Rival del Alavés

Un hueso duro para empezar a sumar

PRÓXIMO RIVAL Bordalás ha implantado su sello en un Valencia que promete vender cara su piel este año

22.08.2021 | 23:57
Bordalás, durante el Granada 1-1 Valencia. Foto: Efe

Vitoria – Tras caer derrotado en los dos primeros partidos de liga, el Deportivo Alavés sigue sin sumar ningún punto y ocupa en estos momentos la última posición de la tabla, por lo que empieza a urgir estrenar el casillero babazorro y abandonar unas posiciones en la que nunca es agradable estar. La siguiente oportunidad que tendrán los de Javi Calleja de puntuar será el próximo viernes a las 22.15 horas, cuando dejarán Mendizorroza por primera vez en lo que va de curso para verse las caras con el Valencia en Mestalla. El conjunto ché fue una de las decepciones de la competición la pasada campaña tras la limpieza ejecutada por Peter Lim y no fue difícil rascar empates y triunfos contra los entrenados por Javi Gracia. Sin embargo, este verano la directiva ha apostado por un sargento como José Bordalás, que llevó al Alavés a Primera y al Getafe desde Segunda a Europa League, con la intención de que el alicantino ponga orden en Paterna.

De momento, la mano de Bordalás, tan cuestionado siempre por sus declaraciones y por proponer un fútbol al límite del reglamento, ha surgido efecto y el Valencia ha dado una imagen muy diferente a la de la pasada campaña en las dos primeras jornadas, en las que ha cosechado una victoria contra el Getafe y un empate contra el Granada. Curiosamente, el cuadro valencianista sufrió una expulsión cuando ni siquiera se había cumplido el minuto de juego en su estreno contra el Getafe, a causa de una violenta entrada de Hugo Guillamón a la altura de la rodilla. De cualquier modo, el bloque se mantuvo unido durante el resto del partido y logró llevarse los tres puntos gracias a un penalti anotado por Soler, a pesar de jugar hasta el minuto 76, cuando fue expulsado Cabaco, con un futbolista menos.

Si el curso anterior el Valencia pecó durante varios tramos de desidia y derrotismo, todo indica que este año su actitud será totalmente diferente, al menos mientras Bordalás esté al timón. Frente al Getafe y al Granada se vio a un equipo agresivo en la presión, situando sus líneas muy adelantadas y no dudando a la hora de realizar faltas con el objetivo de trabar el partido cuando se veían superados por sus rivales. Con ese salto en el aspecto defensivo y la calidad de jugadores como Gayá, Soler, Wass, Maxi Gómez o Guedes, el Valencia promete ser un equipo capaz de plantar batalla a cualquier rival.

DIFÍCIL COMBINAR Con este escenario se va a encontrar el Alavés el próximo viernes a partir de las 22.15 horas en Mestalla, por lo que no será fácil enlazar posesiones largas como pretende Javi Calleja. Si en cursos anteriores los duelos contra el Getafe se resolvieron casi siempre por pequeños detalles, los choques contra el Valencia prometen seguir un guion parecido. A favor de los de Bordalás, en cualquier caso, cabe decir que frente al Granada fueron capaces de generar muchas ocasiones de gol –chutaron once veces a puerta– y propusieron un fútbol más vistoso que en la primera jornada, cuando la inferioridad numérica en la que se vieron condicionó el choque. Sea mediante buen fútbol o mediante intensidad y garra, la realidad es que esta campaña no será fácil doblegar al Valencia.

noticias de noticiasdealava