Pasión por las flores blancas

La modista guipuzcoana, Isabel Zapardier, muestra devoción por el color blanco y no podía ser de otra manera cuando hablamos del agapanthus y las hortensias, "mis dos plantas favoritas". A continuación hablaremos del cuidado que tienen que tener estas dos bellas flores

16.08.2021 | 11:08
Una mujer sostiene una hortensia blanca con toques azules.

La protagonista de este número de IN, la modista guipuzcoana Isabel Zapardiez, se confiesa fan del color blanco en todas sus posibles aplicaciones y de las flores agapanthus y hortensias, de hecho son las que tiene en su jardín, aunque confiesa que tiene que hablar con su amigo Iñigo Segurola, paisajista y dueño del Lur Garden en Oiartzun, "ya que las plantas blancas me están mutando de color, de blanco a azul y esto hay que arreglarlo".

A continuación hablaremos de los cuidados que tenemos que tener, los más básicos, para poder tener en buenas condiciones tanto una hortensia como un agapanthus, también conocido como el lirio africano.

Empezaremos hablando de los cuidados que tenemos tener con la hortensia. Antes de nada diremos que cultivarlas en casa es una tarea algo complicada pero para nada imposible, solo que requiere de mucho trabajo. Son asiáticas en origen pero hace siglos vinieron a Europa y con el tiempo ha quedado demostrado que han sabido adaptarse bien. Este tipo de planta además de bella es muy llamativa y crece o florece en primavera. Por ello, en esa época del año serán mucho más bellas si cabe en comparación con el resto del año.

Este tipo de planta tiene una duración ilimitada, según cómo la cuidemos, en jardines amplios, mientras que su duración se reduce a cuatro años más o menos en caso de que la tengamos en casa en una maceta. En cuanto a sus cuidados no variarán en exceso a si están fuera de casa o dentro y lo que tenemos que tener claro el cuidado es de todo el año.

En primer lugar, tenemos que colocar la hortensia en un lugar ventilado muy luminoso. El punto de la luz es muy importante, ya que tenemos que evitar que se pongan amarillas. En caso de que se pongan amarillas la regaremos con agua descalificada. En cuanto a la ventilación tenemos que evitar que las plantas no estén a temperaturas elevadas y por tanto, la ideal es que nunca se sobrepasen los 20º. Por otro lado, esta planta tiene que ser regada a diario, sin excepción, cuando esté en flor pero con cuidado de no encharcarla. En el momento que está en flor es bueno añadir abono líquido para que las flores estén grandes.

Sus cuidados

El agaphantus es un amante del sol por naturaleza, aunque no es necesario colocarla al sol, solo si podemos. Eso sí tendremos que evitar en la medida de lo posible que esté en zonas de mucho viento. Por otro lado en los meses de floración el riego adquiere gran importancia. Eso sí, en invierno no hay que regarla. Por último, tenemos que evitar que se congele o enfríe en exceso, así como que sea atacada por caracoles, su mayor enemigo.

Más información

noticias de noticiasdealava