Josu Sánchez  Consejero delegado y socio fundador de SLK Sarkis Lagunketa. Presidente de Elkargi

"El emprendedor tiene que aprender, esforzarse, tener mucha pasión, creer firmemente en lo que está haciendo"

Su trayectoria profesional le avala como gran conocedor del mundo empresarial y del emprendimiento. Josu Sánchez participará este martes en el Foro Álava Objetivo 2022, organizado por DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA

15.11.2021 | 00:52
Consejero delegado y socio fundador SLK Sarkis Lagunketa, Josu Sánchez es además presidente de Elkargi.

Consejero delegado y socio fundador SLK Sarkis Lagunketa, Josu Sánchez es además presidente de Elkargi. Su trayectoria profesional le avala como gran conocedor del mundo empresarial y del emprendimiento y eso queda evidenciado en detalles como el premio Gran Emprendedor que recibió en 2019. Por otra parte, una de las líneas de trabajo de Elkargi está precisamente orientada a los emprendedores. Josu Sánchez participará mañana en el Foro Álava Objetivo 2022, organizado por DIARIO DE NOTICIAS DE ÁLAVA, que se celebrará en el Palacio Europa bajo el título Impulsando un modelo económico y social sostenible.

El periodista Andrés Goñi moderará el último debate del Foro Álava Objetivo 2022 organizado por DNA. 'Diálogo sobre emprendimiento' será un coloquio a dos entre el fundador de UCA, Mikel Sánchez, y el fundador y consejero delegado de SLK Sarkis Lagunketa y presidente de Elkargi, Josu Sánchez. Emprendimiento, cualidades del emprendendor, necesidades, talento... son algunas de las ideas que se plantearán.

  Junto a Mikel Sánchez, compartirá en el Foro Álava Objetivo 2022 un diálogo sobre emprendimiento. Usted fue galardonado como Gran Emprendedor por Álava Emprende en 2019, ¿qué cualidades necesita un emprendedor?

Primero, un emprendedor tiene que ser valiente. Tiene que ser ambicioso en el buen sentido de la palabra, lanzado, proactivo, creer en lo suyo. Y también tiene que tener la idea de que el emprendedor, al final, es un empresario. Pero también el emprendedor puede ser un gran director general de una compañía.

¿Y a qué retos se va a enfrentar en ese proceso de emprender?

Hay un tema de satisfacción personal cuando tienes una idea y consigues sacarla adelante y crear riqueza y crear empleo, que es una de las funciones del emprendedor y del empresario... La creación de riqueza no es solo económica, sino también social. Ese es el gran reto de un emprendedor: además de conseguir algo que sea novedoso, conseguir los recursos necesarios para llevar adelante su proyecto. Los recursos son muy importantes.

Hablando de recursos, y desde la experiencia que le da ser presidente de Elkargi, ¿existen suficientes mecanismos de apoyo financiero al emprendimiento, tanto desde el ámbito público como desde el privado?

Yo creo que ahora hay suficientes apoyos y programas por parte de las administraciones públicas como para que cualquier emprendedor tenga los recursos necesarios. Y las entidades privadas como los bancos o como es el caso de Elkargi también estamos apoyando esos recursos. Hay varias opciones para que las startups puedan salir adelante. Pero para eso muy necesario el producto. Hay que tener muy claro qué vas a hacer para que cuando lo expongas ante las entidades de crédito o las instituciones puedas conseguir esa financiación.

Menciona la financiación, el producto... ¿qué factores son clave a la hora de que un proyecto salga adelante?

Lo primero hay que tener ganas. Hay mucho dilema de si el emprendedor nace o se hace. Yo creo que admitir que un emprendedor tiene los genes para emprender, solamente los genes, bajo mi punto de vista deja de lado una cuestión muy importante, que es el aprender. Si piensas que solo porque has nacido en una familia de emprendedores ya puedes llegar, no. Tienes que aprender, esforzarte, es muy importante el esfuerzo. Hay que tener mucha pasión, creer firmemente en lo que estás haciendo. Que lo que estás haciendo no es solo para ti, sino que vas a beneficiar a tus empleados y a la sociedad, a tu país. Y, una vez que tienes esto, que tienes el proyecto, la financiación es muy importante.

¿Es distinto emprender ahora a cuando usted inicio su andadura?

También hay veces que esto de emprender es una cuestión de necesidad. En mi caso, fue una necesidad que tuve de continuar con un negocio que luego no funcionó y crear el mío propio, hace ya cuarenta y pico años. En esta época probablemente, con todos los avances tecnológicos que existen, con todo el cambio que se está produciendo en el mundo en los últimos años, hay más posibilidades de poder emprender que entonces. Entonces ya sabíamos qué sectores había y también hubo empresas que se tuvieron que reciclar y cambiar y pasar de hacer unas cosas a otras. Pero entonces yo creo que no había tanto emprendedor y había más empresario, es decir, había gente que creaba una empresa para fabricar o para producir. Ahora el emprendedor está haciendo cosas nuevas para pensar, para facilitarnos la vida diaria.

¿Ha variado entonces el tipo de emprendedor?

Si pones el ejemplo de Juan Arregui, o de los Aranzabal o los que fundaron DKV... Juan Arregui cuando vino a Vitoria tenía muy claro que iba a hacer una acería. El emprendimiento en ahora está muy ligado a la investigación, a lo digital, a las startups. Pero hay otro emprendimiento, que me gusta llamarlo empresario, que es el que decide crear una empresa, de cualquier tipo... Una carnicería en un barrio de Vitoria, eso también es emprender. Emprender es decir voy a montar un negocio de fontanería, por ejemplo, que ahora está con unos problemas importantes. La profesionalización de la mano de obra en algunas cuestiones que no son de estudios universitarios es complicada. Muchos empresarios de Vitoria salieron de la formación profesional y crearon su propio taller, poco a poco, y fueron creciendo. Eso también es emprender. Y eso se llama ser un empresario.

Siempre se ha dicho que Euskadi era tierra de emprendedores, ¿sigue siéndolo?

Creo que sí. Pero el tema de la globalización nos hace competir con todo el mundo. Y como dice un buen amigo, Pedro Luis Uriarte, no nos olvidemos de que Euskadi es como un barrio de Chicago. Y tiene mucha razón. Yo creo que tenemos mucho talento, y ese espíritu emprendedor que tenemos los vascos pues probablemente esté en la genética. Y creo que seguimos estando. Podemos poner muchos ejemplos de empresas vascas que han nacido de la nada y que se han vendido e incluso alguna que está hoy en Bolsa; empresas que nacieron en un garaje, no solo Steve Jobs creo una empresa en un garaje.

Además de emprendedor, quien se lanza a un proyecto tiene que ser un buen líder. ¿Qué cualidades debe tener?

Sobre todo tiene que escuchar. El líder tiene que tomar las decisiones que crea conveniente, pero antes tiene que escuchar a los que colaboran con él. Esto no lo hace solo una persona, se hace en equipo. Y una vez de escuchar, tener las ideas muy claras, saber lo que él quiere hacer con su empresa y su proyecto. Y el empresario no debe olvidar que tiene que estar formándose constantemente. El mundo está cambiando a tal velocidad que si no te vas adecuando a las nuevas situaciones y momentos, te vas a quedar atrás.

¿Está suficientemente alineado el ámbito educativo con el mundo laboral y profesional?

Tiene que haber una relación muy intensa entre universidad, centros educativos, formación profesional y empresa. Cuando eres un emprendedor todo el mundo te aplaude, pero cuando llegas a ser empresario la sociedad te mira de otra forma. Una de las labores importantes que deberíamos hacer es acercar la empresa a los colegios y a los estudiantes, que sepan qué es ser empresario, que no es un señor que le gusta el dinero y que lo único que hace es comprarse coches. Un empresario, además de crear riqueza económica y social, de crear empleo, está poniendo encima de la mesa su patrimonio para sacar adelante un negocio. Y esto a veces también retrae. Hay jóvenes que piensan me voy a meter en este lío y si me sale mal me voy a quedar sin nada. En esta sociedad el error se está penalizando muchísimo. Y es un error penalizar el error. A la gente que lo ha hecho bien y, a pesar de todo, no ha podido salir adelante hay que ayudarla también.

"Muchos empresarios de Vitoria salieron de la formación profesional, crearon su propio taller, fueron creciendo. Eso también es emprender. Y eso se llama ser un empresario"


noticias de noticiasdealava