El regreso de Iago Aspas no cambia el mal pulso del Celta

01.02.2021 | 00:31

Granada0

Celta0

GRANADA: Rui Silva; Foulquier, Domingos Duarte, Vallejo, Carlos Neva; Montoro, Yangel Herrera, Fede Vico (Min. 53, Antonio Puertas); Kenedy (Min. 83, Alberto Soro), Machís, Luis Suárez (Min. 67, Soldado).

CELTA: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Araujo, Murillo, Aarón Martín; Tapia Fran Beltrán (Min. 60, Solari), Brais Méndez; Nolito (Min. 60, Holsgrove), Iago Aspas y Santi Mina.

Árbitro: Del Cerro Grande (C. Madrileño). Mostró cartulina amarilla a los locales Yangel Herrera y Foulquier, y a los visitantes Brais Méndez, Nolito, Iago Aspas y Santi Mina.

Incidencias: Los Cármenes, a puerta cerrada.

granada – El Granada y el Celta empataron en el Nuevo Los Cármenes, lo que propicia que los andaluces acumulen tres jornadas sin ganar, aunque siguen séptimos en la tabla, y eleva a cinco partidos seguidos sin vencer la mala racha en liga de los vigueses, a los que sirvió de poco la reaparición de Iago Aspas tras varias semanas lesionado. Fue un partido igualado, con dominio alterno, más ocasiones en el segundo tiempo y que estuvo marcado por varias buenas intervenciones del meta Rubén Blanco.

El meta portugués Rui Silva sólo tuvo que intervenir en un disparo lejano de Fran Beltrán, acción a la que respondió el Granada con potentes tiros también desde fuera del área del brasileño Robert Kenedy y de Fede Vico que no encontraron portería por poco.

Un chut de Foulquier hizo trabajar a Rubén Blanco, que despejó el esférico con ciertos apuros, mientras que la última acción destacada del primer tiempo fue en el otro área con una falta lanzada por Brais Méndez que no llegó a rematar por centímetros Araujo.

La ocasión de Nolito Nada más comenzar el segundo tiempo tuvo el Celta una clarísima opción para marcar con un tiro franco de Nolito. No acabó con el balón en las mallas porque tocó lo justo el zaguero Domingos Duarte para que se marchara a córner.

El choque se abrió más tras el descanso, replicando el Granada con un ajustado disparo de Machís, acción que obligó a lucirse a Rubén Blanco.

El técnico del Celta, Eduardo Coudet, hizo debutar a la hora de juego a su compatriota Augusto Solari, último fichaje invernal de su equipo, para intentar reactivar a los suyos. El meta visitante volvió a salvar a los suyos en un durísimo disparo de falta de Kenedy y ante un cabezazo flojo de Domingos Duarte, mientras que Hugo Mallo rozó el gol para el Celta con un tiro que desvió un defensa local.