La buena racha del San Ignacio se acaba en Unbe ante el Vitoria

dos goles en la primera parte pusieron el partido muy cuesta arriba para los de llopis

09.12.2021 | 00:14

Vitoria3

San Ignacio1

VITORIA Gorka, Álvaro Roncal, Paul, Markel Artetxe, Rubén, Jorge Iriarte, Mikel Zabala, Jonlo (Aitor Uzkudun, 78'), Alain (Pablo, 69'), Enaut, Íñigo Martín (Unai, 46').

SAN IGNACIO Asier Gago, Robert Vallribera, Sugoi Soto, Manel Fernández, Víctor Parada, Mariano Ake, Manu Fernández (Juanma Segura, 88'), Selu Diallo, Samu Vallejo, Maroan Sannadi (Mano Tata, 84'), Mario (Unax, 61').

Goles 1-0 (19'): Mikel Zabala. 2-0 (35'): Eñaut. 2-1 (69'): Mariano Ake. 3-1 (89'): Unai.

Árbitro Mario Goméz Pérez (Colegio vasco). Mostró tarjetas amarillas a los locales Markel Artetxe y Mikel Zabala. Ninguna a los visitantes.

Campo Unbe Inferior. Alrededor de 175 espectadores.

VITORIA – La mejor racha del San Ignacio en lo que va de temporada tocó a su fin en Eibar. Tras encadenar tres victorias consecutivas los de Bittor Llopis cayeron en su visita ante el Vitoria, que se impuso por 3-1 en un partido que los locales encarrilaron en el primer tiempo, que cerraron con un cómodo 2-0. El filial del Eibar demostró más hechuras y mayor capacidad de definición en los últimos metros.

No empezó mal el San Ignacio en las instalaciones de Unbe Inferior. Superados los minutos iniciales de tanteo, fue el primero que trató de imponer su dominio haciéndose con el control del juego, aunque sin traducirlo en claras ocasiones de gol. Sí tuvo una y no la desaprovechó el equipo local, que se adelantó en el minuto diecinueve mediante el acierto de Zabala.

Tras el gol encajado, los ignacianos trataron de buscar el empate antes del descanso. Subieron líneas sin descuidar la defensa, pero no tardaron en recibir otro mazazo en forma de gol cuando, en el minuto treinta y cinco, el incisivo Eñaut puso en el marcador un 2-0 ya muy difícil de escalar para el Sani. Se ponía difícil pero no imposible el partido cuando aún quedaba toda la segunda parte.

Los intentos por recortar distancias antes del descanso no fructificaron y, ya en la reanudación y con el paso de los minutos, la renta parecía definitiva. Sin embargo, el partido recobró emoción superado el ecuador del segundo tiempo, cuando Mariano Ake culminó una buena acción colectiva para establecer el 2-1, todavía con más de veinte minutos por delante.

La mínima desventaja empujó al Sani a un arreón final en el que se fue arriba tomando cada vez más riesgos defensivos, algo que supo aprovechar el Vitoria para sentenciar en una contra que culminó Unai cuando sólo quedaba un minuto para el final.

El domingo el Sani recibirá al Lagun Onak en Ibaia, con el objetivo de volver cuanto antes a la senda del triunfo.

noticias de noticiasdealava