Una cuenta pendiente

Las Gloriosas comienzan una nueva temporada con la ilusión de lograr el ansiado ascenso

16.10.2020 | 01:18
Un momento del amistoso jugado este verano por las Gloriosas ante Osasuna. Foto: Alex Larretxi

Ganas e ilusión. Esos son los adjetivos que más se escuchan en el entorno albiazul. Y a pesar de que empiece una nueva temporada con mucha incertidumbre por lo que ya conocemos todos, las "Gloriosas" están con las pilas cargadas y con la emoción de hacer algo importante después de estar el año pasado coqueteando con el puesto de ascenso. El Deportivo Alavés estará de nuevo en la Liga Reto Iberdrola. Se espera que la competición sea de nuevo igualada y que los encuentros den emociones fuertes a los aficionados.

 

Novedades

Nuevo formato

La nueva temporada arranca con novedades en la estructura de la competición respecto al año pasado. La Liga Reto Iberdrola, en referencia a la Segunda División Femenina, la disputarán un total de 34 equipos y los conjuntos se han dividido en grupos y subgrupos siguiendo un criterio sanitario con un principio de proximidad geográfica. Por lo tanto, la Liga Reto Iberdrola está dividida en dos grupos como el año pasado, Grupo Norte y Grupo Sur. La novedad llega en que en esta edición ambos grupos están divididos en otro subgrupo respectivamente, es decir, Grupo Norte A, Grupo Norte B – donde están ubicadas las Gloriosas – , y Grupo Sur A y Grupo Sur B.

Los subgrupos de la primera letra del abecedario están formados por ocho equipos y disputarán un total de 14 encuentros, mientras que el subgrupo B tiene un total de nueve conjuntos y jugarán 16 partidos en 18 jornadas. Éstos últimos, tanto del grupo norte como del sur, serán los primeros en comenzar la competición.

Respecto al camino del Deportivo Alavés en busca del ascenso, constará de dos fases. Primero se disputará una liga regular con jornada de ida y vuelta. Luego, dará comienzo la segunda etapa, la cual es más específica, y donde los cuatro mejores equipos de cada subgrupo formarán una nueva liguilla de ocho equipos. Éstos disputarán el título de campeón y el billete a la máxima categoría del fútbol femenino. Respecto a la fase de descenso se hará de igual manera pero a la inversa, es decir, los equipos restantes se enfrentarán contra los que no compitieron en la primera fase. Hay que tener en cuenta que cuando se esté en la recta final de la temporada y para determinar tanto los ascensos como los descensos, los equipos arrastrarán los coeficientes de la primera fase.

El pasado mes de septiembre, por fin, se conoció el calendario y el camino exacto del Deportivo Alavés y del resto de equipos. Este fin de semana empieza la competición después de que el Consejo Superior de Deportes aprobara el protocolo sanitario. El equipo vitoriano compartirá grupo en esta fase inicial con el Athletic B, Seagull, Barcelona B, Collerense, AEM, Español B, Zaragoza y Osasuna.

 

Objetivo

El ascenso

La Directora Deportiva, Dafne Triviño, ya lo dejó claro en la presentación del equipo, hay mucha ilusión y el objetivo no es otro que el ascenso. Las Gloriosas tienen ganas de resarcirse esta temporada, después de que el año pasado estuvieran coqueteando con los puestos de arriba. Sin embargo, nunca terminaron de dar ese último paso definitivo para ganar la competición. Eso si, en nuestras mentes aún están las fatídicas lesiones de gravedad en la cuarta jornada de Ainhoa López y Emma Martín que las dejaron en dique seco para el resto de la temporada. Además, y para comenzar el 2020, el Alavés también perdió a la capitana Mery con otra lesión de larga duración. Pese a todo, las albiazules mostraron su carácter y lucharon hasta el final.

A buen seguro que hay ilusión de volver a la competición y es que el último partido oficial para el Deportivo Alavés fue a principios del pasado mes de marzo en la jornada 22 con una victoria por 3 a 1 frente al Zaragoza. Justo después y con las ganas de disputar el derbi en Lezama contra el Athletic B, llegó el confinamiento. Las vitorianas finalizaron la temporada en la quinta posición con 41 puntos y a siete del líder, que justamente eran sus vecinas y contra las que se iba a disputar la jornada 23. Sin embargo, y como los filiales no pueden ascender, finalmente fue el Eibar quien logró subir a la máxima categoría siendo 2º con 46 puntos.

El Deportivo Alavés continuará dirigido por Mikel Crespo, quien en la temporada anterior sustituyó a Joseba Basarrate en febrero y comenzará la temporada 2020/2021 este sábado en Ibaia frente al Barcelona B a las 16.00 horas. En este nuevo formato de la competición, el conjunto catalán será también el último rival de esta primera fase el próximo 28 de febrero de 2021. Como el grupo está formado por un número impar (nueve clubes), en todas las jornadas un equipo se quedará sin jugar. En el caso de las vitorianas descansarán el fin de semana del 26 y 27 de octubre y del 14 y 15 de febrero.

 

La plantilla

El mismo núcleo

En cuanto a la plantilla, las Gloriosas continúan con el núcleo del año pasado: Cristina Cornejo, Neike Barga, Vera Martínez, Erika Samia, Gema Soliveres, Emma Martín, Marta San Adrián, Ane Miren Martínez, Martía Ortíz de Pinedo, Uxue Mendia, Maialen Martínez de Marigorta, Maitane García, Alba Aznar, Amancay Urbani, Míriam Diéguez, Itziar Gastearena, Silvia Mérida, Marina Kiskonen y Miku Ito. El club se ha reforzado con los fichajes de Naima García (Rayo Vallecano), Irati Urruzola (Athletic), Ali Pérez (Zaragoza), Minori Chiba (Córdoba) y Lice Chamorro (Racing). Mientras que Leia Zarate ha llegado en calidad de cedida por el Athletic.

Después de casi dos meses de entrenamientos –comenzaron el 29 de julio– y amistosos –a partir del 16 de septiembre–, las sensaciones son positivas. Mikel Crespo ha ido haciendo diferentes pruebas en los diversos encuentros disputados, pero en todos ellos se ha visto la seña de identidad de las Gloriosas, que no es otra que intentar tener la posesión, presión arriba, juego vertical y aprovechar la calidad de las bandas. En definitiva, la pretemporada albiazul se ha saldado con tres derrotas (Athletic, Logroño y Parquesol), dos empates (Real Sociedad y Osasuna) y tres victorias (Bizkerre, Aurrera y Athletic B).

Los mimbres ya están preparados, ahora sólo queda disfrutar y creer en unas jugadoras que ellas mismas saben la cuenta pendiente que tienen, que no es otro que el ascenso a la máxima categoría.

Las "Gloriosas" comienzan una nueva temporada con la ilusión de lograr el ansiado ascenso