El proyecto de Presupuestos vascos contempla un aumento del 50% de la inversión pública en 2022

Las cuentas, que ascienden a 13.107 millones de euros, destinan cerca de ocho de cada diez euros se destinarán a gasto social e inluyen una subida salarial del 2% para los funcionarios

26.10.2021 | 11:54
El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu

El Gobierno vasco ha aprobado este martes el proyecto de Presupuestos Generales de Euskadi para 2022, que asciende a 13.107,8 millones de euros, lo que supone un incremento del presupuesto operativo -el dinero disponible para gasto en políticas públicas excluyendo amortizaciones, el TAV y la Variante Sur- de 694 millones de euros, es decir, un 6% más que el año pasado. El proyecto recoge inversiones por valor de 1.605 millones de euros, lo que supone un incremento del 50% respecto a 2021. [Los presupuestos al detalle: consulta cuánto se destina a cada departamento]

El proyecto, que incluye una subida salarial del 2% para los funcionarios, será registrado en el Parlamento el 29 de octubre, y los consejeros comparecerán del 2 al 4 de noviembre en la Cámara para presentar las cuentas de sus departamentos. La fecha prevista para la aprobación, garantizada por la mayoría absoluta que suman PNV y PSE-EE en el Parlamento, es el 23 de diciembre.

El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, que ha comparecido ante los medios de comunicación tras la aprobación del proyecto, ha precisado que la comparativa entre el presupuesto de 2022 y el de 2021 "requiere de una explicación" que --según ha reconocido-- es "complicada" de comprender.

En este sentido, ha afirmado que las cuentas de 2021 contienen un Fondo Covid dotado con 543 millones, mientras que para 2022, la dotación de este instrumento se ha reducido a 349 millones, si bien se mantiene el 100% de la asignación de este fondo para salud y educación.

Azpiazu ha explicado que los 194 millones de euros de diferencia respecto al fondo de este año "pasan a ampliar la capacidad de gasto de los departamentos", por lo que --según ha dicho-- el aumento presupuestario para políticas públicas asciende a 888 millones, un 7,6% más respecto a 2021.

El consejero ha afirmado que el presupuesto "está concebido para relanzar económicamente Euskadi y recuperar el empleo perdido por la pandemia". "Tenemos un gran reto; y junto a ello, una enorme responsabilidad para aprovechar esta 'ola económica' a favor que se nos presenta en 2022", ha indicado.

Azpiazu ha anunciado que tras las comparecencias de los consejeros en el Parlamento, iniciará una ronda de contactos para hablar sobre el proyecto con los grupos de la oposición "que han mostrado disposición a mantener vías abiertas de comunicación" con el Gobierno. El consejero ha afirmado que contactará con todos los partidos representados en el Parlamento salvo con Vox, dado que "no tiene sentido" reunirse con una formación "que da la espalda al Gobierno" y "no quiere reunirse" con el lehendakari.

De la suma global destinada a inversión en el proyecto (1.605 millones de euros), 165 millones de euros se destinarán a un plan de inversiones interinstitucional junto a las diputaciones forales.

El consejero ha explicado que en este proyecto se pretende aprovechar la ventana de oportunidad "sin precedentes" derivada de la situación excepcional producida por la suspensión de las reglas fiscales por parte de la Unión Europea. "2022 nos exige maximizar la inversión pública, apurando los límites permitidos y empleando todos los recursos disponibles", ha afirmado.

El Gobierno vasco mantiene, asimismo, sus compromisos de garantizar y mejorar las políticas sociales, por lo que el 77% del gasto previsto corresponde a políticas sociales. Asimismo, el presupuesto incluye una "apuesta inequívoca" por la perspectiva global de género, que abarca el 16,5%, cuatro décimas más que en los presupuestos de 2021. Además, cerca de ocho de cada diez euros continúan destinándose a gasto social.

En el apartado de previsiones, el crecimiento esperado para el presente año se mantiene en el 6,7%, si bien Azpiazu ha reconocido que existen "ciertas incertidumbres" --como el precio de la energía y la falta de suministros industriales-- que obligan a mantener "una necesaria prudencia".

En todo caso, el consejero ha indicado que para 2022, las expectativas para el entorno económico han mejorado, lo que tendrá una incidencia positiva en la economía vasca, con un crecimiento esperado del 6,4%. En el apartado del empleo, ha manifestado que la previsión es que en 2021 la tasa de paro se sitúe en el 10,3%, llegando al 9,5% en 2022, año en el que se prevé la creación de 10.800 empleos.

El proyecto presupuestario para 2022 no incluye los fondos que puedan llegar a Euskadi del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), si bien la ley presupuestaria recogerá su integración a medida que vayan llegando. En materia de deuda, el escenario incluido en los presupuestos 2022 es de 683,2 millones de euros de endeudamiento neto, y unas amortizaciones de 746,4 millones de euros, por lo que el endeudamiento bruto --neto+amortizaciones-- se plantea en 1.429,6 millones de euros.

La previsión de endeudamiento se reducirá en -1.122,8 millones, como consecuencia del incremento de aportaciones y la utilización de remanentes de tesorería por importe de 200 millones de euros. Por su parte, la deuda pública en 2022 no ha de ser superior al 15,6% sobre el PIB.

El Departamento de Salud cuenta con un presupuesto de 4.352 millones de euros (+168 millones), de los que 3.333 corresponden a Osakidetza (+116,6 millones). La financiación de inversiones sanitarias aumenta en 37 millones de euros, hasta los 106,7 millones. A su vez, el 'Programa de Acción Concertada' en su conjunto sube tres millones de euros. El gasto en vacunas crece hasta los 19,2 millones de euros (+5 millones) y el gasto en farmacia se mantiene estable.

La suma asignada al Departamento de Educación es de 3.235 millones de euros(+126,9 millones). Este departamento incluye un incremento de 41,3 millones de euros para inversiones, y los gastos de personal y de funcionamiento, ascienden a 1.738 millones de euros, ya que se han mantenido las medidas puestas en marcha por la pandemia.

El presupuesto para el Departamento de Trabajo y Empleo asciende a 936,2 millones de euros (-7,6 millones). En este apartado del presupuesto se han incluido varios programas nuevos para garantizar la empleabilidad de jóvenes, mujeres y mayores de 45 años.

En cuanto a la RGI, las cuantías se incrementan el 3%, frente al 1,8% del presente año. Incluso con este incremento, la mejora del empleo y la incorporación del Ingreso Mínimo Vital (IMV) ajustan la previsión presupuestaria para esta prestación, que será 345 millones de euros, ampliable si fuera necesario. A la vez, la PCV se incrementa un 10%, hasta alcanzar los 87,4 millones de euros, al incrementarse las cuantías de 250 a 275 euros mensuales.

El Departamento de Desarrollo Económico cuenta con una asignación de 777,4 millones de euros, mientras que la dotación para el Departamento de Seguridad es de 725,1 millones de euros (+33,2 millones).

Por su parte, el Departamento de Planificación Territorial cuenta con un presupuesto de 564,4 millones de euros (+57,6 millones), y el Departamento de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales dispondrá de 528,6 millones de euros (+67,1 millones). Tras la transferencia a Euskadi, el pasado 1 de octubre, de la competencia sobre la gestión de las prisiones, el Gobierno vasco reserva por primera vez una partida para Instituciones Penitenciarias, dotada con 70 millones de euros.

El presupuesto del Departamento de Cultura es de 322,4 millones de euros (+32,6 millones); el del Departamento de Gobernanza Pública asciende a 139,2 millones de euros (+9,8 millones); y el del Departamento de Economía y Hacienda se sitúa en 128,6 millones (+41,2 millones). El Departamento de Turismo, Comercio y Consumo tiene asignados 52,1 millones de euros (+4,8 millones) y Lehendakaritza cuenta con 35,5 millones de euros (+3,1 millones), de los que algo más de un millón se destinará a la apertura de una delegación de Euskadi en París.


noticias de noticiasdealava