Esgrima

Un deporte de época

El club alavés Fiore dei Liberi utiliza las reglas de un libro italiano del siglo XV

26.02.2020 | 08:52

Vitoria - El siglo XIX fue la época en la que la esgrima dio un salto de calidad, para algunos, y pasó a ser parte de los Juegos Olímpicos gracias al barón Pierre de Coubertin, uno de los fundadores de los Juegos Olímpicos modernos y del pentatlón moderno. Corría el año 1896 en Atenas cuando se introdujo la esgrima en categoría masculina, mientras que la femenina tuvo que esperar hasta las olimpiadas de 1924 en París. Hasta ese momento el uso de todo tipo de materiales imaginables estaba permitido en la esgrima pero Coubertin dictaminó que tan solo se pudiera utilizar el florete y el sable. La vestimenta, además, debería de ser blanca y los golpes tan solo podían darse en la parte delantera del cuerpo. Este deporte ha evolucionado en el siglo XX hasta nuestros días y hasta llegar a la modernizad de hoy en día. Los deportistas actuales están ataviados de un sistema eléctrico por debajo de una protección en el torso, así como una careta que les protege la cara. Las espadas o floretes son finas y tienen un peso máximo de 700 gramos siendo totalmente flexibles. Las puntuaciones las controlan árbitros que ayudados de un sistema eléctrico en el torso les advierte de que los luchadores han sido golpeados. Esto es en la actualidad pero, ¿antes que disciplinas existían en el mundo?

Existen tres escuelas o corrientes que tienen su origen en el siglo XIV y que con el paso de los años han ido evolucionando. Se trata de la esgrima germánica, la española y la italiana. En nuestro caso nos centraremos en esta última, dado que es el tipo de esgrima que se práctica en la sala Fiore dei Liberi de Vitoria-Gasteiz. El club lo creó Iker Musitu Bravo con un grupo de amigos "con gustos similares y apasionados por las espadas". "En mi caso -añade- practiqué esgrima deportiva hasta el año 2009 y en mi última temporada en el club salieron unas clases para manejar espadas medievales. No dudé ni un segundo en apuntarme. A todos nos entró la curiosidad, ya que al final todos los que practicamos este deporte hemos jugado de pequeños a los mosqueteros o espadachines y al final siempre hemos tenido la curiosidad por aprender". Al curso en cuestión fue un maestro de Madrid procedente de la asociación española de esgrima antigua y fue el responsable de introducirles los primeros conceptos de la esgrima histórica. "Nos dijo que nos miráramos varios tratados y adquirir, así, los conceptos más básicos para que tuviéramos la base necesaria para crear nuestra propia sala en Vitoria", recuerda el alavés. Ésto sucedió en 2009 pero no se hizo realidad hasta el año 2012 cuando Musitu se juntó con "varios amigos, que al igual que yo tienen interés por lo medieval".

Tratado de 1409 En el caso de la sala gasteiztarra se decantaron por la esgrima italiana y por tanto, decidieron seguir el tratado llamado Fiore Dei Liberi o en castellano, la Flor de las Batallas. "El maestro que lo escribió vivió en el siglo XIV pero esta es su obra maestra", aclara Musitu. En el libro se explica cómo se desarrolla un nuevo combate "no solo con la espada, ya que hay directrices para manejar varios tipos de armas y en todos ellos se utilizan los mismos tipos de movimientos". Desde el combate cuerpo a cuerpo, el manejo de la daga, la espada de una mano o la de dos "que es la que usamos más comúnmente nosotros". Además, también se explica el uso del hacha o de un instrumento que es un bastón largo que por un lado tiene un martillo, por el otro el filo de un hacha y que termina con una lanza en la punta. "Un arma bastante cañera y con la que acabamos de empezar a trastear, con su reproducción de plástico", recalca Musitu.

La sala alavesa está bautizada con el mismo nombre que el tratado italiano y según su presidente "se creó todo un sistema de combate que hoy en día podemos seguir sin problema". El sistema de combate, por su parte, se llama armizare y en cada sección del libro se ve cómo serían los movimientos dependiendo del arma que se use. "Otro de las cosas buenas que tiene este maestro es la terminología latina que usa en cada movimiento, gracias al cual es más sencillo retener todo. Por ello, en mi opinión es el tipo de esgrima más sencillo para aprender", remarca.

Características principales La esgrima histórica es algo diferente a la actual, la deportiva, que muchos visualizan con facilidad. En el caso de los alaveses utilizan protecciones mucho más pesadas y con una resistencia de 350 Newtons, aunque en ocasiones también se ponen otras de 1.600. La careta que utilizan es la misma que la de esgrima deportiva y también dan la opción de utilizar otra mucho más resistente o más grande. "Nuestra careta además lleva un suplemento que es como una capucha que nos cubre el cuello, así como los hombros y que tiene unas pequeñas protecciones de plástico para soportar mejor los golpes", indica el alavés Iker Musitu. En cuanto la espada que utilizan puede llegar a tener un peso de 1.400 gramos frente a los 700 que tiene la de deportiva. El tamaño también es distinto, ya que el de los alavés es una espada convencional con dos filos y una punta, mientras que el de la deportiva es fina y con una punta.

Liga norte En cuanto a la competición existen tanto ligas regionales como Mundiales. En el caso de la sala gasteiztarra no están ninguno de sus miembros obligados a participar en ningún tipo de competición pero en el caso de que así lo requiriesen disputarían la Liga Norte. En ella participan salas de todo Euskal Herria, junto a las de Galicia, Cantabria, Asturias, Aragón y en alguna ocasión alguna de Catalunya. En ella todos siguen el mismo tratado y entre todos impusieron un sistema de puntuación en donde prima la deportividad ante todo, así como el conocimiento de estar utilizando armas reales y no juguetes. "Todos trabajamos el lunes y no es cuestión de hacernos daño, somos muy cuidadosos todos con esto", asegura.

En la Liga Norte las puntuaciones están establecidas por zonas del cuerpo. En la cabeza tienen un valor de tres puntos, en el torso de dos y en las extremidades es de uno. En el torso a diferencia de la esgrima deportiva es válido golpear en la espalda, "aunque no es algo que esté bien visto". La reglamentación es cada vez más estricta y no se permiten dar patadas, golpes en la nuca o realizar acciones antideportivas.

El duelo o el combate tiene una reglamentación propia en la Liga Norte acordada con todos los miembros que participan en ella. La zona de lucha es de 7X7 metros y cada uno de los combatientes se coloca en una esquina al inicio. Hay un juez principal y también pueden haber dos o tres auxiliares. El juez es el encargado de llevar a posición a cada uno de los luchadores y tras un saludo comienza el duelo. "En caso de que sea rápido se hace la puntuación pero si hay algún tipo de duda se revisa entre el juez y los auxiliares. Por lo general no suele haber duda", indica el presidente del club alavés.

Día a día en la sala Por último, los vitorianos han encontrado en el campo de futbito de al lado del Centro Cívico del Pilar el lugar en el que practicar este deporte. Los entrenamientos se desarrollan los jueves de 17.30 a 19.00 horas y los sábados de 11.00 a 13.00 horas. Cada sesión se divide en tres. En primer lugar se realiza un calentamiento de activamiento, en segundo lugar se enseña alguna de la técnicas de velocidad lenta hasta la rápida y se concluye incluyéndolas en combates reales. Sin duda, un deporte de otro época abierto a toda la gente del presente.