Vivencias compartidas

El autor vitoriano Mikel Diéguez presenta el sábado en el Centro Gallego su primer libro, ‘A Lareira da Veiga’

16.12.2020 | 01:08
El escritor vitoriano junto un ejemplar de su libro. Foto: Jorge Muñoz

Vitoria – "Soy vitoriano de nacimiento, he vivido aquí toda mi vida pero es conocido que entre los gallegos existe ese sentimiento de morriña que hace que, en mi caso, las raíces de la familia siempre me hayan tirado mucho", sonríe Mikel Diéguez mientras tiene en mente A Veiga das Meás. La localidad ubicada en Ourense, de hecho, es la gran culpable de la publicación de su primer libro, una compilación de relatos vitales contados por varios de los habitantes del pueblo que le sirven al autor para recorrer el siglo XX y asomarse a diferentes temáticas como la migración, el desarrollo socio-económico o el contrabando.

A lareira da Veiga (Tarqus Editorial) es el título de una obra que de manera oficial se va a presentar este sábado en el Centro Gallego de la capital alavesa. En concreto, para poder acoger al mayor número de personas, se producirán dos citas, tanto a las 17.30 como a las 19.30 horas, siendo el acceso gratuito, aunque es necesario retirar invitación. Para cuando las condiciones lo permitan el próximo año quedará la repetición del acto en tierras gallegas, más allá de que el libro ya se puede conseguir tanto vía online (como en Amazon) como en librerías (Arlekin, en el caso de Vitoria).

Se completa así un camino iniciado hace algo más de diez años. "Me interesaba llevar la tradición oral a lo escrito", sobre todo pensando en que esa transmisión de historias y vivencias no se perdiese "por un corte generacional". Por ello, hace una década hizo una primera entrevista a un vecino del pueblo de unos 80 años "que a pesar de que había vivido allí toda su vida, era una persona muy culta y de mucha lectura, una persona de tradición de izquierdas, con un padre encerrado varias veces durante el franquismo€ me parecía alguien muy interesante como para extraerle información". Pero esas grabaciones se quedaron esperando a que Diéguez encontrarse tiempo. Fue lo que le ofreció el confinamiento iniciado en marzo por la aparición del covid-19. Recuperó aquel material y sumó conversaciones telefónicas con otra quincena de personas, además de diferentes fotografías que también se incluyen en el resultado final.

"Es un pueblo que está al sur de la provincia de Ourense, limita con la zona portuguesa y en tiempos también era un lugar para el contrabando de café, tabaco y productos de primera necesidad. Me interesaba ese aspecto, igual que hablar de la migración tanto a América como a Europa y a zonas como Euskadi y Cataluña, de los exiliados políticos, del desarrollo socio-económico, del interés que despertaba, sobre todo entre los militares alemanes, las minas que había wolframio...", cuestiones que se relatan, a la mitad, en castellano y en gallego. "Pensé que si traducía lo que ellos me contaban se perdía su carácter, las expresiones y la personalidad", así que no quiso intervenir en ese sentido "aunque la decisión me pueda quitar potenciales lectores".

Aún así, tiene claro que el libro "le gusta a la gente mayor porque le recuerda su infancia, pero también es interesante para la gente joven porque puede descubrir cosas que no sabía de nuestro pasado" a través de una obra que es "una inyección de nostalgia y de vida".

La población de A Veiga das Meás y los recuerdos de la posguerra sirven para asomarse a temáticas como la migración o el contrabando

Para respetar la lengua materna de los entrevistados, la mitad del libro está escrita en gallego y la otra en castellano