El Banco de España prevé que la tasa de paro cierre en el 17%

La entidad apunta a que la economía seguiría en recesión en el cuarto trimestre y repuntaría un 6,8% el año próximo

19.12.2020 | 01:10

madrid – El Banco de España prevé que la tasa de paro cierre 2020 en el 17% después de augurar una caída de la economía en el cuarto trimestre del año del 0,8%, en un escenario central en el que la pandemia no empeorará, aunque avisa de que estos datos están sometidos a un "elevado grado" de incertidumbre.

El Banco de España ratifica en su informe trimestral publicado ayer los datos que proyectó hace una semana según los cuales el PIB habría retrocedido el 0,8% en un escenario "central" y el 3% en uno "severo", mientras que en un escenario "suave" la economía habría crecido el 0,6%, aunque esta posibilidad está prácticamente descartada. "El endurecimiento de las medidas de contención de la pandemia durante el cuarto trimestre ha provocado una intensificación en la senda de desaceleración de la actividad", reitera la entidad supervisora, que además señala que las horas trabajadas retroceden en el último trimestre del año después de la fuerte recuperación observada en el tercero.

En este sentido, espera que esta debilidad en la evolución del empleo eleve la tasa de paro desde el 16,3% registrado en el tercer trimestre hasta el entorno del 17% a final de año.

No obstante, el Banco de España proyecta una tasa media de paro en 2020 del 15,8% en un escenario central y del 16,2% en un escenario severo.

Afirma que la recuperación del empleo se ha frenado en el cuarto trimestre, aunque de forma desigual por ramas productivas.

Según el informe, la caída en tasa intertrimestral del 0,8% del PIB entre octubre y diciembre se habría producido por el retroceso del 0,1% de la demanda interna y la bajada del 0,7% de la demanda externa, al tiempo que la inflación habría descendido el 0,8% a fecha de diciembre.

El Banco de España reitera que el crecimiento del PIB repuntará a lo largo de 2021, apoyado en los fondos europeos y por la mejora de la situación sanitaria y prevé un incremento del 6,8% en 2021 en su escenario central.