'Los niños de Hollywood'

La vida de los actores infantiles más famosos del celuloide, en HBO

Describe el coste personal y profesional de la fama y el fracaso. La película también sigue a dos jóvenes aspirantes

15.07.2020 | 01:06
Mara Wilson apareció por primera vez en pantalla en la película 'Señora Doubtfire' a los 6 años de edad.

madrid – La película que estrena hoy HBO ofrece una visión sin tapujos del trabajo de actor infantil en la industria del entretenimiento, un negocio de alto riesgo y alta remuneración. Describe el coste personal y profesional de la fama y el fracaso de un niño. Los que conocen mejor la industria, incluidos varios famosos actores infantiles y dos aspirantes, desgranan sus propias experiencias mientras se reconcilian con las dificultades que han afrontado y los sacrificios que han hecho para alcanzar el éxito en el mundo del espectáculo.

Los niños de Hollywood (Showbiz Kids) está escrito y dirigido por el ex actor infantil Alex Winter (Las alucinantes aventuras de Bill y Ted), que da voz a los puntos de vista de muchos de sus compañeros para explorar las complejidades de crecer bajo la luz de los focos de Hollywood, sin esconder la cara a las verdades más difíciles sobre la industria. El compromiso de Winter de realizar una representación sincera de una industria complicada viene de su propia infancia en el mundo del espectáculo, que comenzó como actor infantil en Broadway a la edad de diez años. "Esta es una historia que he querido contar desde hace muchos años", reconoce Winter. "Habiendo crecido en el negocio, nunca he visto las experiencias de un niño actor –desde los inicios de su carrera hasta la transición a la edad adulta– desde la perspectiva de los involucrados. Me siento honrado de que estos actores tan talentosos me confiaran sus historias personales".

estrellas Poniendo el foco en las experiencias compartidas de prominentes ex estrellas infantiles, Los niños de Hollywood (Showbiz Kids) presenta cantidad de entrevistas íntimas y reveladoras con Henry Thomas, que protagonizó E.T. el extraterrestre a la edad de 11 años; Mara Wilson, que apareció por primera vez en Señora Doubtfire a los 6 años; Todd Bridges, que apareció en la serie Arnold a partir de los 13 de edad; Milla Jovovich, que debutó en la pantalla a los 13 años en Tren nocturno a Katmandú; Evan Rachel Wood, protagonista de Thirteen a los 14 años; el fallecido Cameron Boyce, estrella de Jessie, de Disney Channel, a los 12 años; Jada Pinkett Smith, protagonista de Un mundo diferente y también madre de niños actores; Wil Wheaton, que protagonizó Cuenta conmigo a los 14 y la fallecida Diana Serra Cary (Baby Peggy), que se convirtió en una gran estrella del cine mudo a los 2 años en 1920.

A diferencia de los actores famosos, la película también sigue a dos jóvenes aspirantes: Demi Singleton, una prometedora intérprete adolescente que busca su próximo gran espectáculo de Broadway; y Marc Slater, un joven desconocido de Florida que se mudó a Los Ángeles con su madre para la temporada de pilotos. Los jóvenes actores y sus padres trabajan incansablemente para entrar en un negocio altamente competitivo mientras luchan por equilibrar los castings, el trabajo y mantener una infancia saludable con amigos y familiares. A través de imágenes de películas, clips detrás de las cámaras y audiciones nunca vistas, Showbiz Kids ofrece una visión de cómo es la vida en el set para estos jóvenes profesionales. Los actores discuten los desafíos de navegar por la industria a una edad tan temprana y el longevo efecto que la mirada del público tiene sobre la autoestima y el sentimiento de aislamiento. Muchos también hablan de las complicadas relaciones que tienen con sus padres, las presiones para equilibrar los agotadores horarios de trabajo con una vida más allá de la industria, y la perturbadora prevalencia de abuso y explotación en la industria.

Los niños de Hollywood (Showbiz Kids) abre el telón de Hollywood, destacando el glamour y el encanto de trabajar en la industria del entretenimiento al tiempo que da cabida al retrato de los peajes que el éxito temprano puede acarrear para los jóvenes profesionales.