestra que "los amigos que tienes en el mundo de la política son muy pocos y por eso tienes que mantenerlos muy cerca" en un mundo en que "hay un montón de gente deseando hacer lo que sea para trepar por encima de ti". - E. P.