Una final anticipada

Esteban Gaubeka e Ibai Pérez, clasificados para el duelo por la txapela del campeonato individual

06.03.2021 | 00:33
Gaubeka empala ante la atenta mirada de Ibai Pérez. Foto: Oskar González

Fusto7610109

Gordon10104610

Duración: 1h 32:39 minutos de juego.

Saques: 6 de Fusto y 3 de Gordon.

Faltas de saque: 2 de Fusto y 1 de Gordon.

Pelotazos: 524 pelotazos en juego.

Tantos en juego: 22 de Fusto y 24 de Gordon.

Errores: 9 de Fusto y 14 de Gordon

Marcador: 7-10, 6-10, 10-4, 10-6 y 9-10.

Incidencias: Tercera jornada de la liguilla de semifinales del Campeonato Individual de pala profesional disputado en el frontón Bizkaia de Bilbao. A puerta cerrada.

Gaubeka61071010

Ibai Pérez1091057

Duración: 1h 20:52 minutos de juego.

Saques: 7 de Gaubeka y 6 de Ibai Pérez.

Faltas de saque: 2 de Gaubeka y 1 de Ibai Pérez.

Pelotazos: 373 pelotazos en juego.

Tantos en juego: 19 de Gaubeka y 25 de Ibai Pérez.

Errores: 8 de Gaubeka y 14 de Ibai Pérez.

Marcador: 6-10, 10-9, 7-10, 10-5 y 10-7.

Incidencias: Tercera jornada de la liguilla de semifinales del Campeonato Individual de pala profesional disputado en el frontón Bizkaia de Bilbao. A puerta cerrada.

Bilbao – Esteban Gaubeka e Ibai Pérez disputarán el próximo sábado la final del Campeonato Individual de pala profesional después de rubricar ayer su clasificación para el duelo más importante de la campaña palista. Ambos se enfrentaron en la última jornada de la liguilla de semifinales en lo que fue una final anticipada, pero a la que el sestaoarra acudió con la certeza de verse ya en la cita por el título, merced al buen hacer de Iker Gordon en el otro compromiso del festival. Además, a su contrincante, campeón en curso, le bastaba con hacer un solo joko para desnivelar un posible triple empate de su lado.

El armintzarra se desquitó con un triunfo por 3-2 sobre el zaguero de Ezkerraldea, quien en sus anteriores comparecencias había demostrado encontrarse un punto por encima del resto de opositores a la txapela. Ibai cometió más errores de los habituales en su juego, mientras que Gaubeka fue capaz de demostrar mucho oficio.

Sobre todo, fue capaz de respirar el armintzarra en el segundo set. Si bien únicamente tenía que llegar al cartón diez en uno solo de los parciales, el inicio, renqueante, lleno de tensión, le pasó factura. Esteban encajó un 6-10, pero fue capaz de darle la vuelta a la tortilla. Tras el 10-9 gritó al aire. Ya estaba en la final. "¡Vamos!", expresó con rabia.

Después, recibió un 7-10 y endosó un 10-5 y un 10-7 al otro finalista. La semana que viene, no obstante, la película será muy distinta.

Por otro lado, Pablo Fusto e Iker Gordon abrieron la tarde palista con un partido que valió su peso en oro. El zaguero sopelarra necesitó más de hora y media para tumbar al delantero bonaerense. Se cruzaron 524 pelotazos en una contienda que se meció entre la agonía, la dureza, la tensión y la brillantez. El vizcaino comenzó como un tiro. Destacado en el golpe, Gordon fue superior a Fusto en las dos primeras mangas (7-10 y 6-10). Estuvo soberbio. El buen inicio del sopelarra, de hecho, tuvo efectos colaterales en Ibai Pérez, quien se supo ya en la final del próximo sábado sin jugar, pues le valía con que Iker hiciera un joko.

Fusto, entretanto, se creció con el traqueteo y el físico de Gordon quizás se vio mermado por el esfuerzo inicial. Así, el bonaerense pudo jugar más de cara y comenzó a rebañar terreno a su contrincante. El argentino solo tenía una opción para colarse en la cita por el cetro: ganar y esperar el fallo de Gaubeka; así que apretó los dientes. Cosechó un 10-4 en el tercero. Después manejó los tiempos del cuarto para forzar el desempate. En ese tramo mostró su mejor nivel: no cometió ni un solo yerro y forzó a Gordon, incómodo y desnortado. El 10-6 fue un chute de moral para Fusto, que gestionó distancias en el quinto y último joko: 3-0, 5-2 y 6-3. Mas Iker, que parecía tocado, resucitó: el 7-5, un dos paredes, fue una obra de arte de los dos palistas. Iker empató a siete, ocho y nueve. Una carambola cerró la contienda para el vizcaino y puso la final en bandeja a Gaubeka, que no desaprovechó la ocasión ante Ibai. El sábado llegará la hora de la verdad.

noticias de noticiasdealava