Mariana Enríquez y Juan Antonio González, Premios de la Crítica

El vizcaíno Unai Elorriaga y el guipuzcoano Pello Otxoteko obtuvieron los galardones en narrativa y poesía en euskera

28.09.2020 | 23:25

madrid – La argentina Mariana Enríquez en narrativa, por Nuestra parte de noche, y Juan Antonio González Iglesias, en poesía, por Jardín Gulbenkian, han ganado los Premios de la Crítica 2019 que otorga anualmente la Asociación Española de Críticos Literarios (AECL).

Enríquez era una de las favoritas de esta edición con una novela de terror con la que ya se había hecho con el Premio Herralde de Novela por esta historia sobre la herencia, el deseo de pervivir, la paternidad, el horror, lo íntimo y lo político. Igualmente, González Iglesias aparecía entre los principales candidatos en la categoría de poesía con este trabajo que parte del Jardín Gulbenkian de Lisboa para recorrer, algunas líneas clásicas: la cultura que ennoblece la naturaleza, el arte como regalo del espíritu, la amistad y la apología de lo sencillo.

Por su parte, el vizcaíno Unai Elorriaga y el guipuzcoano Pello Otxoteko obtuvieron los Premios de la Crítica en euskera en narrativa y en poesía, respectivamente. El primero, por su novela Iturria, y el segundo, por Itsas bizimina.

En catalán los galardonados han sido Jordi Lara, por Sis nits d'agost, en narrativa, y Dolors Miquel, por Ictiosaure, en poesía. En gallego, Berta Dávila, por Carrusel, se ha llevado el de narrativa, y Olga Novo, con Feliz idade, el de poesía.

El jurado, con el presidente de la AECL, Ángel Basanta, a la cabeza, se reunió el pasado domingo para fallar los premios. Junto a Basanta han compuesto el jurado 20 destacados críticos literarios: Fernando Valls, Javier Goñi, Pilar Castro, Araceli Iravedra, José Jurado Morales, José Luis Martín Nogales, Selena Millares, Manuel Ángel Morales Escudero, Francisco Morales Lomas, Ángel Luis Prieto de Paula, Miguel Ángel Márquez Guerrero, Ignacio F. Garmendia, Rafael Núñez Florencio, María Solís Munuera, Xelo Candel, Simona Skrabec, Javier Rojo, Olivia Rodríguez González, Fernando Martínez Laínez y Enrique Turpin.

Estos galardones, que carecen de dotación económica, los concede la AECL desde 1956, año en el que lo recibió Camilo José Cela por La Cátira, y se otorgan a los mejores libros de narrativa y poesía publicados en el Estado el año anterior, tanto en castellano como en gallego, euskera y catalán. La edición de este año debía haberse celebrado en abril en Málaga, acto que fue pospuesto por la crisis del coronavirus.