Etxeita en propia puerta da el triunfo al Sevilla

el getafe encadena ya siete partidos consecutivos sin conocer la victoria

13.12.2020 | 00:50

Getafe0

Sevilla1

GETAFE Soria; Nyom, Cabaco, Etxeita, Olivera; Maksimovic (Palaversa, m. 87), Timor (Patrik, m. 87), Arambarri (Portillo, m. 93), Cucurella; "Cucho" Hernández y Ünal (Ángel, m. 83).

SEVILLA Bono; Aleix Vidal, Koundé, Diego Carlos, Acuña; Fernando, Jordán, Rakitic (Oliver Torres, m. 65); Ocampos (De Jong, m. 75), Suso (Óscar, m. 84) y En-Nesyri (Gudelj, m. 83).

Gol 0-1, m. 81. Etxeita en propia meta.

Árbitro Martínez Munuera (Comité Valenciano).

Estadio Coliseum Alfonso Pérez.

getafe – El Sevilla regresó ayer a la senda de la victoria al superar por 0-1 al Getafe con un tanto en propia meta de Xabier Etxeita, que simbolizó la caída en barrena del conjunto azulón tras acumular siete encuentros sin ganar. En un encuentro para olvidar de ambos equipos, sin casi ocasiones, romo, gris y excesivamente táctico, sólo una acción desgraciada de Etxeita en los últimos minutos dio los tres puntos al Sevilla, que tomó impulso en la clasificación para asentarse en la zona europea.

Resuelta esta semana ante el Rennes su racha de dos partidos sin ganar, el Sevilla se presentó en el Coliseum Alfonso Pérez con la necesidad de sumar tres puntos para volver a la senda de la victoria en la Liga. El Real Madrid cerró la pasada jornada su serie de buenos resultados y no podía fallar para acercarse a los primeros de la tabla. Lo tenía difícil. Enfrente, el Getafe estaba muy necesitado. Casi más que nunca desde que llegó al cargo José Bordalás, que por primera vez veía a su equipo asomado al abismo de los últimos puestos de Primera División. Tras encadenar seis encuentros sin victorias, había pasado de la euforia europea a las prisas por alejarse del descenso. En plena depresión, el técnico azulón apostó por dar un paso atrás. Acostumbrado a intentar una presión asfixiante desde las primeras líneas para recuperar y sorprender, ordenó a sus jugadores esperar agazapados en su campo bien encerrados y sin dejar huecos para acabar con el número de goles encajados en sus últimos encuentros.

El Sevilla chocó contra un muro una y otra vez. Pese a que Lopetegui volvió a un once más liguero con la vuelta del brasileño Fernando, del argentino Lucas Ocampos, de Joan Jordán, de Aleix Vidal y con el regreso a un once de Marcos Acuña tras superar una lesión, jamás pudo traspasar todas las líneas del Getafe en la primera parte.