El turismo en el Estado se resigna ante una Semana Santa bajo mínimos

El sector augura una baja facturación para estas fechas y piensa ya en los meses de verano

27.03.2021 | 23:22
Personal de un hotel de Palma de Mallorca. Foto: Efe

madrid – El sector turístico se resigna ante una Semana Santa de mínimos, debido a los cierres perimetrales en España y las restricciones en otros países europeos por la covid-19, pensando ya en la temporada de verano, que confía en que sea mejor.

Las agencias de viajes dan la Semana Santa por perdida porque, aunque ayudará a tener unas ocupaciones mínimas en algunas zonas, "hablamos de ingresos marginales", señalan desde la patronal Ceav. "Nadie está en disposición de viajar porque la legislación cambia permanentemente y las personas no saben a qué atenerse con este desorden", lamentan.

A su juicio, es necesario organizar una desescalada coordinada, dando fechas con antelación, para que el sector pueda empezar la programación y la contratación de los viajes de una forma coherente. Las reservas para Semana Santa con destino España sólo alcanzan un 23% de las que se hubiesen registrado en un año sin pandemia, de las que el 91% proviene de españoles y el resto, de extranjeros, sobre todo del mercado alemán (un 3%) y el británico (un 1%), según el portal de viajes Destinia.

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) augura que no se va a llegar "ni siquiera a un 20%" de la facturación que hubo en la Semana Santa de 2019, antes de la pandemia de la covid-19. Su presidente, Jorge Marichal, ha indicado que la situación es muy complicada debido a un descontrol respecto a la comunicación de las medidas que se están tomando, sin que haya paridad en las mismas ni corresponsabilidad, lo que hace que las personas no se muevan y los que tenían reservadas sus vacaciones, tiendan a cancelarlas.

Dado el cierre perimetral, los españoles que han decidido viajar lo hacen principalmente dentro de sus propias comunidades, por lo que su estancia media se ha reducido de tres a dos noches y, con ello, también ha bajado un 37% su gasto. El destino principal elegido por los españoles es Catalunya, con el 29% de las reservas, seguido de Canarias, con el 22%, mientras que el resto está muy distribuido, ya que el turismo será en estas fechas fundamentalmente intraprovincial.

En cuanto a la demanda extranjera, los alemanes viajan principalmente a Baleares. En Canarias, prácticamente el 70% de su planta alojativa está cerrada y la que está abierta tiene unas ocupaciones que no superan el 15%, dijo Marichal. Tras un alza en las reservas en las últimas semanas de Meliá Hotels International, se han incrementado las cancelaciones, que afectan sobre todo a zonas como Canarias (a excepción de Fuerteventura que resiste gracias al mercado alemán) o Málaga. Meliá prevé tener 47 hoteles abiertos en España en Semana Santa, mientras que otras cadenas como, por ejemplo, Palladium Hotel Group mantiene cerrada la mayoría de los suyos, incluidos los de Baleares. De cara a los próximos meses, las reservas de mayo llegan "con cuentagotas" y la gente está empezando a postergar la contratación para más entrado el verano porque las incongruencias y la falta de claridad en los mensajes que dan los gobiernos de cómo se debe viajar, no ayuda a la toma de decisiones.

Para Marichal, es "una mala noticia para España, porque no nos podemos permitir el perder otro verano", por lo que pide a las administraciones públicas responsabilidad en la puesta en marcha del certificado digital de vacunación, para facilitar una movilidad controlada.

noticias de noticiasdealava