Aibar filma en ‘El sustituto’ el retiro de nazis en la España de Naranjito

El thriller, presentado en Málaga, sigue la investigación que desarrolla un policía destinado a la costa levantina

08.06.2021 | 01:38
Los actores Vicky Luengo, Ricardo Gómez y Pere Ponce, ayer en Málaga.

málaga – El director Óscar Aibar ha querido mostrar en su nueva película, El sustituto, cómo el régimen franquista permitió el retiro de antiguos nazis, situación que se prolongó hasta bien entrada la democracia, como en el momento que refleja este "thriller" policíaco, en la España del Mundial de fútbol de 1982 y de Naranjito.

Esta historia, presentada ayer en la sección oficial a concurso del vigésimo cuarto Festival de Cine en Español de Málaga, se desarrolla en la costa levantina, donde estos exmilitares alemanes se refugiaron e invirtieron fundamentalmente en el negocio inmobiliario.

Aibar, que intervino por videoconferencia al estar convaleciente de la covid, explicó que llegó al guion después de una investigación sobre la presencia de estos ciudadanos alemanes en el litoral y también sobre operaciones en esta zona del Mosad –el servicio secreto israelí– que habían sido abortadas por la Policía española.

Y decidió que todo ocurriera en 1982, "uno de los años más importantes de la historia de España, porque en octubre ganó las elecciones Felipe González" y se acercaba así el final efectivo de la dictadura, puesto que, aunque Franco había muerto siete años antes, "en el poder seguían estando altos dirigentes del franquismo".

En ese contexto, España hizo "un intento torpe de abrirse al mundo con el Mundial de fútbol" y existía "la sensación de que todo iba a cambiar y de que era un momento trascendental en la historia". Aibar lamentó que, "cada dos o tres generaciones, la memoria se disuelve y se olvidan las masacres" y quería contar con esta película "que el auge del fascismo y del neofascismo ha ocurrido así, y parece que se ha olvidado todo".

El protagonista es un policía destinado a ese pueblo costero al que da vida en la pantalla Ricardo Gómez, quien calificó como "un viaje precioso" el proceso desde que leyó por primera vez el guion hace cinco años: "Quería transmitir dónde estaba la herida de ese personaje, un policía que trabaja en Madrid en los años de ETA y la heroína y lo destinan a Denia, por lo que parece a priori que va a tener una vida más tranquila".

noticias de noticiasdealava