Uber, enfrascada en su guerra con el taxi, pierde 7.700 millones en 2019

La compañía insiste en crecer en el mercado español pese a las dificultades regulatorias existentes para operar

08.02.2020 | 11:08

Nueva York - La compañía Uber Technologies registró pérdidas por importe de 8.506 millones de dólares (7.764 millones de euros) en 2019, frente al beneficio neto atribuido de 997 millones de dólares (910 millones de euros) del año anterior, según informó la empresa, que ha adelantado a finales de 2020 el cumplimiento de su objetivo de rentabilidad y confía en crecer en España y otros países donde en el pasado ha tenido dificultades regulatorias.

Los ingresos de la plataforma que compite con el taxi en medio mundo durante el pasado 2019 sumaron 14.147 millones de dólares (12.912 millones de euros), un 25,5% por encima de la cifra de negocio contabilizada el año anterior, aunque los gastos de explotación crecieron un 59%, hasta 22.743 millones de dólares (20.758 millones de euros).

En el cuarto trimestre, Uber registró pérdidas de 1.096 millones de dólares (1.000 millones de euros), lo que supone elevar un 23,5% sus números rojos del mismo periodo de 2018. Por su parte, la facturación de Uber entre octubre y diciembre creció un 36,8%, hasta 4.069 millones de dólares (3.714 millones de euros).

"Nuestros progresos en 2019 y nuestros planes para 2020 me dan la confianza de retar a nuestros equipos a acelerar nuestro objetivo de rentabilidad del Ebitda desde el año 2021 al cuarto trimestre de 2020", declaró Dara Khosrowshahi, consejero delegado de Uber, durante la conferencia con analistas posterior a la publicación de las cuentas de la compañía. En este sentido, el primer ejecutivo de Uber subrayó que la compañía pretende anticipar su objetivo de rentabilidad "asumiendo solo una modesta mejoría en el actual entorno competitivo y sin cambios significativos del portafolio de negocios".

"Hay una serie de países que mencioné como países de crecimiento, incluyendo Argentina, Alemania, Japón, España... Donde pensamos que el marco regulatorio, que no ha sido constructivo en el pasado, puede ser constructivo", añadió Khosrowshahi, destacando que la compañía quiere impulsar su actividad en esos países. - Europa Press