Kepa ArrietaPresidente de la Federación Alavesa de Fútbol

“Estamos satisfechos con la temporada, los mayores problemas han sido el fútbol escolar y el recreativo”

11.07.2021 | 00:09
“Estamos satisfechos con la temporada, los mayores problemas han sido el fútbol escolar y el recreativo”

El máximo dirigente del fútbol provincial, Kepa Arrieta, repasa lo que ha deparado una “muy complicada” temporada 2020-21 y afronta con ilusión la próxima campaña, en la que intentará que la competición vuelva a la normalidad

Vitoria – Tras resultar elegido presidente de la Federación Alavesa de Fútbol el pasado verano en sustitución de Pedro Mari Solaun, a Kepa Arrieta le ha tocado vivir una de las temporadas más extrañas y difíciles que se recuerdan en su estreno al frente del fútbol provincial. Durante el último año el organismo ha tenido que lidiar con constantes cambios de protocolos, reanudaciones y parones en la competición, al margen de una incertidumbre constante. A pesar de ello, el fútbol federado alavés ha podido terminar sus ligas a tiempo y la semana pasada la entidad celebró una Asamblea General Ordinaria para realizar un balance del ejercicio 2020-21 y empezar con los preparativos de cara a la próxima campaña, en la que Arrieta espera que el fútbol provincial vuelva a la normalidad.

¿Qué temas se trataron en la Asamblea General Ordinaria?

–Presentamos nuestro plan estratégico a cuatro años, en línea con el de la Federación Española de fútbol y con objetivos como el de buena gobernanza, la excelencia deportiva, la digitalización y el aumento en la participación, además de dos objetivos nuestros como la generación de recursos propios o mejorar nuestra imagen. También realizamos un balance económico y deportivo de la pasada temporada y propusimos las competiciones y el presupuesto para la siguiente.

¿Y qué balance hace de este primer año como presidente?

–Ha sido una temporada muy complicada, pero podemos estar satisfechos. En el ámbito deportivo hemos podido concluir las competiciones reducidas que tuvimos que programar y reprogramar cuando se paralizaron. Además, se han mantenido más de un 95% de las licencias federadas respecto al curso pasado, lo cual es un éxito en esta situación. Hay que agradecer el trabajo que han hecho los clubes para poner todo el protocolo sanitario en marcha. El gran problema ha sido el deporte escolar, los más pequeños han entrenado, pero no han competido.

¿Ha descendido la participación en el deporte escolar?

–Los números de estas categorías los maneja la Diputación, pero me consta que ha habido bajas. El objetivo de los clubes y la federación en este momento es recuperar a todos aquellos niños y niñas que han ido dejando la actividad a lo largo del último curso. Las instituciones van a tener que realizar un esfuerzo grande, pero si los números de la pandemia se mantienen la competición regresará y eso va a ayudar a los clubes a recuperar actividad en el deporte escolar. Esto es muy importante para los equipos, parte de su presupuesto depende de estas categorías.

Uno de sus objetivos cuando llegó al cargo era crear una categoría intermedia en el fútbol femenino entre el fútbol-7 y la regional. ¿Esto se ha paralizado debido a la emergencia sanitaria?

–A lo largo de la temporada hemos creado una comisión de fútbol femenino en la que están todos los clubes implicados y hemos ido dando pasos para que la temporada que viene podamos tener una categoría cadete de fútbol-11 mezclando cadetes e infantiles. La idea es poner esta liga en marcha en septiembre, aunque sea con pocos equipos. Puede que este primer año tenga que seguir enmarcándose en el fútbol escolar, pero el objetivo es que en el futuro sea federada. En septiembre sabremos cuántos equipos se inscriben y una vez eche a rodar seguro que se suman más clubes.

¿Estima que el ascenso de las 'Gloriosas' a Primera ayudará a que más niñas se animen a practicar el deporte?

–Seguro que sí, va a ser un espejo para las niñas que empiecen a jugar. Cada 15 días van a venir a Vitoria las mejores jugadoras de España y las van a poder ver en directo, lo cual va a ser un incentivo para ellas.

¿Qué valoración hace de la temporada en el ámbito deportivo? El Urgatzi y el Ariznabarra han descendido a Preferente, el Alavés B a Tercera RFEF...

–Ha sido una campaña complicada tanto en Segunda B como en Tercera. Los grupos eran muy reducidos y si los equipos se despistaban en las primeras fases lo podían terminar pagando al final, y así ha sido. En esas divisiones nos ha ido mal, pero también hay que poner en valor el ascenso a Primera del Alavés femenino, la permanencia del Aurrera femenino en Primera Nacional y la de los tres equipos de Liga Vasca, el ascenso del Hauskaitz o el regreso del Amurrio a Tercera. Otro de los grandes éxitos ha sido el ascenso a Segunda División B de fútbol sala del Mahastiak de Labastida. Considero que al final las buenas noticias se han compensado con las malas.

Recientemente el Alipendi se quejó en redes sociales de la poca atención que reciben los clubes convenidos por parte del Alavés. ¿Hay buena sintonía entre el fútbol provincial y el club albiazul?

–A mí no me ha llegado ninguna queja de los clubes por el trato del Alavés. Lo único que le puedo decir es que nuestra relación con la entidad es muy fluida, hemos estado muy en contacto a lo largo de todo el año. Debo agradecerles todo lo que han colaborado con nosotros, sobre todo en lo que respecta a la escuela de entrenadores.

¿Qué hay de las infraestructuras? Las obras de los vestuarios de Aranbizkarra llevan un año paralizadas.

–Este mismo mes de julio se van a iniciar las obras del campo municipal de los Astrónomos para sustituir el césped, mientras que los vestuarios de Aranbizkarra se encuentran en estos momentos en proceso de licitación, por lo que probablemente veamos en breve cómo se retoma esa obra. Además, estamos analizando con el Ayuntamiento cuáles son las siguientes mejoras que se pueden realizar para retomar ese objetivo de cambiar varios campos al año y solucionar problemas de iluminación o vestuarios.

También se avecinan cambios en las competiciones, ¿no?

–Sí, a partir de la temporada 2022-23 lo que ahora conocemos como Preferente va a pasar a llamarse División de Honor, mientras que la Primera Regional cogerá el nombre de Preferente, en línea con las federaciones de Guipúzcoa y Vizcaya. El objetivo es que para el curso 2023-24 la División de Honor cuente con solo 16 equipos para aumentar la competitividad y llegar más preparados a las categorías nacionales, y así lo hemos concretado con los clubes.

¿Qué escenarios maneja ahora la Federación Alavesa para el arranque de la temporada 2021-22?

–Ahora mismo la idea es empezar las ligas con cierta normalidad a mediados de septiembre, con un calendario similar al de antes de la pandemia. Habrá que esperar a ver cómo evoluciona la situación para ver si es posible permitir la entrada de público, pero con los números que hay ahora mismo y la actual normativa no debería haber problemas para abrir los campos con un límite de aforo.

¿Qué objetivos se marca para este curso?

–Aparte de recuperar las fichas que hemos perdido y la competición en el deporte escolar, hay que reactivar el deporte recreativo, que ha estado paralizado por la pandemia. Los equipos que no están federados y que jugaban los fines de semana llevan sin poder competir desde que empezó la pandemia y eso hay que reanudarlo también. Esperemos que los casos no aumenten a lo largo del verano y todo vaya regresando a la normalidad, por el bien del fútbol y de todos.

"Este mes empiezan las obras para sustituir el césped de Astrónomos y los vestuarios de Aranbizkarra están en proceso de licitación"

"Para la campaña 2021-22 queremos poner en marcha una liga femenina intermedia entre el fútbol-7 escolar y la categoría absoluta"

"La relación del Alavés con la Federación es muy fluida; nos han ayudado mucho, sobre todo con la escuela de entrenadores "

noticias de noticiasdealava